El resultado es la plataforma de subastas online eactivos.com

LawAndTrends



¿Os habéis planteado cuánto sabe Google sobre nosotros? Todos los datos que generamos como comunidad pueden aportar mucho sobre nuestra identidad.

Cada búsqueda que realizamos con Google, la utilización de su red social Google+, cada email que mandamos o recibimos desde Gmail, o lo que hacemos desde el sistema operativo Android, permite a este gigante tecnológico recopilar miles de millones de datos sobre nosotros.

Además, gracias a la geolocalización y a nuestra IP, y a la vinculación entre todas nuestras cuentas con distintos dispositivos, Google puede ubicarnos en un punto exacto del planeta; por eso, por ejemplo, cuando utilizamos el buscador en España, nos redirecciona al dominio .es (google.es).

Curioso es que si hemos iniciado sesión en Google en dos dispositivos distintos (por ejemplo, en el ordenador y en el smartphone), entre ellos intercambian información, de forma que es posible que el servicio de búsqueda muestre tu ubicación de navegación tanto por la IP de la conexión del PC, como por la del GPS de tu móvil,  tal y como se muestra en las imágenes:

google

google

Si te has quedado con ganas de más información sobre cómo nos localiza Google, puedes explorar la sección de ayuda de Google sobre ubicaciones.

Una vez que nos tiene ubicados en España, sólo tiene que poner orden sobre las búsquedas que hemos ido realizando durante todo el año para sacar estadísticas sobre cómo somos los españoles y lo que nos preocupa.

Como recogíamos hace unos días en Twitter, en el portal Google Trends se publican todas estas tendencias de búsqueda. De todo ello se pueden extraer, por ejemplo:

  • Nuestros hábitos de consumo. Según los términos que más crecieron, los españoles en general somos seguidores de programas televisivos.
  • Nuestras preocupaciones políticas y económicas. Entre los más buscados con los términos “¿Qué pasaría si…?” se encuentra en primer lugar: “Qué pasaría si Cataluña se independizara”; y en tercero, “Qué pasaría si Grecia sale del Euro”.
  • Nuestras preocupaciones por la salud: Insomnio, ansiedad, depresión, retención de líquidos, caída del cabello, etc.

Todos estos datos permiten que seamos conscientes de que estamos siendo escuchados constantemente en internet. Pero no sólo es Google quien nos rastrea: Estados, otras personas, organismos u otras organizaciones también están ahí.  Además, no se puede pasar por alto que nosotros mismos somos los primeros que muchas veces vamos dejando huella allá por donde pasamos.

Lo importante de todo ello es que conozcamos cómo funciona internet: que, por ejemplo, cuando vinculamos varias cuentas, estamos cediendo en nuestra privacidad para ganar en tiempo y agilidad en nuestras acciones; o  que cuando usamos un servicio cedemos intimidad para ganar en otro tipo de bien que consideramos valioso.

Todo es cuestión de equilibrios; pero, para ello, debemos saber no sólo el precio de lo que ganamos, sino también el precio de lo que estamos perdiendo. Y cuando no es así, o el equilibrio se pierde, es cuando tenemos el problema.




No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad