Foro Legal & Empresarial sobre Compliance en Panam - eventos moncada

LawAndTrends



  • El Observatorio Jurídico de Legálitas ha detectado un aumento de casos en los que se pide, vía mail, pulsar en enlaces o insertar claves de acceso a cuentas corrientes o de correo electrónico.
  • Los datos recogidos reflejan un aumento de consultas de un 42% en los últimos tres meses y prácticamente se duplican con los registrados en el mismo periodo del año anterior.

Legálitas ha detectado un aumento en el número de consultas que sus clientes han realizado a los abogados, en relación con casos en los que han recibido un email sospechoso, han introducido imprudentemente datos que no debían, han sufrido cargos en sus tarjetas no reconocidos o han perdido el control de su cuenta de correo electrónico.

En datos, se vislumbra un aumento del 42% de casos similares respecto de los últimos 3 meses, concretamente a los registrados en noviembre del pasado año. Si tenemos en cuenta la situación respecto al mes de febrero de 2015, las consultas formuladas por los clientes sobre intentos de robo de identidad se elevaron en un 51%.

La tipología de consultas en relación a este asunto se corresponden, sobre todo, con la solicitud de créditos en nombre de la persona suplantada y pagos realizados con cargo a sus tarjetas, adquiriendo artículos costosos como electrodomésticos o material electrónico.

En el ejemplo real que mostramos, (Imagen de cabecera) se advierte como se pide a un contacto vía mail, pulsar en un enlace que le llevará a una copia de la web de Gmail donde, se pedirá ingresar las claves de acceso a la cuenta para poder descargar el documento.

¿Cómo pueden robarme la identidad?

Robar una identidad es cada día más sencillo puesto que los ciberdelincuentes tienen muchas maneras de conseguirlo:

 Software malintencionado y malware: Es una de las amenazas más habituales y en constante evolución. Se trata de programas maliciosos que se instalan en tus dispositivos electrónicos sin tu consentimiento y cuya finalidad principales robar tu información.

 Utilización de phishing y/o pharming: Se trata de un tipo de amenaza que utiliza la técnica del envío masivo de correos electrónicos, y cuya finalidad principal es engañar al usuario dirigiéndole a una página web falsa en la que ha de introducir sus datos, facilitándole, de esta manera, al ciberdelincuente su información confidencial.

 Ingeniería social. Parte de un engaño al usuario al que sigue la manipulación del mismo. Aunque se puede dar de forma telefónica o a través de internet; actualmente se está popularizando el fraude de las encuestas vinculadas a la posibilidad de ganar una tarjeta regalo valorada en 500 euros, de tiendas de conocidas marcas en las que los usuarios confían. Para poder optar a ese “premio”, el usuario ha de rellenar la encuesta con sus datos personales, por lo que, el ciberdelincuente se hará no sólo con sus datos personales, sino que además, podrá utilizar su número de teléfono para darlo de alta en suscripciones del tipo SMS Premium.

 Colocación de dispositivos ocultos instalados en cajeros automáticos para hacerse con la información de la tarjeta bancaria.

 Intercambio de archivos P2P es también un modo compartir archivos en los que en ocasiones se ponen a disposición de terceros de manera inintencionada documentos con información privada o confidencial a la que puede acceder todo el mundo.

Debemos también tener cuidado con la pérdida o sustracción de nuestra documentación original (la cartera con documentación personal como el DNI, cartas del buzón, extractos bancarios dejados en la basura, etc.)

¿Qué sucede si te roban tu identidad?

Es fundamental tener presente que son muchos los usos que se pueden dar a una identidad robada, y de los que el perjudicado será el primer responsable hasta que se demuestre lo sucedido.

Una vez robada la identidad, los ciberdelincuentes pueden abrir cuentas y líneas de crédito, darse de alta en servicios como múltiples líneas de teléfono, vaciar cuentas de ahorro, proporcionar documentación falsa a delincuentes buscados o cometer delitos utilizando nuestros datos para que nos hagan parecer culpables.

El propio suplantado será a quien se haga responsable en un primer momento y tendrá que demostrar que no fue él o ella quien realizó tales actuaciones, sino alguien suplantando su identidad, algo que en muchas ocasiones no resulta nada fácil, y que puede llevar incluso a la privación de libertad.

Claves para protegerte frente al Robo de Identidad

Desde Legálitas te recordamos una serie de aspectos que es fundamental tener en cuenta para protegerte frente al robo de identidad:

1. Presta atención a los mensajes sospechosos, y sobretodo no respondas a mensajes de correo electrónico que soliciten información financiera personal.

2. No pulses en los enlaces que no conozcas y desconfía de cualquier “chollo”.

3. Si el email procede de un conocido pero detectas contenido extraño (la redacción en muchas ocasiones es mala al ser una traducción automática), cerciórate de la autenticidad del remitente, en ocasiones pueden haber hackeado su correo.

4. Cuando accedas a una web de banca electrónica escribe la dirección del sitio web directamente en la barra de direcciones.

5. Vigila con frecuencia tus cuentas.

6. Asegúrate que los sitios web por los que navegas son seguros (https).

7. Mantén protegido su ordenador con tu antivirus actualizado.




No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad