Navas & Cusi Galicia Directorio es el servicio de Law&Trends para buscar abogados

LawAndTrends



La última mesa del Congreso de Derechos Humanos estuvo protagonizada por Cristina Sánchez Muñoz, doctora en Derecho y directora del Instituto Universitario de Estudios de la Mujer de la Universidad Autónoma de Madrid, que, presentada por Carles McCragh, vicepresidente de la Fundación Abogacía Española, habló sobre la historia del feminismo y sus retos de futuro.

Según señaló, es importante conocer el pasado, porque para el feminismo es “fundamental el tema de las genealogías. No somos huérfanas, sino que somos eslabones de una cadena creada mucho antes que nosotras, desde donde se transmite un legado”.

Para Cristina Muñoz, el feminismo “tiene la tarea de deconstruir un conocimiento heredado donde se ha hurtado la presencia de las mujeres”.

Durante su exposición, realizó un repaso por las agendas de los diferentes tipos de feminismo. Para ella, la agenda liberal tiene como reto la democracia paritaria, mientras que la agenda socialista mantiene entre sus objetivos acabar con la brecha salarial, igualar las prestaciones sociales y acabar con la doble jornada que aún siguen ejerciendo muchas mujeres (en sus trabajos y en sus hogares). Por su parte la agenda radical persigue la liberación afectiva, sexual y reproductiva y denunciar las violencias que existen contra las mujeres.

En general para la ponente existen cuatro retos fundamentales de futuro para el feminismo: el desarrollo sostenible, cumpliendo con los objetivos de la Agenda 2030; repensar la tarea de los cuidados, lo que implica también “una revisión de la masculinidad: no nos toca solo a nosotras”, a pesar de que “los hombres no se han incluido en esta tarea, sino que se han sustituido a unas mujeres por otras”; la paz y la seguridad desde una perspectiva de género, en conflictos armados y acabar con la violencia política contra las mujeres y niñas, lo que incluye las violaciones como arma de guerra.

Según explicó Cristina Muñoz, estos retos “nos ponen sobre la pista de otro feminismo, heredero de éste, que es el feminismo supranacional”, que a través de campañas y de otras actividades, “muestra su relevancia y presencia cada vez mayor, poniendo en su agenda a los organismos internacionales”.

Finalmente, preguntada sobre ciertos movimientos en las redes sociales contrarios al feminismo, consideró que esto sucede porque aún no se ha producido una normalización, y abogó por conseguir que ésta sea una realidad, “al igual que ocurre con cualquier otra corriente de pensamiento”

Ver noticia en Abogacía




No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad