Directorio es el servicio de Law&Trends para buscar abogados y profesionales jurdicos

LawAndTrends



¡¡¡Vivos!!! ¡¡¡Los muertos os llaman!!!

¡Eh!, ¡Presidente, Ministro y Ministrín!, parece que os ha sentado mal la llamada del otro día en la que denunciábamos vuestro comportamiento, y habéis considerado que lo mejor que podéis hacer es venir a fastidiar a los muertos para que no os molesten más con sus llamadas. ¡Pues estáis listos!

Veréis, ¡carguitos!, vivos, vuestra maniobra del otro día de enviar una manada de turistas mal educados de excursión al cementerio, además de inútil, es estúpida. 

Llenasteis el cementerio de una combinación de gritones, curiosos, faltosos… turistas, que invadieron el camposanto con sus cámaras de fotos, móviles, llamadas, pisadas…, y se dedicaron a manosear las tumbas de una forma grotesca, sin respetar lo más mínimo el silencio que debe imperar en un lugar tan especial. Y los muertos estamos seguros que lo hicisteis con el único fin de perturbarnos para que no os llamemos más, ni hagamos más denuncias de vuestras tropelías. 

Y os digo que la maniobra es estúpida porque demuestra vuestra cortedad mental, que nos hace comprender el porqué de vuestros actos estúpidos que denunciábamos en la llamada anterior. ¡Cómo si los muertos pudiéramos ser amenazados, presionados o torpedeados! ¡Estamos muertos!

Y añado que también es inútil porque el cementerio de los muertos, el nuestro, no es el cementerio de los vivos, al que fuisteis, al que tenéis acceso. El nuestro sólo es accesible a los muertos, y para que pudierais llegar con vuestras excursiones, sería imprescindible que hubierais muerto.

En fin, ¡carguitos!, que no. Seguiremos llamando desde nuestro cementerio y ni todo el poder del mundo de los vivos podrá acabar con nuestras llamadas.

Porque…, una vez muertos, ¡SOMOS LIBRES!




No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad