Master de propiedad intelectula UTM

LawAndTrends



  • Impulsa su “Sala de Innovación”, espacio dentro de su oficina, en el que sus profesionales pueden crear y aportar valor a cualquier proyecto, sean o no socios

Innovación y crecimiento son las señas de identidad de ECIJA, una firma legal cercana a sus primeros veinte años de vida, y que ve en esos parámetros la manera de reinventarse y a atraer talento en un sector tan exigente como es el de la abogacía de los negocios.  El despacho español, que siempre ha disfrutado de una forma flexible de organización de sus profesionales, entre socios y abogados, introduce en su día a día variables de otros ecosistemas, más próximos al mundo del emprendimiento para seguir creciendo.  Ahora, desde su Sala de Innovación, espacio físico de nueva creación, se ponen en marcha proyectos de diversa índole. 

Para los profesionales que dirigen el despacho, “ésta no es una Firma de socios, sino una Firma de equipo. El equipo tiene que ser parte de cualquier proyecto que se pone en marcha. A medio plazo también queremos involucrar al cliente a este tipo de iniciativas porque pensamos que sus sinergias serán muy positivas para todos”, aclara Alejandro Touriño, socio de la firma española y responsable de Information Technology en el despacho.  “Y es que sólo desde la innovación es posible que las empresas y los despachos de abogados mantengan su posición de liderazgo en cada sector”.

No queremos que se agoten las ideas

Desde hace años, la Torre de Cristal, uno de los lugares más emblemáticos de la capital, es la sede de ECIJA. Allí hemos recalado para saber qué actividades desarrolla en estos momentos uno de los despachos más representativos de nuestra abogacía de los negocios. Gracias a  Alejandro Touriño, socio de la firma, la visita será más productiva. Será nuestro hilo argumental para conocer los nuevos cambios del despacho español. Estos cambios organizativos irán acompañados en breve de otros a nivel de identidad corporativa, siempre con ECIJA como palabra fuerza. “Nuestra Sala de Innovación se ha diseñado como un lugar sin reglas fijas, configurada en diferentes áreas de trabajo, una primera más chill out donde tenemos la oportunidad de realizar presentaciones, desde un ambiente más distendido y cómodo. Al mismo tiempo en una segunda zona se han puesto en marcha varias islas de trabajo y grandes pizarras para crear, a modo de gran dibujo, diferentes iniciativas que van surgiendo en los equipos”, comenta nuestro interlocutor.  La idea al final es que todos los profesionales aporten, porque en muchas ocasiones la transversalidad de las materias así lo exigen.

Con ideas de este tipo se busca, no sólo rentabilizar el esfuerzo y hacer más cómodo el trabajo de los profesionales, sino que éstos también tengan oportunidad de crear. “Es peligroso dejar sólo en el grupo de socios las nuevas iniciativas del despacho. No queremos que se agoten las ideas. Queremos que la gente más joven del despacho aporte cosas nuevas. Con su participación, con la sinergia de unos y otros y fruto de un brainstorming constante surgen muy buenas ideas que acaban por incorporarse a nuestro portfolio de servicios y a nuestras metodologías de trabajo. Nos interesa también ser más eficientes y rentables de cara a nuestros clientes; cómo paquetizar algunos productos o de qué forma podemos trabajar en el emprendimiento y en la innovación son algunas de las ideas que nos han empujado a reinventar nuestra forma de trabajo interno”, indica Touriño.

ECIJA, innovadora desde sus inicios

Iniciativas como esta Sala de Innovación y el concepto cultural que viene añadido refleja la preocupación de ECIJA, una firma que se encuentra en el top ten de nuestra abogacía de los negocios, interesada por seguir muy vinculada a todo lo que tiene que ver con la innovación. “Los jóvenes que acaban de dejar la Universidad y se incorporan a la firma tienen muy buenas ideas. Su forma de ver el negocio y los sectores con los que trabajamos, su conocimiento de la tecnología, mezclada con la visión de otros compañeros con más experiencia se traduce en muy buenas ideas que aportan a los clientes”, indica Alejandro Touriño. Sobre la resistencia al cambio, nuestro interlocutor nos avisa que “ en este despacho no hay zona de confort. Si estuviésemos apoltronados en un determinado escaparate no innovaríamos y nuestra competencia nos superaría sin dificultad”, aclara.  Todas las personas que configuramos ECIJA apostamos por un cambio constante. Y añade que “ si estuviéramos haciendo lo mismo que hace veinte años muy posiblemente estaríamos fuera del mercado”, recuerda nuestro interlocutor.

De hecho, el liderazgo de la firma española es claro: “ En todos los sectores en los que nos encontramos queremos ser punta de lanza del mercado”.   La estrategia de ECIJA de cara al futuro pasa por seguir siendo referencia en el campo de las TMT, aunque todas las áreas de práctica tienen cabida dentro de la firma. “Somos un despacho multidisciplinar, pero la tecnología es nuestra vertical”. En estos momentos el bufete español ultima su Plan de Crecimiento para los próximos años donde se contempla la adquisición de otras firmas más pequeñas o socios que pudieran aportar valor a la entidad.  “Estamos distribuidos en cuatro oficinas propias en Madrid, Barcelona, Miami y Santiago de Chile configuradas en torno a los cien profesionales.  Las dos oficinas en Latam las tenemos para ayudar a clientes nuestros a dar el salto al continente americano y también con el objetivo de ser referencia allí en las áreas de TMT y compliance”, señala Touriño.  Al mismo tiempo participa en dos redes internacionales de despachos lo que permite completar su cobertura global.

 




No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad