Ferrer-Bonsoms Directorio es el servicio de Law&Trends para buscar abogados

LawAndTrends



Si bien es cierto que uno de los requisitos para obtener una autorización de estancia por estudios (o tarjeta de estudiante para extranjeros) es que el futuro estudiante tenga medios económicos suficientes para subsistir durante su estancia, éste tiene la posibilidad de conseguir una autorización de trabajo para estudiantes.

En primer lugar, debemos conocer los requisitos para obtener una tarjeta de estudiante en España:

  • No ser nacional de un estado de la Unión Europea, del Espacio Económico Europeo o de Suiza. En caso de ser nacional de alguno de estos estados, el extranjero deberá solicitar un certificado de residencia comunitario, en lugar de una autorización de estancia por estudios.
  • No tener una prohibición de entrada en España.
  • Contar con medios económicos suficientes para mantenerse en España durante el período que dure su estancia por estudios.
  • Tener derecho a la sanidad pública o, en su defecto, contar con un seguro médico privado.
  • Haber sido admitido en un centro académico reconocido oficialmente y haber pagado la matrícula.
  • En el caso que la duración de la estancia supere los seis meses, el extranjero deberá presentar certificado de antecedentes penales de los países en los que ha vivido en los últimos cinco años y un certificado médico conforme no padece enfermedades que puedan afectar gravemente a la salud pública.

¿Qué tipo de autorización de trabajo puede conseguir el estudiante?

De acuerdo con nuestra legislación en materia de Extranjería, los estudiantes extranjeros pueden solicitar dos tipos de autorizaciones de trabajo: por cuenta ajena y por cuenta propia.

En relación a la autorización de trabajo por cuenta ajena, el extranjero debe presentar una oferta de contrato de trabajo a jornada parcial. Así, este tipo de autorización posibilita que el extranjero inicie una relación laboral a tiempo parcial con una empresa.

Respecto a la autorización por cuenta propia, ésta está dirigida a iniciar un negocio como profesional autónomo, cuyo volumen de trabajo no implique una dedicación a jornada completa.

Como podemos observar, la nota característica de las autorizaciones de trabajo para estudiantes es que éstos no pueden trabajar a jornada completa. Deben ser autorizaciones de trabajo a jornada parcial, que sean compatibles con la jornada escolar, o bien a jornada completa si ésta se limita al período de vacaciones del estudio y la vigencia del contrato no es superior a tres meses.

¿Qué otros requisitos se exigen para presentar la solicitud de autorización de trabajo para estudiantes?

Los requisitos para iniciar la tramitación de la autorización para trabajar por parte del estudiante dependerá del tipo de autorización solicitada, es decir, dependerá de si se solicita una autorización de trabajo por cuenta ajena o por cuenta propia.

Es común en ambas autorizaciones la exigencia de que el estudiante se encuentre en posesión de una tarjeta de estudiante en vigor en España y que tenga medios económicos suficientes para mantenerse, sin tener en cuenta los ingresos que obtendrá de su trabajo.

Si el estudiante pretende solicitar una autorización de trabajo por cuenta ajena, el documento más importante es el contrato de trabajo, firmado por el estudiante y el empleador, en el que se especifique la jornada de trabajo, el horario y el salario. Como hemos mencionado, el horario laboral deberá ser compatible con el horario de la jornada escolar.

Asimismo, el empleador deberá estar dado de alta en el régimen del sistema de la Seguridad Social, deberá estar al corriente del cumplimiento de sus obligaciones frente a la Agencia Tributaria y frente a la Seguridad Social, y deberá acreditar que cuenta con medios económicos suficientes para abonar el salario acordado en el contrato de trabajo presentado por el estudiante.

En el caso que el estudiante quiera solicitar una autorización de trabajo por cuenta propia, el documento principal es el proyecto empresarial. Dicho proyecto consiste en detallar el tipo de negocio, los servicios que se ofrecerán o los productos que se venderán, los ingresos y gastos del negocio, las vías de financiación del negocio, el estado de gestión de las licencias necesarias para iniciar la actividad económica, entre otros.

Además, se debe acreditar que la dedicación al negocio no será a jornada completa, sino parcial, y que se cuenta con inversión suficiente para iniciarlo.

Por lo tanto, podemos observar que el estudiante extranjero, en posesión de una tarjeta de estudiante en vigor, tiene la posibilidad de trabajar por cuenta ajena o por cuenta propia, siempre a jornada parcial. Es una posibilidad que permite al extranjero adquirir experiencia profesional en un país diferente al suyo mientras termina sus estudios.




Comentarios

  1. Cristina

    Hola Cintia, Gracias por tu comentario. Efectivamente, hay que pedir cita para presentar la solicitud. Sin embargo, el tiempo para obtener la autorización no es tan incierto, pues el plazo máximo es de 3 meses. En la práctica, se suele conceder antes. El empleador, que decide contratar a un extranjero estudiante, siempre debe tener en cuenta que la concesión de la autorización no es automática. Nosotros solemos mantener una comunicación directa con la empresa que quiere contratar y la mayoría de empresas acepta esperar ese plazo si realmente está interesada en contratar a ese estudiante. Un saludo.

  2. Cintia

    Hola Un artículo muy interesante definitivamente. Sin embargo, considero relevante ampliar la información: ¿Quién es el que solicita la autorización de trabajo por cuenta ajena? De acuerdo con los organismos encargados, la solicitud, en este caso, es realizada por el empleador. No obstante, contrario a lo que podría pensarse en un primer momento, el trámite dista de ser sencillo puesto que se ha de solicitar una cita previa para la entrega de documentos. Esto no es inmediato debido a que España cuenta con un muy buen sistema burocrático, por ende, de entrada es incierto en qué momento se accederá a tal autorización. En caso de tener la cita, es incierto el tiempo en que la entidad encargada haga entrega de tal autorización y, en la mayoría de casos, el empleador requiere cubrir el puesto de trabajo lo más pronto posible. En ese escenario, el estudiante queda sin contrato y sin oportunidad para conseguir un dinero extra pese a su "posibilidad de trabajar 20 hrs semanales".

Ver comentarios anteriores

Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad