Directorio es el servicio de Law&Trends para buscar abogados

LawAndTrends



Apuesta por aprovechar el tratado de doble imposición y la excelente relación entre ambos países y subraya que "la realidad social y económica del país hace que no todos los proyectos que podamos concebir desde fuera, puedan ser realmente viables".

 

El socio director de la oficina de Olleros Abogados en Valencia, Ignacio Aparicio, destaca la "posibilidad de canalizar las inversiones europeas en Cuba a través de España, que cuenta con tratado de doble imposición con Cuba y una estupenda relación comercial con dicho país".

  Así lo manifestó Aparicio durante su intervención en la “Mesa Redonda sobre América Latina”, organizada en París por la firma de abogados norteamericana McDermott, Will & Emery y moderada por el director del Latin Desk de la oficina de McDermott, Nicolás Lafont, en la que se trataron aspectos y cuestiones prácticas a la hora de invertir en Brasil, México, Chile y Cuba. En su conferencia, el abogado del Cuban Desk de Olleros Abogados realizó un análisis de las principales reformas realizadas en los dos últimos años por el gobierno de Raúl Castro para atraer la inversión extranjera, actividad que, según indicó, está en auge tras las recientes y progresivas demostraciones de aperturismo comercial de EE UU hacia Cuba.

  Aparicio afirmó que las expectativas generadas para la inversión en la isla "son enormes", si bien este ánimo inversor "debe ser tomado con cautela y visión medio y largoplacista,  dado que el presidente estadounidense, Barack Obama, está apurando sus prerrogativas presidenciales para amortiguar los efectos del bloqueo económico a Cuba impuesto principalmente por la Ley Helms Burton". "No obstante -continuó- aunque el horizonte actual cambiará sustancialmente en el caso y a partir de que dicha ley se derogue, siendo el Congreso Norteamericano quien tendrá pues la última palabra a tal respecto".  En este sentido, la reciente revisión por el Departamento del Tesoro y Comercio de los EEUU de los Reglamentos de Administración de Exportaciones y Control de Activos Cubanos, constituye, a su juicio, "un paso más en la elaborada estrategia del gobierno norteamericano para contribuir a un estado de hechos y de sensibilidad adecuados que probablemente culmine con la derogación de dicha ley en un futuro no muy inmediato".

  Además de tratar  la situación de las relaciones comerciales y diplomáticas con los EEUU, el socio de Olleros Abogados abordó la posibilidad de canalizar las inversiones a través de España, que cuenta con tratado de doble imposición con Cuba y una estupenda relación comercial con dicho país, así como el nuevo régimen de inversión de la Zona Especial de Desarrollo del Mariel (ZEDM), régimen que, según indicó, "está revolucionando el régimen de inversión extranjera en Cuba por los incentivos fiscales y facilidades de tramitación ofertadas por el gobierno cubano respecto al régimen general de la Ley 118, todo ello con el fin de potenciar dicha zona como referente de desarrollo tecnológico y concentración industrial sostenible". 

  "Si bien es cierto que la Oficina de la ZEDM, encargada de administrar el complejo, se encuentra en la actualidad desbordada con el elevado número de proyectos presentados desde un gran número de países, cabe destacar que, frente a este entusiasmo inversor, existen sectores prioritarios de inversión en dicha economía planificada y la realidad social y económica del país hace ver que no todos los proyectos que podamos concebir desde fuera, puedan ser realmente viables", sostuvo Ignacio Aparicio, quien insistió en la conveniencia de ser asistido por quien disponga del conocimiento y experiencia necesarios para valorar su elegibilidad, trabajar en la elaboración previa del proyecto y en su consenso preliminar con las autoridades cubanas, "todo ello previo a su presentación, ya que, dicha fase anterior es, de hecho, más importante que la tramitación del proyecto mismo".

 




No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad