ILP Abogados Directorio es el servicio de Law&Trends para buscar abogados

LawAndTrends



  • Hace 20 años el 80% valor de una compañía lo componían los elementos tangibles, hoy en día estos solo suponen el 20%

La gestión empresarial ha evolucionado de forma exponencial en los últimos años, solo tenemos que ver cuál es el peso de los elementos tangibles en el valor de una compañía para darnos cuenta de ello.

¿Si los elementos tangibles tienen tan poco peso, que es lo que realmente vale en una empresa?

Está claro que son los elementos intangibles los que suponen el mayor activo en este momento. Los definimos como aquellos activos que no tienen soporte físico lo que hace muy complejas su identificación y valoración.  La marca, la reputación, la tecnología, las patentes y sobre todo las capacidades, habilidades, motivaciones y compromiso de las Personas constituyen los más importantes. Ejemplos de empresas como Microsoft, Google, Apple, Amazon y Facebook lo acreditan con suficiencia.

Si nos centramos en las Personas, como uno de los más importantes, en primer lugar, es necesario que los líderes empresariales comiencen a realizar cambios en los respectivos departamentos de Dirección de Personas para que los responsables de estos tengan papeles relevantes en los equipos de dirección, ya que actualmente suelen ser secundarios.

En segundo lugar, debemos pasar de la dirección por objetivos a la dirección por misiones, si bien la primera ha sido muy importante en la gestión de los últimos años, es insuficiente para abordar las nuevas exigencias del mercado. La dirección por misiones permitirá lograr que las personas encuentren en su trabajo, además de un medio para ganarse la vida, un verdadero sentido de contribución y realización personal. Alinear la misión empresarial con la de todos sus empleados es la mejor forma para conseguir su compromiso y este es uno de los factores fundamentales para el desarrollo del talento.

En tercer lugar, realizar la transformación digital que nos permita la medición de los intangibles, nos aporte tecnología democrática y nos facilite la conectividad con todos los usuarios con los que interactuamos.

En el libro Funky Business de los suecos Ridderstrale y Nordstom, cuya lectura recomiendo, nos dicen: “Vivimos en la sociedad del exceso, con un exceso de empresas parecidas, que emplean a gente parecida, con educación parecida, con ideas parecidas, produciendo cosas parecidas, con precios parecidos y con calidad parecida”. Por tanto, y, en cuarto lugar, las empresas necesitan cada vez más diferenciación. Diferenciación en el sentido de qué tengo yo que los demás no tienen y, una vez que lo tengo claro, vender, vender y vender.

Para llevar a cabo este cambio en la dirección de las organizaciones, con la velocidad adecuada, es fundamental contar con líderes visionarios y equipos que sean capaces de gestionarlo. Las características más importantes que deben tener son las siguientes:

  • Enfocar
  • Entender el entorno
  • Planificar, planificar, planificar
  • Desarrollar el talento de las personas
  • Liderar con valores
  • Gestionar la velocidad del cambio
  • Tener visión de largo plazo
  • Aprender del error y del fracaso
  • Ser transparentes y sostenibles
  • Y tener un marco de relaciones amplio y una red de colaboración adecuada

Para terminar una estupenda frase de Johann Wolfgang von Goethe: “Trata a un ser humano como parece que es y seguirá siendo como siempre ha sido, trata a un ser humano como puede llegar a ser y se convertirá en quien realmente es”. 




No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad