lawandtrends.com

LawAndTrends



Con frecuencia, tras un divorcio, se atribuye el uso de la vivienda familiar al progenitor al que se le otorga la guarda y custodia de los hijos menores. La nueva pareja del padre o la madre, termina mudándose a esta vivienda, que en muchos continúa pagándose por los integrantes del matrimonio que se ha roto al 50%, así como los gastos de comunidad de propietarios, agua, luz, tasas de basura, etc. Incluso hay multitud de casos en los que tras esta nueva relación, nacen hijos y también viven en ese domicilio.



LEER NOTICIA COMPLETA.



No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad