Directorio es el servicio de Law&Trends para buscar abogados y profesionales jurdicos

LawAndTrends



Tan sólo el año pasado, la inversión desde España hacia paraísos fiscales aumentó un 2000%, se ha invertido 64 veces más en las Islas Caimán que en Alemania.

Mientras que hemos conocido que la Agencia Tributaria y la Fiscalía de la Audiencia Nacional van a actuar de oficio para depurar posibles responsabilidades entre los ciudadanos españoles que aparecen en los llamados “Papeles de Panamá, en respuesta a la investigación que se dio a conocer ayer domingo por  el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ por sus siglas en inglés), y que ha generado tanta expectación, hemos conocido algunas reacciones ante este escándalo financiero.

Es el caso de Susana Ruiz, responsable de Justicia Fiscal de Oxfam Intermón, quien contextualiza el tema en una situación donde las desigualdades son más evidentes. También destaca que el sistema fiscal internacional es un coladero para este tipo de prácticas fraudulentas.

"Este nuevo Panama Leak demuestra que los paraísos fiscales siguen siendo una realidad a la que ni gobiernos ni instituciones internacionales han querido mirar de frente. Si los paraísos fiscales siguen existiendo y llevándose millones y millones, es por la falta de voluntad política, nacional e internacional. Esta nueva filtración nos permite hacernos una idea de cómo funcionan estas turbias prácticas, pero el verdadero escándalo es que muchos de los casos que el ICIJ ha sacado a la luz no son ilegales, sino que se aprovechan de legislaciones débiles e insuficientes. El sistema fiscal internacional sigue siendo un verdadero coladero”.

Para esta jurista es evidente que “ Vivimos en un mundo de abundancia, pero grandes multinacionales y personas ricas se aprovechan de un sistema fiscal internacional débil abusando de los paraísos fiscales para ocultar miles de millones privando así a todos los países, pero sobre todo a los más pobres, de ingresos fiscales que les corresponden. Cada año, los países pobres pierden 170.000 millones de dólares, mientras 400 millones de personas ni siquiera tienen acceso a asistencia sanitaria básica".

Desde su punto de vista la situación global del mundo es más desigual que nunca.“Este no es un juego de suma cero. Sólo ganan unos pocos privilegiados que optan por ocultar sus beneficios y fortunas, y los grandes bancos y empresas que les ayudan. Los millones que se fugan hacia paraísos fiscales son recursos que dinamitan la posibilidad de construir sociedades más justas invirtiendo en políticas sociales. Hacer frente a la crisis de desplazados en Siria costaría este año 9.300 millones de euros. España ni siquiera ha llegado a comprometer los casi 195 millones de euros que le corresponderían. Se anteponen los privilegios de una élite a una vida digna para miles de personas”.

"España tiene ahora que afrontar cómo resolver un nivel de déficit público del 5,2%, casi 25.000 millones de euros que faltan en las arcas públicas para cumplir con los pactos y compromisos con la UE. ¿De dónde saldrán? Hasta ahora, son los ciudadanos los que han tenido que asumir el esfuerzo del reajuste fiscal mientras se ha hecho poco para frenar una hemorragia hacia los paraísos fiscales como aparece de nuevo en este Panama Leak. Tan sólo el año pasado, la inversión desde España hacia paraísos fiscales aumentó un 2000%, se ha invertido 64 veces más en las Islas Caimán que en Alemania.”

 Y advierte que desde  (Oxfam Intermón en España) se quiere  que las personas tengan vidas saludables, seguras y dignas, pero las probabilidades de que esto suceda son cada vez más pequeñas mientras no se ponga coto a los paraísos fiscales. Mientras una minoría privilegiada se aprovecha de las lagunas del sistema fiscal internacional, se recorta en servicios públicos de calidad para la mayoría, o en la atención a la población desplazada en las zonas de conflicto.

 En su opinión, "Todos los Gobiernos, tanto los ricos como los pobres, deben trabajar para acabar con los paraísos fiscales. En España, Oxfam hace un llamamiento a los partidos políticos para que antepongan una ley contra la evasión fiscal como una de las prioridades del nuevo Gobierno. A nivel global, no hay más excusas para la inacción: hay que sancionar a bancos y a otros actores que facilitan la evasión y elusión fiscal y alcanzar un gran consenso internacional que ponga fin a las debilidades de un sistema fiscal internacional en el que el secretismo, la falta de transparencia y la competencia desleal siguen siendo la norma", apunta Ruiz.




No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad