lawandtrends.com

LawAndTrends



Organización de las Naciones Unidas

A quien corresponda,

 

Desde Economía PHI. un movimiento global descentralizado que impulsa los principios de una Economía basada en Propósitosbajo una Perspectiva Humana; con el objetivo de poder alcanzar los Objetivos del Desarrollo Sostenible en su Agenda 2030, respondemos al llamamiento que desde su organización, Naciones Unidas, se ha hecho en aportar ideas innovadoras para poder enfrentar así la crisis mundial -tanto sanitaria como económica- que está produciendo la expansión del virus COVID-19 a lo ancho y largo de nuestro querido planeta.

A tales efectos, pasamos a describir una solución que permita avanzar rápidamente en detener el contagio del virus a escala global, al mismo tiempo que nos permita paliar los efectos económicos en las personas más necesitadas -que supera en muchos países a más del 50% de su población, quienes sufren desde el mismo día uno por un confinamiento sugerido u obligatorio, para poder proveerse de lo mínimo indispensable para subsistir- y producir, como 3er objetivo de valor, un shock de confianza a las economías de cada uno de nuestros países.

Proponemos utilizar los como sujetos de emisión por única vez y mientras dure la pandemia global generada por el virus COVID-19 -también conocido como CoronaVirus-, pero que NO INCLUYA los intereses (SDRi) a ser pagados a los países que integran su canasta de monedas. El objetivo es que funcione como instrumento similar a una moneda global -pero ya no como concepto de deuda-, sino CUYO PROPOSITO de EMISION, su motor sea CUMPLIR con la CUARENTENA necesaria de cada uno/a de los/as ciudadano/as del mundo.

Es decir que, aquellos países que declaren una cuarentena obligatoria dentro de sus fronteras -y que generará una atenuación rápida en su curva epidemiológica, como ya fue demostrado en varios estudios y reportes internacionales- tendrán DERECHO a recibir estos SDRs mientras ella dure, y que les permitirán hacer una EMISIÓN de sus monedas locales bajo un RESPALDO GLOBAL de las principales economías mundiales y la ONU. Uno de los factores fundamentales para frenar esta epidemia, y para poder detener rápidamente otras en el futuro es la EQUIDAD -como plantean ya muchos profesionales de la salud que trabajan en la Organización Mundial de la Salud-. Esa equidad es necesaria tanto en la relación entre naciones, como así también intra-nación. Este puede ser un mecanismo que permita ir alcanzándola de manera paulatina.

Cada país DESTINARA mediante una "prueba/s de trabajo" a definir -podrá hallar su definición y opciones disponibles que incluimos a modo de ejemplo al final de este documento- una DISTRIBUCIÓN DIARIA a aquellos/as ciudadanos/as que cumplen con este objetivo global -y/o otros tipos de comportamiento que se puedan definir y que ayuden a sobrellevar y salir de esta crisis- mediante un depósito/emisión diaria de su moneda en las cuentas corrientes/cajas de ahorro de cada ciudadano/a, proceso el cual podrá ser fácilmente auditable por cualquier país miembro o su organización ya que la confianza a generarse, dependerá del cumplimiento de todos y cada uno de los participantes; y/o a tarjetas para aquellas personas que se mueven en la informalidad, no estando bancarizadas-. Esto permitirá también incorporar un elemento de confianza -como ya fue mencionado- dentro de las economías de cada país, para permitir sostener la credibilidad en su economía y su despegue posterior, dando un manto de certidumbre en el respaldo económico que tiene cada nación.

Basamos esta propuesta en una nueva concepción económica que hemos desarrollado y venimos impulsando desde Economía PHI acerca de la VERDADERA NATURALEZA del DINERO; que permite crear una nueva esfera de valor que incentive -tanto a empresas como particulares- a enfocarse en crear ocupaciones y procesos que RESUELVAN PROBLEMAS o cumplan en ALCANZAR OBJETIVOS en común y de ESCALA GLOBAL, de forma rápida y susceptibles de un crecimiento en su cumplimiento con curvas exponenciales; como son los Objetivos del Desarrollo Sostenible que vuestra organización impulsa desde hace años. Seguir emitiendo el  DINERO como una deuda que fomente la producción de bienes y servicios de mercado ha dejado de tener el impacto virtuoso que quizás poseía cincuenta, sesenta o cien años atrás. Hoy las necesidades mundiales son muy distintas y urgentes, y el empezar a utilizar un mecanismo como el que describimos, donde el dinero funciona como un "certificado" de la realización de un esfuerzo humano -de cada ciudadano/a del mundo que decida participar en cada proceso de valor- para alcanzar un objetivo en común, o resolver un problema/crisis de efectos globales; se torna algo ineludible para poder encontrar esas soluciones tan ansiadas. La rápida comprensión de este concepto nos permitirá enfrentar estos desafíos globales con mayores posibilidades de éxito, mediante la creación de esta nueva esfera de valor monetizable. Y será gracias a transformar un proceso que hoy no se está practicando de la forma correcta -emisión monetaria- que no sólo no necesitamos que siga funcionando de esa forma, sino que también es urgente modificar, ya que reproduce comportamientos a escala global, que no hacen más que profundizar los problemas actuales. Este mecanismo que hemos ideado permite que el mercado siga funcionando de la misma manera, pero aumenta las chances exponencialmente de poder corregir sus desequilibrios -tanto en el reparto de la riqueza generada, como en sus efectos colaterales para otras formas de vida y el planeta-.

Para comprender de forma cabal lo dicho precedentemente, puede Ud. pensar en el valor económico que tendría, por ejemplo, hacer retroceder los procesos que producen hoy el cambio climático. No sólo imaginar cuántas vidas podrían salvarse, sino también el impacto de índole económica que ello podría tener para la Humanidad. Sin ninguna duda, dichas cifras serían incuantificables y/o superarían largamente varias o decenas de TRILLONES de dólares/euros. Por lo tanto, es necesario incorporar a nuestras mentes, que hay hechos de valor -pre-existentes- que hoy existen por fuera de una lógica de mercado -es decir, que no pueden ser tratados como bienes y servicios a ser comprados o vendidos- y que poseen un valor muy superior al proceso actual de emitir dinero, cuyo objetivo es impulsar la aparición de nuevas empresas y puestos de trabajo relacionados, que produzcan, por ejemplo, un teléfono móvil con capacidades más potentes, una nueva agencia de marketing o cualquier otro emprendimiento mercantil.

Esta es la manera en que podemos empezar a rediseñar nuestro sistema socio-económico, conectando dos mundos que hoy se encuentran desconectados: la esfera de valor humano, social, ambiental y global, con la esfera de mercado -sin quebrar la lógica de esta última, sino más bien potenciándola y mejorándola para generar objetivos globales en común-.

Creemos que son momentos para no ser tibios. El Coronavirus, de forma indirecta, nos está brindando una gran oportunidad, para intentar e implementar soluciones innovadoras que nos permitan aunar esfuerzos de forma GLOBAL y poder así resolver una crisis humanitaria de estas características. Pero al mismo tiempo, probar nuevos procesos que proporcionen una forma cierta de poder re-pensar nuestro sistema socio-económico global que está demostrando su agotamiento y creando nuevas crisis globales de forma recurrente y concurrentes, de muy difícil resolución al seguir utilizando los mismos mecanismos que han ayudado a generarlas.

Ponemos nuestro equipo de Economía PHI a su disposición para ayudar en la definición de los procesos que sean necesarios para poder cumplir con las acciones descritas en este documento.

Sin otro particular, saludamos a Ud. muy atte.

Equipo Global de Embajadores/as de Economía PHI.




No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad