Ferrer-Bonsoms Directorio es el servicio de Law&Trends para buscar abogados

LawAndTrends



La innovación en el sector legal ya no es una opción (Gericó Associates, 2013), sino una necesidad. Ante el continuo avance del mercado, es necesario estar continuamente al día y buscando diferenciarse incluso en un sector que puede parecer a priori tan estático como el legal. En este informe se estudiará la innovación en el sector jurídico, especialmente en el sector de la organización y especialización, a través de los ejemplos de Cuatrecasas Gonçalves Pereira, Uría Menéndez, Garrigues, los logaritmos de Ecix Group y Legal IN. Se estudiarán asimismo las barreras del propio ADN del mundo jurídico y de la rentabilidad de algunos despachos históricos. Por último se expondrá la innovadora idea de una que ofrezca cursos de "atención al cliente" y una app que permita la comunicación fácil y segura entre abogados y clientes, así como aun feedback de los segundos sobre los primeros.

 

La innovación en el sector legal ya no es una opción (Gericó Associates, 2013), sino una necesidad. Ante el continuo avance del mercado, es necesario estar continuamente al día y buscando diferenciarse incluso en un sector que puede parecer a priori tan estático como el legal.           

La innovación es la acción de introducir un cambio. Como dijo el premio Nobel de literatura André Gide, “el porvenir pertenece a los innovadores”. Sin embargo, aunque ayude, para innovar no es necesario tener el talento creativo de Salvador Dalí, sino trabajar día a día y formarse. Innovación es mucho más que aplicar tecnología a un proceso para mejorarlo, hacerlo más rápido o reducir sus costes. A veces, no es necesario complicarse en definiciones farragosas y, sencillamente, hay quien considera innovar como la capacidad de encontrar soluciones más o menos creativas a problemas nuevos (Saiz, 2015).           

Las innovaciones en el sector legal han de centrarse en la gestión, en la forma de hacer las cosas desde dentro. Muchas veces se descubren quejas, ineficiencias con los clientes o fugas de socios, pero la mayor parte de las veces no son problemas en sí, sino síntomas de un problema interno en la forma de llevar y prestar los servicios jurídicos" y para ello la "modernización" es imprescindible.

El primer paso de la innovación en el sector legal debe ser realizar cambios en la gestión. Un segundo paso, que ya se está llevando a cabo, es la especialización (la tecnología es importante como herramienta, pero lo verdaderamente relevante es tener personas muy válidas dentro de las organizaciones, con inquietud por aprender y por mejorar).

Aunque los pioneros en la innovación en el ámbito legal son los ingleses, según el periódico Expansión, los despachos españoles se sitúan entre los más innovadores de Europa.

Con respecto a las barreras para el éxito de la innovación en este sector, la mayor barrera se encuentra en el mismo ADN del sector: los despachos de abogados son firmas profesionales que se rigen por sistemas de partnership que fomentan los intereses particulares de cada socio en detrimento del bien común. Una segunda barrera es, según el consultor legal Christopher Bockman, la alta rentabilidad de algunos despachos históricos, que hace que no se planteen las grandes preguntas que conducen al cambio.

Por último, pero no menos importante, habiendo visto los hándicaps del sector y sus posibilidades de desarrollo, he llegado a la conclusión de que lo más importante en la actualidad en el mundo jurídico es saber escuchar al cliente. Por ello, mi idea innovadora sería la creación de una empresa similar a las que se encargan a dar cursos de atención al cliente en empresas como Telepizza o McDonald´s, pero aplicada al sector legal. Con esto, se conseguiría innovar, mejorando la comunicación cliente-abogado.

La comunicación necesaria se podría conseguir a través de una app que contase con dos espacios: uno en el que los propios abogados pudiesen comunicarse entre ellos y crear archivos de documentos y otra en la que los abogados se pudiesen comunicar con sus clientes y enviarles los archivos de manera más segura y privada que whatsapp, el correo electrónico o la nube. En esta parte de la plataforma se podrían además comunicar los abogados y clientes para que estos últimos pudiesen darles de manera sencilla el tan necesario feedback.           

Como conclusiones, se puede sacar que la innovación en el mundo jurídico es completamente necesaria a pesar de lo que algunos puedan pensar. Prueba de ello son las numerosas innovaciones que se han desarrollado en los últimos años y, sobre todo, la demanda de nuevas, que hagan al sector jurídico aún más desarrollado.

Teresa Bascuas Clemente,  estudiante del Grado en Derecho y Relaciones internacionales en la Universidad Pontificia de Comillas

 




No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad