lawandtrends.com

LawAndTrends



Los Smart contracts o contratos inteligentes son unos mecanismos que se usan con la finalidad de prescindir de los intermediarios, con el objetivo de simplificar procesos para ahorrar costes al consumidor.

Los contratos inteligentes se han creado con la finalidad de que se ejecuten y se hagan cumplir por sí mismo a un bajo costo, a diferencia de los contratos escritos en algunas ocasiones no son accesibles a cualquier persona por sus complicaciones y elevados costos.

Los smart contracts son inmutables debido a que están distribuidos por miles de nodos que no permiten la alteración de su contenido, lo que permite obtener un programa que va actuar siempre de la misma forma sin la intervención de un tercero, muy necesario su uso.

El funcionamiento de los contratos inteligentes se hace mediante la cadena de bloques, por lo que a simple vista no requiere de la intervención de las personas para ejecutar o comprobar su cumplimiento.

La importancia de ellos es que permiten a las personas hacer cumplir los contratos reales sin tener que recurrir a un intermediario físico, lo que quiere decir, que no se requiere de un árbitro o un juez para su cumplimiento.

Estos son unos programas en la nube que van actuar siempre de la misma manera, además permite el almacenamiento de información que no puede ser modificada, es el programa más seguro que existe, únicamente falla cuando ha sido mal programado.

Funcionamiento de los Smart contracts

Los Smart contracts son programas informáticos que son programados para que ejecuten automáticamente acuerdos que se hayan establecido entre dos o más partes.

El Funcionamiento de los Smart contracts se ajusta al logro de un término, que puede ser el establecimiento de un día exacto o una condición que es cuando ocurra un hecho determinado, si alguno de estos casos se presenta, el contrato inteligente se ejecuta.

Para que los Smart contracts funcionen no necesitan de una autoridad o un juez que obligue el cumplimiento.

Origen de los SMART CONTRACT

El origen de Smart Contracts, fue en el año 1995 cuando un criptógrafo y jurista llamado Nick Szabo, por primera vez lo mencionó públicamente, en el año 1997, elaboró un documento donde se explicaba detalladamente lo que era los Smart Contracts.

En este documento explicó que los Smart contracts tienen como función los protocolos con interfaces de usuario con la finalidad de asegurar y formalizar las relaciones usando las redes informáticas.

En el documento también explicaba que era una manera de formalizar las relaciones que se realicen en el mundo digital.

A pesar de tener la teoría sobre este tipo de contratos, pero no se podía implementar porque no se contaba con la infraestructura tecnológica, debido a que para ejecutarlos requieren de un sistema financiero que las reconozca de forma digital y transacciones programables.

Fue para el año 2009 que se pudo hacer realidad cuando apareció la tecnología del Bitcoin, llamada la cadena de bloques o blockchain, este tipo de contratos son el protocolo que se necesita con la finalidad de garantizar que las transacciones se hagan de forma correcta con las criptomonedas.

Finalidad de los Smart contracts

La finalidad de los Smart contracts es establecer una obligación que su respaldo es digital, con este se quiere decir, que la obligación debe ser cumplida dentro del medio digital, es la condición para que este contrato exista.

La utilización de este tipo de contratos se está haciendo extensiva a diferentes sectores económicos como es los seguros, la construcción y el farmacéutico.

Legalidad de los Smart contracts

Para los profesionales del derecho la Legalidad de los Smart contracts si existe, debido a que estos pueden ajustarse a los diferentes ordenamientos jurídicos sin ningún tipo de complicación.

Las normas que se aplican a los Smart contracts son las establecidas en el Derecho Internacional Privado, por medio del cual se busca estudiar los factores que influyen en él y poder determinar a cuál jurisdicción nacional es a la que le corresponde su interpretación.

De acuerdo con estudios de expertos no se requiere de una nueva regulación para determinar la legalidad de los Smart contracts, estos pueden ser tomado como la aplicación de una forma diferentes de los Contratos Tradicionales.

La legalidad de los Smart contract, también puede ser determinada por lo que las propias partes decidan y regirse por lo que dispongan dentro del Contrato.

Elementos que forman los Smart contract

Los Elementos que forman los Smart contract son necesarios para que puedan ser aplicados correctamente, estos son penalidades por incumplimiento, verificación de los elementos y la inclusión de una verificación que se haga de forma automática para el cumplimiento.

Usos de los Smart contracts

Los contratos inteligentes se pueden utilizar en casi todas las cosas, seguidamente se presentan algunos de los usos que se le pueden dar:

Servicios financieros

Los servicios financieros utilizan los Smart contracts, en lo siguiente:

Préstamos: cuando la persona que contrata un préstamo y no hace el pago en el tiempo establecido, el contrato sería ejecutado con la finalidad de retirarle las garantías.

Liquidación de operaciones: estos contratos realizan el cálculo de los importes de liquidación y transfiere fondos de forma automática.

Pagos de bonos y cupones: estos contratos realizan el cálculo y pagan de forma automática, de acuerdo con los periodos establecidos los cupones y devuelve el capital en lo que se venden los bonos.

Microseguros: estos contratos hacen cálculos y transfieren micropagos basándose en los datos de uso que tenga un dispositivo que se encuentre conectado a Internet.

Depósito en garantía en el registro de la propiedad: estos contratos controlan la información externa a la cadena de bloques y cuando se hace la transferencia de la propiedad que tenga un vendedor a un comprador, de manera automática el contrato ingresa los fondos al vendedor.

Herencias: cuando este contrato comprueba el fallecimiento de la persona, este de forma automática realiza la repartición de las propiedades y las distribuye entre los herederos.

Automatización de donaciones y pagos: pueden establecerse donaciones o pagos puntuales o periódicos a entidades o personas, la única función de los contratos es verificar el cumplimiento de las reglas para que se haga de forma automática la donación.

Servicios de salud 

Expedientes médicos electrónicos: este tipo de contratos permite los accesos y las transferencias a las historias médicas, después de ser aprobadas las diferentes firmas entre médicos y pacientes.

Acceso a los datos sanitarios de la población: se le otorga a las organizaciones de investigación sanitaria el acceso a una información sanitaria personal determinada, por esto se usan los contratos, para que se hagan micropagos de forma automática al paciente en respuesta a su participación.

Seguimiento a la salud personal: se hace un seguimiento a las acciones relacionadas con la salud de los pacientes mediante de dispositivos conectados a Internet, en estos se usan los contratos para producir de forma automática recompensas de acuerdo de hechos específicos.

Servicios de propiedad intelectual

Distribución de royalties: este contrato se usa para calcular y distribuir los pagos de royalties a las partes asociadas y los a artistas de acuerdo con los términos acordados.

Servicios energéticos

Estaciones autónomas de recarga para coches eléctricos: el contrato se utiliza con la finalidad de procesar un depósito, autoriza la estación de recarga y reintegrar los fondos sobrantes una vez terminado el proceso.

Servicios del sector público

Votación: este contrato puede ser usado en una votación a nivel de encuesta y a nivel estatal, permite validar el criterio de los votantes, hace el registro del voto en la cadena de bloques y comienza determinadas acciones como resultado del voto de la mayoría.

Apuestas: se pueden hacer apuesta a través de un Smart contracts estableciendo condiciones concretas y no se va a requerir de un tercero y será totalmente seguro.

Propiedades inteligentes: cualquier objeto que se puedan conectar a Internet son considerados propiedades inteligentes y pueden ser gestionados con Smart contracts para que puedan ser alquilados o vendidos de manera automatizada.

Ventajas de los Smart contracts

Las ventajas de los Smart contracts, son muchas algunas de ellas son las siguientes:

Los costes de estos contratos son menores debido a que no depende de un tercero, y por tener menos intervención humana estos resultan ser más bajos.

Los Smart contracts son autónomos porque no requieren de la intervención de intermediarios, estos se dan entre una o varias personas o algún ente legal, estos no necesitan de alguien que lo valide.

Estos contratos son confiables debido a que van directos a la cadena de bloques, lo que hace que esté encriptado, solo tienen acceso a él las personas implicadas y permite que las personas interactúen entre las personas que no se conocen entre sí, sin que exista riesgo de estafa.




No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad