Bussola Ruth Benito Directorio es el servicio de Law&Trends para buscar abogados

LawAndTrends



El I Congreso de la Abogacía Gaditana ya es una realidad que ha echado a andar. Y lo hace con vocación de futuro. Así se desprende de las palabras que el decano del Colegio de Abogados de Cádiz, Pascual Valiente, ha pronunciado en la inauguración del evento. Su organización, explicó Valiente, “era un reto”, tener congreso propio de la institución más allá de los cursos y la formación que ya se imparten. Supone la conformación de un foro de intercambio que fomente el debate y la convivencia entre los profesionales gaditanos del derecho. Pascual Valiente insistió en que “queremos que tenga continuidad y consolidación, que sea la sede de la divulgación del conocimiento jurídico en la Provincia”.

No faltó la mención por parte de Pascual Valiente a sus antecesores en el cargo, Julio Ramos y José Manuel Jareño, presentes en el congreso. El decano destacó de la condición de jurista que es una de la profesiones más intelectuales: “vivimos de la palabra,  como instrumento de convicción para resolver conflictos argumentando y convenciendo.”

Uno de los principales objetivos que se plantea el Colegio de Abogados de Cádiz con el Congreso de Abogacía es el fomento del intercambio de conocimientos jurídicos-científicos. “La Abogacía es una profesión muy comprometida y parte de este compromiso es la formación, uno de nuestros objetivos en la implantación del Congreso”. El Colegio de Abogados de Cádiz espera del I Congreso de la Abogacía de Cádiz que tenag un porvenir venturoso para seguir celebrándolo en los años venideros.

Para esta primera ocasión se ha contado con una serie de ponentes cuyo nexo común es que son juristas gaditanos por nacimiento o adopción. “Hemos querido contar con ellos en este primer congreso, profesionales de la tierra o ligados a ella, pues la Provincia de Cádiz es cuna de muy buenos juristas”, aclaró Valiente. La bienvenida del decano incluyó una disculpa en nombre de Lorenzo del Río, presidente del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, cuya presencia estaba prevista en el acto inaugural y que por motivos ajenos a su voluntad no pudo estar.

Acto seguido dio comienzo la primer ponencia de la tarde, una mesa redonda que llevaba el título de ‘Radiografía de la Justicia en la Provincia de Cádiz’, moderada y coordinada por José Manuel Manzorro López y en la que participaron Lorena Montero Pujalte, José Alberto Ruiz Sánchez, Pablo Sánchez Martín, y Francisco Enrique Rodríguez.

Lorena Montero Pujalte fue la primera en tomar la palabra, representando a la Fiscalía. Centró su intervención en la nueva composición de la Fiscalía a través de áreas territoriales.  También se refirió a las situaciones de conformidad.

Le siguió en el turno de palabra Pablo Sánchez Martín, disertando sobre los medios materiales para el expediente digital; la carga de trabajo y la racionalización; o los equipos psicosociales, que está generando una gran problemática en la Provincia, por su carencia en determinadas localidades, como es el caso de Jerez.

Sánchez prosiguió con la situación de los jueces, anunciando que el gremio puede llegar a movilizaciones debido a la “situación insostenible que padecen”. La Ley de Agilización de 2011 y cómo chocó con la Ley de Mediación; la reforma de la actividad judicial; la progresiva desapoderización del juez, “que pierde el control de muchos factores mientras su carga de trabajo se incrementa. Tenemos muchas carencias de medios materiales y profesionales. Hay mucha tardanza en reponer bajas, por no hablar de la muy escasa y hasta deficiente dotación de los medios materiales. Andalucía es la comunidad peor dotada de edificios judiciales, por ejemplo, San José en Cádiz, edificio apuntalado en su planta baja”, concluyó.

 

Francisco Enrique Rodríguez fue el tercer ponente de la Mesa Redonda en sustitución de Pedro Campoy, cuya presencia también fue disculpada. El uso de la tecnología de la comunicación en la administración de Justicia para conseguir mayor eficacia en los procedimientos y ahorro de costes al ciudadano centró su intervención, dejando al auditorio el interrogante: “¿Es una realidad hoy?”

Rodríguez también se refirió a la La implantación del papel cero, “un compromiso de esfuerzo y sacrificio entre los operadores jurídicos, pero la implantación del papel cero en la administración de Justicia de la Provincia aún sigue siendo una quimera. Queda mucho trabajo para la implantación de los sistemas telemáticos. La administración debe abanderar esta lucha porque aún hay mucha reticencia al cambio y la Justicia demanda estos cambios”, concluyó Rodríguez.

El turno de intervenciones en la Mesa Redonda concluyó con José Alberto Ruiz Sánchez. Las bajas retribuciones del Turno de Oficio; la conciliación de la vida familiar y laboral; que cada alcalde quiera tener un juzgado en su pueblo, son algunas de las carencias de la Justicia en la Provincia que Ruiz Sánchez enumeró Solución para Campo de Gibraltar. Un juzgado nuevo que agrupe a San Roque, Algeciras y La Línea. Ciudad de la Justicia: desconfía usar un edificio antiguo para este cometido.

Finalizada la Mesa Redonda llegó el turno de la Ponencia Mercantil-Concursal, que en esta ocasión tuvo como ponente a Nuria Orellana y llevó por título ‘La presentación extemporánea del concurso como presunción de culpabilidad’ La presentación de Orellana la realizó Pedro Pablo Cañadas.

Con una dilatada carrera en la Provincia, Orellana es una autoridad de referencia en derecho mercantil. En su intervención se centró en las causas a la hora de presentación del concurso. Casos de empresas como Delphi –proceso en el que Orellana tomó parte-, Pescanova o Abengoa fueron empleados como ejemplos por la juez para ilustrar los diferentes casos en los que las empresas o sociedades deben solicitar el concurso.

Completó la primera jornada del Congreso la Ponencia del Área Civil-Procesal por parte de Antonio Marín Fernández, bajo el título de ‘La nulidad de actuaciones’.

 




No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad