lawandtrends.com

LawAndTrends



En Derecho procesal hay dos tipos de legitimación para actuar en un proceso judicial como demandante:

Legitimación ad procesum: es la capacidad procesal general para comparecer en un juicio como parte. Está regulada en los artículo 6 y 7 de la Ley de Enjuiciamiento Civil (LEC).
La legitimación ad causam:  es la vinculación de un sujeto con un objeto litigioso determinado (en este caso un alquiler) que le habilita para solicitar una sentencia de fondo en un juicio declarativo. La falta de legitimación activa conlleva la desestimación de la demanda. El demandado puede oponer la falta de legitimación del demandante, pero si no lo hiciere es apreciable de oficio por el juez (Tribunal Supremo, sentencia de 15-11-2011, recurso 923/2008).



LEER NOTICIA COMPLETA.



No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad