lawandtrends.com

LawAndTrends



“Peñafiel,  24 de octubre de 1915.  Pacicos de mi  vida,  en esta mi primera carta de novios, va mi testamento, todo para ti, todo, para que me quieras siempre y no dudes del cariño de tu Matilde.” El Tribunal Supremo, en una famosa sentencia de 1918, consideró que esta carta de amor era válida como testamento ológrafo por reunir todos los requisitos necesarios para ello.



LEER NOTICIA COMPLETA.



No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad