ILP Abogados Directorio es el servicio de Law&Trends para buscar abogados

LawAndTrends



Desde la antigua cuenta de @LawAndTrends (LawAndTweet) mantuvimos una política de difusión de tuits haciendo referencias a artículos y post de blogs de abogados y despachos en los que tratábamos, en la medida de los posible, referenciar el perfil de Twitter del autor. Así, con LawAndTweet nos encontramos con mil y un obstáculos para identificar y encontrar a dichos autores en Twitter. 

Con toda esta experiencia, en este post, voy a resumir las claves con las que podemos facilitar que nos encuentren en Twitter. Y es que, cuando nos damos de alta en esta u en otra red social, nos describimos pensando en cómo queremos que nos vean, no en cómo nos pueden buscar. Cierto es que cada red social tiene mecanismos para facilitar la interrelación de los perfiles sociales, bien por la información que facilitamos, bien porque les dejemos acceder a nuestras agendas de contactos.

Nuestra presencia en Twitter, como abogados, puede tener diferentes objetivos.  Si entre ellos están, por ejemplo: 

  • presentarnos como profesional de la abogacía para ofrecer nuestros servicios profesionales;
  • llevar tráfico a nuestra página web;
  • compartir post de nuestro blog y llevar tráfico a nuestra bitácora;

lo que buscamos es tener el máximo número de seguidores y, al mismo tiempo, ser encontrable cuando alguien se plantea buscarnos en dicha red social.

Pero, al final, una red social no deja de ser una inmensa base de datos y son los datos que facilitamos los que permiten hacer una búsqueda más o menos pertinente, en función de la calidad de los mismos. Comencemos a describir cinco claves que permitirá que nos encuentren más fácilmente.

1. Conocer cómo es la búsqueda de Twitter

buscador de twitter

Twitter busca en tres campos: en el nombre de nuestro perfil (Fernando Biurrun), en nuestro nombre de usuario (@FBiurrun) y en nuestra bio (Imagíname imaginando. Embarcado en el marketing y la comunicación en @lawandtrends http://Lawandtrends.com  Abogado. Europeista convencido.).

perfil de twitterTwitter combina los datos que hayamos incluido en estos tres campos. Así, si en el buscador pusiéramos: «Fernando Biurrun abogado» encontrará «Fernando» en el nombre del perfil, «Biurrun» en el nombre de perfil y, también, en el nombre de usuario ya que lee las palabras, aunque éstas estén combinadas y, por último, «abogado» en la bio.

Además, busca entre los millones de tuits las palabas que hayamos escrito en el buscador. Por lo que si el algún tuit tuviera las tres palabras que hemos incluido en nuestra búsqueda saldrá en el resultado.

Para la búsqueda geográfica tendremos que acceder a la búsqueda ampliada. Esta nos permite afinar nuestra búsqueda, sobre los mismos campos. Accediendo a lugares podremos acotar geográficamente la búsqueda, pero atención, no todos los usuarios tienen configurados en sus perfiles su localización geográfica, por los que los resultados pierden pertinencia.

búsqueda ampliada de twtter

2. Incluir nuestro nombre y apellidos y/o el nombre del despacho

Una vez que conocemos como actúa el buscador, para facilitar la búsqueda, tendremos que incluir en el nombre de perfil y/o usuario nuestro nombre y apellidos. Hay que tener presente dos problemas que nos podemos encontrar. Ambos campos están limitados en caracteres, por lo que normalmente no suele caber el segundo apellido. Esto, unido a que nuestro nombre y apellido sea de uso común no solo en España sino en toda la comunidad hispana, hará que el número de resultados sea tan abundante que impedirá que nos localicen. También, es cierto, que muchos usuarios que realizan búsquedas desconocen el segundo apellido de la persona buscada.

Hay usuarios con apellidos largos que tienden a abreviarlos («Fdez» por ejemplo), Twitter no sabe de abreviaturas y si escribimos en el buscador  «Fernández», en el resultado no encontraremos al usuario.

Las mismas apreciaciones sirven para el nombre del despacho, por lo que hay que tener cuidado en elegir las palabras que identifiquen correctamente el nombre del bufete.

Modificar el nombre de perfil, no es un problema para adaptarnos a mejorar la búsqueda. Cuestión diferente sucede con el nombre de usuario, es el nombre con el que nos conocen otros miembros de Twitter, si lo cambiamos no los perdemos si son seguidores pero podemos despiralos. Además, hay que tener en cuenta que los links que lleven a nuestro perfil los perderemos. Cuando cambiamos el nombre de usuario cambia, también, la URL de nuestro Twitter. Así que si vamos a cambiar nuestro nombre de usuario, hagámoslo las menos veces posible; pero si arrastramos un nombre que ya no nos identifica o lleva a error o dificulta la búsqueda, hay que plantearse, seriamente el cambio.

3. Utilizar palabras claves en el idioma que queremos que nos encuentren en la bio

La bio tiene una limitación de 240 caracteres, con esta limitación tenemos que describirnos profesionalmente. Podemos recurrir a formas originales, frases o mensajes que definen nuestra personalidad, nuestras formas de actuar o nuestros objetivos. Pero, lo ideal sería pensar previamente las palabras claves que pueden facilitar la búsqueda de nuestro perfil y que, además, nos ayuden a definirnos. Son las palabras que pueden ayudar a mejorar la búsqueda si el usuario conoce alguna referencia nuestra: abogado, profesor, universidad, …

Lo mismo podemos hacer con las áreas de especialización, o por lo menos, las más representativas. Hay quienes incluyen las áreas a modo de hashtag: #familia #penal #arrendamientos… si realmente son hashtag de uso habitual pueden ayudar presentarnos en los resultados. 

Si nuestro segundo apellido puede ayudar a mejorar las búsquedas, tal vez nos tengamos que plantear repetir nuestro nombre en la bio. Además, profesionalmente no deberíamos olvidar indicar que somos abogados. Si somos un despacho combinar las palabras despacho, bufete, estudio jurídico (según países) en los diferentes campos amplia la posibilidad de ser encontrados.

Sin olvidar, el idioma con el que nos queremos comunicar. Esto puede ser una focalización para nuestro público y una limitación para la búsqueda. Hay muchos usuarios que emplean el inglés para indicar su condición de abogado, y el resto del texto en castellano.  El buscador de twitter no traduce, busca términos exactos o que contengan dicho término, por lo que si nuestros clientes nos van a buscar en castellano no estaremos en sus resultados. Esto mismo es aplicable para el catalán, vasco y gallego.

Por último, en el caso de despachos o para nombres con muchas coincidencias incluir el nombre de la localidad donde se prestan los servicios profesionales puede ser otro elemento que facilite el ser encontrado. Ya hemos visto como la inclusión de lugar en nuestro perfil no mejora la búsqueda.

4. Hacer tuits con nuestros datos claves

Hemos comentado como el buscador rastrea millones de tuits. En muchas ocasiones hay abogados con blogs o que escriben en webs jurídicas que sin tener perfil son buscables en Twitter porque al confeccionar el tuit se les menciona el nombre. Sin tener perfil, pero con una referencia acertada se puede localizar el tuit que nos lleva su blog o a su artículo.

Esto también lo podemos utilizar cuando abrimos nuestra cuenta de Twitter para evitar ese primer tuit una tanto inocentón que solemos enviar, por uno o varios que definan al despacho, sus datos y aquella información que no hemos podido incluir en la bio. Realmente, siempre podemos hacerlo, asi que aún estamos a tiempo.

5. Tener enlaces desde la web y/o blog a nuestro perfil

No tenemos que olvidar el mantener correctamente los enlaces desde nuestra web o blog a nuestras redes sociales. Os sorprendería la cantidad de webs y de blogs que, bien no tienen los links correctamente puestos, bien no tienen botones sociales para que los usuarios que les visitan les puedan seguir. Os recomendaría que hicierais una auditoria de si funcionan correctamente.

Otra recomendación, es revisar la localización de los botones, cada vez son más las páginas que los esconden al final de las mismas. La visibilidad es importante para facilitar al visitante que nos puedan seguir. Tener los botones al inicio de la página facilita al usuario su localización y favorece la llamada a la acción.

Por último, revisemos como se componen los tuits desde nuestro blog. El que incluyan nuestro nombre de perfil «vía @fbiurrun» va ayudar a que los usuarios de Twitter que ven el tuit que han compartido otros usuarios puedan llegar a nuestro perfil y comenzar a seguirnos.

Os invito a revisar vuestros perfiles y, en su caso, a mejorar y a facilitar las búsquedas. Intentaros buscaros a vosotros mismos, puede que os lleveis más de una sorpresa. Pensemos en quien quiere buscarnos, en que pueda ser un cliente, no perdamos ninguna oportunidad.

 




Comentarios

  1. Rufino

    Buen post, Fernando. Solo una consideración. Al ahora de utilizar un perfil en Twittter de forma profesional, en la bío ¿no sería mejor explicar -en pocos caracteres, eso sí ;) - los problemas que resolvemos más que utilizarlo como una mera biografía-curriculum? No se si me explico... Si tu me dices en dos líneas los problemas que puedes ayudarme a resolver, será mucho más efectivo que si simplemente me cuentas los títulos que tienes. Llamará más mi atención y, si tengo ese problema en ese momento, será mucho más fácil que quiera contactar contigo. ¿Qué opinas?

Ver comentarios anteriores

Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad