lawandtrends.com

LawAndTrends



Las nuevas tecnologías han permitido a las empresas llevar mayor control de la actividad de los empleados, más allá de las paredes de  la oficina. Un comentario en Facebook, un mensaje en WhatsApp o una foto en Instagram que no correspondan con los valores corporativos y el uso personal de las redes se confunda pueden ser motivos suficientes para que se produzca un despido procedente. Analizamos algunos aspectos concretos en este artículo.



LEER NOTICIA COMPLETA.



No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad