lawandtrends.com

LawAndTrends



La creación del dinero no proviene de un ente todopoderoso – Estados- sino de la actividad que agrega valor a la sociedad realizado por la gente, el trabajo y la creación de bienes o servicios.

Los mortales que no somos economistas, ni banqueros ni financieros, ni tenemos nada que ver con el mundo de los Bróker, normalmente cuando pensamos en el dinero, suelen ser pensamientos recurrentes y sencillos de toda economía doméstica: cuanto gano, que gastos tengo, cuanto me queda para ropa y si podré ir de vacaciones y donde, una vez que haya pagado todas mis facturas.

Todos fantaseamos con la idea de que nos tocara una primitiva millonaria algún día y como mucho manejamos alguna App de contabilidad financiera de nuestro patrimonio casero.

Pero en realidad nadie se plantea habitualmente, ¿qué es el dinero y cómo se crea éste? El dinero es todo activo o bien generalmente aceptado como medio de pago por los agentes económicos para sus intercambios, según nos explica la plataforma de BBVA.

Si seguimos leyendo la entrada de BBVA, nos aclara que el dinero actual, los billetes y monedas que usamos todos los días, no tienen valor de cambio respecto al oro, es decir, desde que se abandonó el patrón oro allá por los años 70, el dinero mundial circulante y el que se crea es dinero fiduciario o dinero Fiat.

El dinero FIAT o de curso legal, es aquel que se encuentra en circulación en el tráfico mercantil autorizado por los Bancos Centrales de cada país, mientras que el dinero Fiduciario es una promesa de valor, su circulación se basa en la confianza en el instituto emisor, respaldado por los gobiernos y sistema financieros de cada país.

Pero también existen otros tipos, como el dinero bancario, que se refiere al dinero contable de los depósitos bancarios. O también el llamado dinero electrónico que solamente existe en el ámbito de los apuntes electrónicos, como el pago con tarjetas de crédito y ahora el propio pago con los terminales móviles.

Y, por último, el dinero virtual autorregulado basado en algoritmos matemáticos y que no está respaldado por ningún tipo de banco central y se conoce como Criptomonedas o monedas virtuales (altcoin), siendo la primera y más conocida el Bitcoin. No se conoce la identidad del creador de esta nueva economía. Nació de un programa informático subido a Internet por uno o varios informáticos, utilizando el nombre de Satoshi Nakamoto, el 04 de enero de 2009. En su creación utilizaron la nueva tecnología Blockchain1 (cadena de bloques) y sistemas matemáticos de encriptación, dotándola de la más alta seguridad.

Lo que nos interesa en este análisis es la tecnología Blockchain usada para crear el Bitcoin y el efecto de descentralización y autorregulación de la nueva Criptoecomomía.

Y es que, en Phi Economy se utilizan los conceptos de Blockchain, proporción de PHI2 en los algoritmos y prueba de trabajo, para crear un nuevo marco teórico para una economía inclusiva y sostenible, con el objetivo de monetizar los ODS (objetivos de desarrollo sostenible) de la Agenda 2030 de la O.N.U.

Para que todo el mundo lo entienda, este modelo económico se basa en tres pilares indispensables:

  1. Teoría del Valor. A diferencia del dinero Fiat, en este modelo económico el valor de las criptomonedas se establece previamente, a través de la aceptación de una comunidad de un propósito común y global. Ej. Cualquiera de los 17 ODS de la Agenda 2030; (erradicar la pobreza del mundo o la igualdad de género).
  2. Uso de la tecnología Blockchain, por las grandes ventajas que aporta en la descentralización y el intercambio P2P, sin control de ninguna autoridad ni banco central. Podrían utilizarse plataformas públicas o privadas indistintamente.
  3. La aceptación de ese Valor Social y humano por una Comunidad Global, que valida a su vez el propio valor de la criptodivisa.

A su vez, la falta de regulación en este momento crea un gran desasosiego entre la población, sin embargo, este problema no es insuperable. Para que este tipo de proyectos tengan una proyección real y puedan llegar a desarrollarse, el ámbito digital crea unos principios que debe cumplir todo proyecto y que son:

  1. Aportar SEGURIDAD. Proactividad y Transparencia en el cumplimiento de las normas sectoriales que les afectan a este tipo de Start Up.
  2. Crear un VALOR inexistente en la sociedad y que es constatable y disruptivo.
  3. Ofrecer CONFIANZA para que la Comunidad acepte y adopte el uso de la nueva divisa virtual.

El valor está íntimamente relacionado con aquello que se va a ofrecer a la sociedad y que hasta el momento no existía, aportando innovación desde la creatividad (disrupción), en algún sector que es beneficioso para la sociedad global. En nuestro caso se trata de Valor Social y Humano puesto que va asociado al bien común.

Mientras que la confianza está intrínsecamente ligada a la seguridad que aporta la propia tecnología. El Blockchain hoy es la tecnología más segura que existe, y a su vez aporta descentralización y autorregulación. En los diez años de su existencia no ha sido hackeado nunca y jamás ha dado un fallo. Las brechas de seguridad de bitcoin han sido por fallos colaterales o humanos.

Vivimos un momento en el que el desempleo va en aumento, la pensiones no las garantizan los gobiernos, los empleos que se ofrecen son cada día más precarios y a esto hay que sumarle la eclosión de la Robótica, la Inteligencia Artificial, etc. de la IV Revolución Industria de la mano de las tecnologías exponenciales (QBRAIN)3, la cual está transformando el mundo laboral. Los mercados relacionados con el trabajo dan signos de agotamiento.

La ecuación: empresa/muchos trabajadores y el denominado “capital humano” está en vías de extinción de los mercados.  No hay más empresas que emplean a personas, sino personas que se ocupan de tareas en plataformas automatizadas para la realización de tareas de esa “empresa” en la cual se ponen de acuerdo y se crea bienes o servicios; lo que deja sin sentido el “mercado laboral” donde todos se ofrecen y demandan como “productos” –empresas y seres humanos-. El modelo de empresa es antiguo, no es eficiente para todo lo nuevo e innovador que llega y que tenemos que emprender y reaprender como Sociedad Global.

En Phi Economy no existe propiedad de una empresa, sino un “espacio” o “lugar virtual” donde la gente realiza las actividades necesarias para el desarrollo de ese “propósito” deseado. Por ello, los participantes reciben una recompensa por la utilización de su tiempo en alcanzar ese “objetivo” común, recibiendo un dinero para poder utilizar en su vida diaria en otros productos o servicios que todavía no acceden a generarse a través de esta nueva “lógica”.

En este modelo económico se tiene en cuenta que el paro aporta tiempo libre a las personas, que podrá ser empleado es estas plataformas colaborativas; a su vez, para aquellos con sueldos precarios, la recompensa económica viene a complementar su remuneración hasta un nivel digno para vivir feliz.

Estamos ante la posibilidad de crear una “Economía innovadora”, como nunca antes hemos visto. Según Alejandro Sewrjugin su fundador, es una Economía que no se basa en un mercado de bienes y servicios, con POCOS controlando y MUCHOS empleados. Hablamos de una nueva Economía que se basa en la generación de plataformas colaborativas donde la gente puede sumarse con su saber/interés o aquello en lo que “la hace feliz”, para ayudar a conseguir los propósitos que la comunidad se haya propuesto. Es la flexibilidad más amplia que puede generar una sociedad en cuanto a rotación de gente en los “problemas” de la sociedad. Todos pensando en qué problema hay y generando “plataformas de solución” a cada uno.

Es necesario para ello aportar plataformas sencillas desde la perspectiva de usabilidad y sin grandes complicaciones técnicas, para que la comunidad global pueda ir sumándose de forma libre, “pues no hay regulaciones, ni prohibiciones, ni barreras de entrada. No hay fronteras para la colaboración entre los ciudadanos globales. Hay libre circulación de ideas. Se frenaría la necesidad de emigrar por “oportunidades de trabajo” o por “necesidades económicas”.

Economía PHI permite visibilizar una serie de actividades que generan valor, y que se torna importante y urgente hacer a escala global, como son los 17 objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 del Milenio, que son:

  1. Poner fin a la pobreza en todas sus formas en todo el mundo.
  2. Poner fin al hambre, lograr la seguridad alimentaria y la mejora de la nutrición y promover la agricultura sostenible.
  3. Garantizar una vida sana y promover el bienestar para todos en todas las edades.
  4. Garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad y promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todos.
  5. Lograr la igualdad entre los géneros y el empoderamiento de todas las mujeres y niñas
  6. Garantizar la disponibilidad de agua y su ordenación sostenible y el saneamiento para todos.
  7. Garantizar el acceso a una energía asequible, segura, sostenible y moderna para todos.
  8. Promover el crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible, el empleo pleno y productivo y el trabajo decente para todos.
  9. Construir infraestructura resiliente, promover la industrialización inclusiva y sostenible y fomentar la innovación.
  10. Reducir la desigualdad en y entre los países.
  11. Lograr que las ciudades y los asentamientos humanos sean inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles.
  12. Garantizar modalidades de consumo y producción sostenibles.
  13. Adoptar medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus efectos (tomando nota de los acuerdos celebrados en el foro de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático).
  14. Conservar y utilizar en forma sostenible los océanos, los mares y los recursos marinos para el desarrollo sostenible.
  15. Proteger, restablecer y promover el uso sostenible de los ecosistemas terrestres, efectuar una ordenación sostenible de los bosques, luchar contra la desertificación, detener y revertir la degradación de las tierras y poner freno a la pérdida de la diversidad biológica.
  16. Promover sociedades pacíficas e inclusivas para el desarrollo sostenible, facilitar el acceso a la justicia para todos y crear instituciones eficaces, responsables e inclusivas a todos los niveles.
  17. Fortalecer los medios de ejecución y revitalizar la alianza mundial para el desarrollo sostenible.

“Se generaría una economía de la abundancia. Cada uno tiene, aquí, la posibilidad de ocupar su tiempo en aquello que lo complementa como Ser”. Este modelo Llega aportando soluciones al desempleo, a la precariedad y por tanto también sería solución al grave problema de las pensiones.

En la actualidad encontramos como ejemplo de casos reales de economía de los propósitos, una criptomoneda creada en la Universidad de Stanford (EEUU), llamada Curecoin, creada con el propósito de curar enfermedades como el Cáncer o el Alzheimer y otro ejemplo ha surgido en Argentina con la intención de poner en valor la Energía fotovoltaica, creando la criptodivisa Solarcoin. Una apuesta por las energías renovables y sostenibles.

Notas:

1 Blockchain. En el Blog XATAKA especializado en Tecnología lo explican así: “es una base de datos distribuida y segura (gracias al cifrado) que se puede aplicar a todo tipo de transacciones que no tienen por qué ser necesariamente económicas.

Esa cadena de bloques tiene un requisito importante: debe haber varios usuarios (nodos) que se encarguen de verificar esas transacciones para validarlas y que así el bloque correspondiente a esa transacción (en cada bloque hay un gran número de transacciones que eso sí, es variable) se registre en ese gigantesco libro de cuentas.”

2 Proporción de PHI (Fi). Según los Principios esenciales de Economía Phi, Alejandro Sewrjugin (Buenos Aires), 2017. Otra manera de emitir dinero que plantea Economía PHI, es la posibilidad de “atar” dicha generación, a la necesidad social de la Comunidad. Esto significa, crear una moneda digital que “estabilice” o “calibre” este nuevo sistema. Que se vea representada por la falta de recursos dinerarios de cada individuo, para alcanzar un nivel estándar de vida –asimilable a lo que hoy se discute como “Ingreso Básico Universal”-. Y esto yendo a la Base de la pirámide “social” o “económica”.

Por otro lado, y en el punto extremo de la pirámide -esto es, en su pico-, la prueba de innovación estará dada por la generación de un valor por sobre el nivel mayor de la pirámide social, que derramará en cantidades iguales en el resto de los miembros que están en la base de la misma. La implementación práctica de esto nos remite a la utilización de una proporción natural (“PHI” o también llamada “proporción áurea o dorada”) para medir y mantener equilibrado el funcionamiento de este cuerpo u “organismo global económico”. Cuando el que está al tope de la Pirámide de Ingresos, logra un avance “dinerario” o de “ingresos” que supera en PHI (1,61803…) al nivel del Ingreso Básico Universal, este último valor es actualizado de forma automática para mantenerlo equilibrado en dicha proporción con el ingreso máximo superior. De esta manera, no se incrementa la emisión monetaria, pero sí se mantiene “actualizado” el valor del ingreso universal en base a los “avances de la Sociedad”.

3 Tecnologías Exponenciales (QBRAIN). Nos referimos a las nuevas tecnologías de crecimiento exponencial y que están convergiendo: Computación Cuántica, Big Data, Robótica, Inteligencia Artificial e Internet de las Cosas, junto al propio Blockchain.

Tomás Prieto es Embajador de la Economía Phi en España

¿Te ha gustado este artículo?

SUSCRÍBETE A NUESTRA NUEVA NEWSLETTER

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

 
 



No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad