Navas & Cusi Galicia Directorio es el servicio de Law&Trends para buscar abogados

LawAndTrends



No tener asegurado un vehículo conlleva grandes riesgos. Si tienes un coche, motocicleta o ciclomotor sin seguro te arriesgas a importantes sanciones económicas. Pero en reclamador.es vamos un paso más allá, advirtiendo de los problemas a los que podrías enfrentarte, por ejemplo, si tienes un accidente sin culpa y sin seguro

Muchas veces lo que más duele es el bolsillo. Conducir sin seguro, incluso tener el vehículo aparcado en la calle sin asegurar, conlleva una multa que irá desde los 601€ a los 3.005€, según informa la Dirección General de Tráfico en su página web. La cuantía de la sanción variará en función de las circunstancias y el tipo de vehículo, siendo, por ejemplo, la multa a un turismo sin seguro de 1.500€.

Es habitual también que, Policía o Guardia Civil, en el momento que descubren un vehículo circulando sin seguro, procedan a su inmovilización y depósito.  

Las consecuencias de sufrir un accidente sin culpa y sin seguro

Siguiendo con este supuesto, si tienes un accidente de tráfico en el que el contrario fue el culpable pero circulabas sin seguro, debes saber que tú pasas a ser automáticamente el culpable del siniestro, debiendo asumir los costes que conlleve. Esos gastos van desde la reparación de los vehículos hasta el pago de los gastos médicos y personales de los ocupantes del vehículo contrario. Si el accidente produce daños en la calzada, como por ejemplo, en alguna señal, como responsable del accidente también deberás abonar la reparación.

Lo mismo ocurre si tienes un accidente de tráfico y eres el culpable.

Además de la multa por no tener seguro, deberás hacer frente al pago de todos los gastos.

Accidente de tráfico con contrario sin seguro

Hasta ahora hemos hablado de accidente sin culpa y sin seguro, pero ¿qué ocurre si tienes un golpe con un vehículo que no tiene seguro? En esta situación debes igualmente realizar un parte, pese a que el contrario no tenga seguro. Incorpora toda la información en el parte, incluyendo que carece de seguro y pide que firme el documento.

Esa acción (rellenar el parte y firmarlo) es muy importante, pues facilitará que el Consorcio de Compensación de Seguros te pague la indemnización correspondiente. Si el contrario no quisiera firmar el parte amistoso de accidente, llama inmediatamente a la Policía o Guardia Civil. Ellos harán el atestado y multarán al propietario del vehículo que circula sin seguro.

El proceso de reclamación de un accidente es el mismo tenga o no seguro el vehículo contrario. En este sentido, lo que varía es contra quién se reclama:

  • A la aseguradora si el vehículo tenía seguro.
  • Se cursa la reclamación al Consorcio de Compensación de Seguros si no disponía de este.



No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad