Argo Asociados Galicia Directorio es el servicio de Law&Trends para buscar abogados

LawAndTrends



La sentencia señala que los acusados decidieron poner en práctica un plan que consistía en ganarse la confianza de personas en situación de riesgo de exclusión socia y obligarlos a trabajar para ellos “sin abonarles remuneración alguna, alojándoles en habitáculos en condiciones higiénicas lamentables"

La sección segunda de la Audiencia Provincial de A Coruña condena a las cuatro personas juzgadas por el caso de los indigentes, si bien las penas impuestas a las dos mujeres son menores. Uno de los varones acusados ha sido condenado a 36 años de prisión y el otro a 35 y seis meses. En ambos casos se les considera culpables de cuatro delitos de trata de seres humanos y otros cuatro de imposición de tratos degradantes. En cuanto a sus esposas, una de ellas ha sido condenada a un año de prisión por un delito de tenencia ilícita de armas, y la otra a seis meses por imposición de tratos degradantes.

Según la sentencia, los dos acusados varones, puestos de común acuerdo, “decidieron poner en práctica un plan que consistía en ganarse la confianza de personas en situación de riesgo de exclusión social, y que además presentaban limitaciones bien físicas, bien psíquicas, para ofrecerles la posibilidad de colaborar con ellos en una serie de trabajos inicialmente no concretados y con unas condiciones económicas tampoco precisadas”.

Se sostiene en el fallo que, sin embargo, la verdadera finalidad, una vez que los perjudicados habían accedido a acompañarlos, era obligarlos a trabajar para ellos “sin abonarles remuneración alguna, alojándolos en habitáculos en condiciones higiénicas lamentables, persiguiendo además quedarse en su propio beneficio con las pensiones o ayudas públicas que estas personas percibían o pudieran llegar a percibir, maltratándolos no solo física sino también psicológicamente para así imponer su voluntad, logrando de este modo que estas personas, pese a desear poner fin a esta situación, no se atrevieran a hacerlo, por el miedo que sentían hacia ellos”. Para los magistrados, el ambiente de hostigamiento a que estaban sometidas las víctimas “era tal que les impedía tomar decisiones por sí mismas”.




No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad