Navas & Cusi Galicia Directorio es el servicio de Law&Trends para buscar abogados

LawAndTrends



  • Directores de RRHH y abogados laboralistas reunidos en la presentación de una obra sobre globalización y tecnología realizada desde el instituto Internacional Cuatrecasas de Estrategia Legal en RRHH y MaNpowerGroup abordan los resultados de la reforma laboral y el impacto en este entorno de la tecnología
  • “Para el 2020 el 26 por cien del trabajo lo harán robots, que se amortizarán en tan solo un 1,6 por cien su trabajo creciendo su productividad cada cuatro años”, apuntó Del Rey
  • “El balance de la reforma laboral es moderadamente positiva. Es evidente que hay seguir trabajando en mejorar aspectos relacionados con la contratación y negociación colectiva”

Cinco años desde que se pusiera en marcha el primer estudio que realizaron el Instituto Internacional Cuatrecasas de Estrategia Legal en RRHH y MaNpowerGroup, aquel que coincidía con la puesta en marcha de la reforma laboral, se ha presentado otro informe sobre el momento actual, editado por Wolters Kluwer desde la perspectiva de una veintena de directores de rrhh, todos ellos ubicados en grandes compañías quienes analizan el impacto de la reforma laboral y la presencia más activa de la tecnología en las empresas.  

Fueron Salvador del Rey, socio del citado despacho de abogados y Catedrático del Derecho del Trabajo, director de la obra, en colaboración con Raúl Grijalba, uno de los autores y presidente de Manpowergroup, patrocinador de la obra,  flanqueados por Juan Rosell presidente de CEOE, (ver foto) quienes explicaron a los asistentes las conclusiones del mismo. 

La necesidad de un nuevo marco normativo, más claro y proactivo subyace en toda la obra sabiendo que el elemento tecnológico va ser clave en el futuro de muchas empresas.  “Para el 2020 el 26 por cien del trabajo lo harán robots, que se amortizarán en tan solo un 1,6 por cien su trabajo creciendo su productividad cada cuatro años”, apuntó Del Rey. El despido objetivo por no adaptarse a las nuevas tecnologías será a medio plazo un hecho, “estar formado no es solo un derecho sino un deber para el trabajador”, recordó.

Transformación digital del mercado laboral

Expectación notable en la CEOE donde directores de rrhh y abogados laboralistas intercambiaron opiniones y comentarios en el transcurso de la presentación de este anuario que por quinto año consecutivo han puesto en marcha Cuatrecasas desde su Instituto de RRHH y Manpower como patrocinador. Fue Salvador del Rey quien en su exposición explicó los contenidos más interesantes de esta obra que ayudará a las próximas generaciones a entender mejor lo que fue la reforma laboral del 2012 y a sopesar cómo se va a producir la transformación digital en el mercado laboral, un tema que el propio Del Rey lo recordó al final de su ponencia cuando indicó que potencias como EEUU y China estaban invirtiendo muchos millones de dólares en inteligencia artificial y robótica.  “Todavía queda por ver qué papel harán las máquinas en el mercado laboral, pero cualquier legislación futura las deberá de tener en cuenta; recordó.

Salvador del Rey fue la voz de las conclusiones de dicho informe “el balance de la reforma laboral es moderadamente positiva. En el libro se critican los fallos judiciales sobre todo en materia de despidos colectivos, porque no dio tiempo a incluir el cambio de tendencia del Supremo sobre esta materia”. A su juicio, las empresas quieren que se siga avanzando en la reforma laboral, siempre desde un contexto normativo claro necesario para poder entender dicha normativa. “Somos conscientes que la falta de claridad jurídica ha generado muchos conflictos en el terreno laboral. Al mismo tiempo en este escenario que vivimos las normas laborales debe ser más proactivas de lo habitual, de cara a la búsqueda de soluciones de los problemas existentes.  No podemos olvidar que la tecnología es un elemento disruptivo que va a cambiar mucho las relaciones laborales existentes”; destacó.

Sobre cuestiones como la contratación, el socio de Cuatrecasas Goncalves Pereira comentó que habría que ver la fórmula de reducir la contratación temporal, “podría probarse el tope temporal de dos años” incentivar la indefinida “donde es posible que el tiempo de prueba tuviera que ser más largo de cara a que el empresario pudiera comprobar que ese profesional es el adecuado para su firma”.  Nuestro interlocutor recordó que la flexibilidad interna era una de las conquistas de la reforma y que había evitado muchos despidos “y que en ese contexto habría que buscar otras fórmulas, diferentes de las tradicionales de cara al control de las horas de trabajo, máxime cuando ya hay herramientas que permiten el trabajo no presencial”. Dijo. Respecto a la retribución salarial, ahora que las empresas han hecho un esfuerzo importante por incluir el variable en la remuneración de sus profesionales “sería bueno que las normas laborales también se adecuaran a ese nuevo entorno laboral. De esa forma la productividad no estaría nunca en entredicho”.

Otro contenido que aborda el anuario presentado ayer es el coste del despido disciplinario y la necesidad de un cambio en estas cuestiones en las empresas. “Si revisamos las últimas sesenta sentencias, solo 13 son procedentes. Al mismo tiempo, nos consta que el régimen disciplinario en las empresas lleva tiempo sin revisarse”. Del Rey recordó que también la obra aborda la nulidad de los despidos colectivos en nuestro país por parte de los altos tribunales y como “de forma progresiva y a nivel individual puede surgir otra forma de despido por la falta de adaptación del trabajador a su propio puesto de trabajo. Esta es una figura que ya está en nuestro ordenamiento, pero al igual que sucede en otros países, su aplicación es compleja en la práctica”, destacó.

Estabilizar el empleo

En su turno de palabra, Raúl Grijalba, presidente de Manpower destacó la colaboración de su firma con el despacho Cuatrecasas a través del citado Instituto de RRHH y como desde hace tres años con un 70 por cien de empresas ubicadas en el sector servicio se estaba generando empleo con apenas un 1 por cien del PIB  “ Lo ideal sería poder mantener estos ratios de crecimiento en los próximos años, ello supondría que la economía crece y también la confianza de los empresarios para contratar”, destacó. También recordó que gracias a la citada reforma laboral del 2012 se habían mantenido 900.000 empleos que de otra forma se hubieran perdido. “Ahora ha llegado el concepto de flexiseguridad, elemento interno interesante para muchas empresas, sobre todo por el entorno en el que nos movemos”, recordó.

Desde su punto de vista es fundamental encontrar el momento para suscribir entre todos los interlocutores sociales un Pacto por la Empleabilidad “que ofrezca un trabajo digno a los más de 5 millones de trabajadores en desempleo”. Y apuntó, como luego lo hiciera el propio Juan Rosell al cerrar este acto que con un PIB del 2,5 por cien se podría pensar en crear empleo por encima de los 400.000 contratos anuales. “La reforma laboral ha cambiado el mercado laboral y las normas de juego y es fundamental darse cuenta de ello y dotarse de normas que apoyen la empleabilidad.  En ese Plan de Empleabilidad tendría  prioridad los 2,5 millones de parados de largo duración, de los que 800.000 son jóvenes menores de 30 años a los que habrá que formar y reciclar convenientemente”. También señaló la necesidad de orientar las políticas activas de empleo que no han funcionado y darse cuenta que “la tecnología en el mercado laboral cada vez es más importante. Los trabajadores no deben quedarse al margen de la transformación digital”; subrayó.




No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad