Foro Legal & Empresarial sobre Compliance en Panam - eventos moncada

LawAndTrends



  • La Comisión Europea ha hecho hoy balance de los progresos realizados y del trabajo aún necesario para lograr que la nueva Agencia Europea de la Guardia de Fronteras y Costas sea plenamente operativa.

Tres meses después de la puesta en marcha de la Agencia, se han completado etapas importantes, incluida la creación de contingentes obligatorios de reacción rápida, que comprenden guardias de frontera y equipos técnicos, y el lanzamiento de nuevos contingentes de equipos de intervención en materia de retorno. Estos podrán ser desplegados en apoyo de los Estados miembros a los que corresponde la responsabilidad y competencia principal en la intensificación del control en las fronteras exteriores. Actualmente, la Agencia Europea de la Guardia de Fronteras y Costas cuenta con más de 1 550 agentes destacados para apoyar a los Estados miembros en sus fronteras exteriores, complementando así las capacidades nacionales existentes de los Estados miembros, que superan los 100 000 guardias de fronteras. Si bien esto representa la mayor puesta en común de recursos de los Estados miembros que se haya realizado hasta ahora, las operaciones corrientes de la Agencia Europea de la Guardia de Fronteras y Costas siguen viéndose afectadas por ciertas lagunas en el despliegue, y los Estados miembros han de garantizar que estas lagunas se cubran debidamente.

La inversión y el compromiso conjuntos de los Estados miembros, para garantizar que la Guardia Europea de Fronteras y Costas sea plenamente operativa lo antes posible, son un reflejo concreto del compromiso de los Estados miembros en pro de la responsabilidad compartida y la solidaridad en aras del interés común. Los Estados miembros están representados en su Consejo de Administración.

Frans Timmermans, vicepresidente primero, ha declarado: «Tras la creación en un tiempo récord de la Guardia Europea de Fronteras y Costas, todas las partes interesadas han trabajado con la máxima celeridad en los últimos tres meses para asegurar que la Agencia pueda intervenir en nuestras fronteras comunes, cuando y donde sea necesario y en el plazo más breve posible. Proponemos ahora nuevas medidas concretas para agilizar esa labor. Insto a los Estados miembros a que proporcionen los recursos humanos y los equipos necesarios para que la Agencia sea pronto plenamente operativa.»

Dimitris Avramopoulos, comisario europeo de Migración, Asuntos de Interior y Ciudadanía, ha declarado: «En solo tres meses hemos progresado increíblemente en el despliegue de las actividades de la Guardia Europea de Fronteras y Costas. Se han creado los contingentes de reacción rápida de guardias de frontera y equipos, que garantizan que no habrá ya escasez de personal o equipos técnicos para hacer frente a situaciones de emergencia en toda la UE. Además, los nuevos contingentes de equipos de intervención en materia de retorno respaldarán a los Estados miembros en su labor para mejorar el retorno de los migrantes irregulares, un elemento esencial de nuestra Agenda Europea de Migración. Insto a todos los interesados a seguir trabajando y cooperando para el pleno y rápido despliegue de la Guardia Europea de Fronteras y Costas en todas sus vertientes.»

El informe hace balance de los progresos realizados en los cinco principales ámbitos prioritarios de aplicación rápida que fueron definidos y aprobados por los Estados miembros en el Consejo de Justicia y Asuntos de Interior de abril de 2016:

  • Puesta en común obligatoria de recursos para reforzar la capacidad de reacción rápida de la Agencia Europea de la Guardia de Fronteras y Costas: A fin de reforzar los efectivos de la guardia de fronteras nacional responsable, desde el 7 de diciembre está a disposición inmediata de la Agencia un contingente de reacción rápida compuesto por 1 500 guardias de fronteras y otros agentes y encargado de facilitar apoyo sobre el terreno para las intervenciones inmediatas, cuando así lo solicitan los Estados miembros, así como un contingente de equipo de reacción rápida consistente en equipos tales como buques y helicópteros para llevar a cabo intervenciones fronterizas rápidas. La capacidad de reacción rápida viene a añadirse a las operaciones conjuntas en curso de la Agencia y complementa la labor de las guardias de fronteras nacionales desplegadas por los Estados miembros responsables.
  • Valoraciones preventivas de la vulnerabilidad: Se ha adoptado una metodología común de valoración de la vulnerabilidad para evaluar anualmente la capacidad de los Estados miembros para hacer frente a los retos en las fronteras exteriores. En enero de 2017, la Agencia Europea de la Guardia de Fronteras y Costas inició la recogida de datos sobre las capacidades de los Estados miembros, datos que servirán de base y de referencia clave para realizar las valoraciones de la vulnerabilidad en 2017.
  • Apoyo a los retornos: Tres nuevos contingentes integrados por 690 supervisores del retorno, escoltas para retornos y especialistas en retorno están disponibles desde el 7 de enero de 2017, lo que permite a la Agencia Europea de la Guardia de Fronteras y Costas ayudar a los Estados miembros a organizar y coordinar las operaciones de retorno y cooperar con terceros países en materia de retorno y readmisión. La Agencia ya ha intensificado considerablemente sus actividades en materia de retorno. Desde la entrada en vigor del nuevo Reglamento, en octubre de 2016, la Agencia ha organizado 78 operaciones de retorno que conciernen a 3 421 migrantes irregulares, esto es, más que en todo el año 2015 (total de 2016: 232 operaciones). La Comisión presentará un plan de acción revisado en materia de retorno en las próximas semanas.
  • Establecimiento de un mecanismo de denuncia: El 6 de octubre de 2016, se creó un mecanismo de denuncia para controlar y garantizar el respeto de los derechos fundamentales en las actividades llevadas a cabo por la Agencia Europea de la Guardia de Fronteras y Costas.
  • Modelo de acuerdo sobre el estatuto para una cooperación operativa con terceros países prioritarios: En virtud de su nuevo mandato, la Agencia Europea de la Guardia de Fronteras y Costas está autorizada a realizar operaciones en el territorio de terceros países vecinos, siempre que exista un acuerdo previo. En noviembre de 2016, la Comisión aprobó un modelo de acuerdo sobre el estatuto. La Comisión ha seleccionado a Serbia y a la Antigua República Yugoslava de Macedonia como terceros países prioritarios y ha pedido hoy al Consejo que la autorice a abrir negociaciones con ambos países.

El informe también identifica acciones concretas y las próximas medidas que deben adoptarse para garantizar la existencia de una Guardia Europea de Fronteras y Costas plenamente operativa y dotada de todos los recursos necesarios. Los Estados miembros deben garantizar que se pongan siempre a disposición de la Agencia Europea de la Guardia de Fronteras y Costas, cuando así lo solicite, los recursos necesarios, tanto para las operaciones conjuntas en curso y futuras, como para el despliegue de los contingentes obligatorios con vistas a intervenciones rápidas en las fronteras. Los Estados miembros deberán también hacer un seguimiento de los resultados de las valoraciones de vulnerabilidad y corregir con rapidez las deficiencias detectadas. En particular, los primeros resultados de este trabajo deben servir para subsanar, con carácter prioritario, las vulnerabilidades más urgentes que se detecten. Ello significa ser capaz de reaccionar en los próximos meses frente a las vulnerabilidades ligadas a los principales desafíos que se plantean en materia de migración.

El presente informe es el primero de una serie de informes cuya finalidad es contribuir a garantizar la idoneidad de las respuestas y los instrumentos disponibles con vistas a una protección mucho más adecuada de las fronteras exteriores. El próximo informe de situación está previsto para marzo de 2017.

Antecedentes

La creación de una Guardia Europea de Fronteras y Costas, tal y como anunció el presidente Juncker en su discurso sobre el Estado de la Unión de 9 de septiembre de 2015, forma parte de las medidas contempladas en la Agenda Europea de Migración para reforzar la gestión y la seguridad de las fronteras exteriores de la UE y ayudar a las guardias de fronteras nacionales desplegadas por los Estados miembros. El espacio de Schengen sin fronteras interiores solo es sostenible si las fronteras exteriores se salvaguardan y protegen de manera efectiva.

El 15 de diciembre de 2015, la Comisión Europea presentó una propuesta legislativa relativa a la creación de una Guardia Europea de Fronteras y Costas, basándose en las estructuras existentes de Frontex, a fin de responder a los nuevos retos y realidades políticas a los que se enfrenta la UE tanto en materia de migración como de seguridad interior. El Reglamento relativo a la Guardia Europea de Fronteras y Costas fue aprobado por el Parlamento Europeo y el Consejo en un tiempo récord de tan solo nueve meses.

La Guardia Europea de Fronteras y Costas se hizo efectiva el 6 de octubre de 2016 y es el elemento clave para reforzar el control de las fronteras exteriores de la UE. Cabe esperar que su pleno funcionamiento permita volver a aplicar los principios de Schengen de libre circulación sin fronteras internas.

La financiación otorgada por la UE a la Agencia se incrementará gradualmente y pasará de 250 millones EUR en 2016 a 320 millones EUR en 2020, y el personal de la Agencia aumentará de 400 miembros en 2016 a 1000 en 2020.




No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad