Directorio es el servicio de Law&Trends para buscar abogados y profesionales jurdicos

LawAndTrends



La implantación de esta forma y formación de DPOS va a estrechar las relaciones entre ENATIC, APEP y Data Privacy Institute 

Se buscan 57.000 DPO en toda Europa que puedan hacer en empresas de calado su labor de guardianes de datos. La conclusión de esta jornada que ha organizado ENATIC con ponentes de altura que han sabido abordar bien el propio Reglamento Europeo desde diferentes perspectivas, es que hay mucho trabajo por hacer.

Y que la abogacía digital, a través de sus asociaciones debe trabajar de manera cohesionada en este frente, clave para el desarrollo de la economía digital de la UE.  Fue ya un hecho sintomático que en la mesa redonda que cerraba este evento sobre oportunidades profesionales y moderada por Susana González, Vicepresidente de ENATIC y Directora de Hiberus Legal Tech¡, compartieran mesa y ponencia con Carmen Pérez Andujar, Vicesecretaria de Medios Materiales y Tecnológicos de CGAE, Rodolfo Tesone, presidente de ENATIC, Carlos Saiz, vicepresidente del Data Privacy Institute, y Marcos Judel, vicepresidente de APEP, como vemos en la foto.  

Parece evidente que estas entidades más alguna otra como el CGAE y el CEU que tiene un Master en Privacidad de altura, deben ser las instituciones que formen a los futuros expertos en privacidad y certifiquen como dice el Reglamento Europeo, de forma periódica sus conocimientos. Un reto importante para los abogados digitales que van a encontrar en la privacidad un área de negocio destacada. En estos dos años que quedan para la implantación del Reglamento en países como España hay muchas cosas por hacer para que esa transición se haga de forma adecuada, sin traumas, y para que los abogados digitales puedan ser oídos de cara a cualquier disposición que se quiera aprobar en ese sentido.

La formación del DPO es clave

La oportunidad está ahí. Es posible que el Reglamento Europeo no sea el mejor logrado, pero crea un marco legal uniforme para Europa en materia de privacidad. Ahora hay dos años por delante para que los 28 vayan adaptando su legislación a este entorno. “Creo que los abogados digitales debemos ser uno de los interlocutores que ayude al legislador a esta labor. Nuestra experiencia es importante para este tipo de cometidos”, comentaba Rodolfo Tesone presidente de ENATIC, asociación que engloba a abogados digitales, quien ve en el CGAE, representado ayer por la consejera Carmen Pérez Andujar, aliado clave para lograr este cometido. Y es que, frente al fenómeno de las DPO y su formación, aparecerán otras cuestiones que necesitan que abogados expertos y formados en estos temas puedan resolverlas “análisis de riesgos, tener un registro de incidencias o desarrollar evaluaciones de los impactos puede estar dentro de los cometidos de ese abogado más especializado en privacidad”, apuntaba

En opinión de Sáiz, uno de los fundadores del ISMS Forum, del que ahora depende el Data Privacy Institute, estas oportunidades están ahí “la formación del DPO es clave para que pueda hacer su labor con independencia de la dirección de la empresa.  Debe tener un carácter multidisciplinar, cercano al CEO de la empresa. A este respecto, señaló que será también necesario formarse a nivel tecnológico, “hay que darse cuenta que en un mundo global como el que vivimos el ciberespacio es importante y no siempre tenemos la solución para cuestiones que surgen ahí”, destacaba. Por su parte, Marcos Judel desde APEP, era consciente del momento que vive la privacidad, situación que con la entrada del Reglamento Europeo de Protección de Datos va a tener carácter estratégico en muchas empresas. “Es posible que esta norma no sea la ideal y tenga carencias, pero hay que aprovechar la coyuntura para que los profesionales de la privacidad reivindiquemos nuestra labor, ahora esencial en las empresas.”

Y es que parece fundamental formarse en privacidad y conocer también lo que es la tecnología para poder especializarse en este nuevo nicho de mercado para la abogacía digital

Oportunidad o Amenaza

Con anterioridad otros expertos de la talla de Pablo García-Mexía (J.D. Ph.D. Letrado de las Cortes. Of Counsel Ashurst). Borja Adsuara;( Profesor, Abogado y Consejero). Paula Ortiz (Directora Jurídica y de Relaciones Institucionales en IAB Spain), Ofelia Tejerina (Abogada, Asociación de Internautas) y Jesús Fernández Acevedo (Abogado de Code Abogados) analizaron desde sus diferentes perspectivas la repercusión de esta nueva norma europea y el impacto que puede generar.  Así Mexía destacó como en el Considerando ocho queda claro que la normativa nacional va a mantenerse frente al propio Reglamento. “Con la entrada en vigor de esta norma europea es el momento de volver a estudiar derecho comunitario y su terminología”, destacó. También señaló que sentía curiosidad por saber la aplicación en nuestro país y el papel de la AEPD en este nuevo entorno.  Por su parte Ortiz, representante de la publicidad digital institucional advirtió del efecto global del Reglamento y avanzó los problemas que pueden surgir del concepto de extraterritorialidad que se observa en la norma. También recordó que se había mejorado el consentimiento, ahora más explícito y que a su juicio las políticas de privacidad que ahora se diseñaban, ahora con once elementos podrían ser complicadas de entender.

En opinión de Borja Adsuara, el papel del DPO va a ser clave entre la empresa, ciudadanos y la propia AEPD “en la medida de lo posible se puede establecer algún método de autorregulación en las empresas, para evitar que lleguen más expedientes a la AEPD y ésta por falta de medios no los pueda resolver. Al mismo tiempo parece claro que en el Reglamento hay espacio para ser resarcido de forma económica por un mal uso de tus datos personales. Puede ser una forma de tener contento al cliente, decirle que le indemnizas a cambio de que no siga adelante el procedimiento”, apuntó. A su juicio, hay como tres autoridades de control en este nuevo escenario: DPO, Asociaciones Sectoriales y la propia autoridad de control o regulador. Para Ofelia Tejerina parece evidente que un ciudadano no se aclare con estos temas que se han ido comentando en la jornada. “Es fundamental que se trabaje más el aspecto divulgativo para que se sepa porque el Reglamento genera más confianza y protege mejor sus datos personales”, recordó.  A juicio de Jesús Lopez Acevedo “tenemos una gran oportunidad para que la sociedad se dé cuenta de lo importante que es la privacidad”.




No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad