Directorio es el servicio de Law&Trends para buscar abogados y profesionales jurŪdicos

LawAndTrends



En el Día de Internet, los operadores jurídicos opinan sobre la relación entre la Red y su actividad profesional

En esta celebración del Día Mundial de Internet, hemos querido situarnos dentro del sector legal y ver su repercusión en diferentes profesiones relacionadas con la justicia. Sabiendo que la experiencia de Lexnet ha tenido sus luces y sus sombras y que está pendiente de ponerse en marcha el expediente electrónico, elemento que ayudará a agilizar nuestra justicia y hacerla digital, hemos querido conversar con diferentes profesionales que han visto como Internet ha entrado en sus vidas y ha cambiado la forma de hacer su trabajo.

Opinan Noemí Britto, abogada experta en nuevas tecnologías de Legistel, los magistrados, David Ordóñez y Pedro Viguer, uno de contencioso de Oviedo, el otro Juez Decano de Valencia, la fiscal de la Fiscalia Provincial de Valencia, Susana Gisbert y Roberto Granizo, procurador con despacho propio y que ha introducido diferentes innovaciones a la hora de concebir la procura dentro del servicio que prestan estos profesionales.  Internet ha cambiado la forma de trabajar de nuestros operadores jurídicos, pero aún no ha cuajado de forma plena. Es muy posible que tenga un desarrollo más lento y progresivo, pero todo el mundo espera que la tecnología ayude a que tengamos una justicia mejor.

La abogacía debe adaptarse inexorablemente al nuevo entorno

Noemí Britto es abogada. Jefa de Unidad de los Servicios Jurídicos de la Cámara Oficial de Comercio, Industria, Servicios y Navegación de Santa Cruz de Tenerife www.camaratenerife.com  Responsable del Área de Derecho Digital de Legistel www.legistel.es  y Responsable del Área de Derecho de Nuevas Tecnologías en AP Consultores. Desde su punto de vista “Lo digital ha llegado para quedarse. Eso es tan evidente, como inevitable y, como todas las profesiones, la abogacía española debe adaptarse inexorablemente al nuevo entorno, tanto, que ya algunos incluso ponen el acento en la estrecha línea que parece separar a abogados digitales de los que no lo son. La realidad es que pocos son los profesionales que, hoy en día, no están en contacto con Internet y con la tecnología y, es que, hasta los más reticentes han tenido que "pasar por el aro" a través de la imposición del controvertido Lexnet.”

 Pero, más allá de esta experiencia (para algunos no muy placentera), lo cierto es que Internet ofrece nuevas y renovadas expectativas de crecimiento y diversificación para nuestro sector, entre otras destacan las que siguen:

-Permite amplificar la visibilidad y la capacidad de las firmas jurídicas y la de sus abogados, que con la correcta estrategia, mejorarán sus posibilidades de internacionalización (sin importar el tamaño).

-Abre un campo inmenso de posibilidades y de nuevos servicios legales adaptados a las actuales necesidades empresariales y sociales (es tiempo para los creativos y los innovadores jurídicos).

-Fomenta la especialización, y propicia una mayor información y conocimiento real del target de clientes al que se dirige el despacho (nuevos canales y el posible uso de tecnología Big Data aplicada a la abogacía).

-Fomenta la nueva captación de clientes, y la localización y contacto por éstos de los mejores especialistas a golpe de click (apps especializadas).

Pero también, con la tecnología, surgen nuevos desafíos (además de posibilidades):

-Los abogados y los despachos están cada vez más expuestos a los ataques y quiebras de seguridad, pues la información que se maneja por aquéllos es objeto de deseo por parte de los cibercriminales. Se debe atender especialmente a estos aspectos, sobre todo, al concurrir y resultar exigibles deberes reforzados de secreto y de protección.

-La robótica y la inteligencia artificial comienzan a penetrar y a utilizarse en algunas firmas internacionales, más que para sustituir abogados (como muchos alertan), como interesantes elementos de apoyo a su trabajo.

-Internet de las Cosas (IoT) y los nuevos dispositivos conectados permiten localizar el despacho allí donde se encuentra el abogado pero, de nuevo, la falta de seguridad y de planificación real en torno a su uso, puede dar al traste con cualquier ventaja asociada.

Para esta jurista”, todo despacho que pretenda crecer y, hasta subsistir, deberá embarcarse necesariamente en la aventura digital. Hoy, Día de Internet, puede ser un buen momento para reflexionar cómo hacerlo y, por supuesto, no morir en el intento.”

Jueces, a la espera del expediente electrónico

David Ordoñez, magistrado de lo contencioso de Asturias, pertenece a la   Red de Expertos en Derecho de la Unión Europea CGPJ, reconoce que la llegada de Internet ha cambiado la forma de trabajar de los jueces españoles. “Ahora gracias a la Red es más fácil encontrar documentos o información del tema que estés juzgando. Como novedad creo que tiene más elementos positivos que negativos. Estar en contacto con otros compañeros o el envio y recibo de documentos está ahí y facilita nuestro trabajo”, comenta. Desde su punto de vista hay espejos donde mirarse como es el juez del Supremo norteamericano Richard Posner quien avala las potencialidades de Internet.

El trabajo de los jueces se ha simplificado con Internet, en tiempo real pueden consultar jurisprudencia y bases de datos para poder ofrecer la seguridad jurídica que les demanda la sociedad. Pedro Viguer, juez decano de Valencia, reconocer que “sin el uso de Internet no podríamos ofrecer el servicio que ahora nos demanda la sociedad. Gracias al CENDOJ  tenemos en días los autos y sentencias más importantes que atañen a tu cometido”. Nuestro interlocutor, personaje activo dentro de la judicatura, pertenece a la Asociación de Jueces Decano que ya está organizando su convención anual para el mes de octubre. “A este respecto gracias al correo electrónico y a las propias prestaciones de los teléfonos móviles podemos estar en contacto en tiempo real, cuestión que era impensable hace años”.

Sobre las ventajas ambos magistrados se ponen de acuerdo. Respecto a los elementos menos beneficiosos, está la pérdida de la privacidad “me preocupa que al teclear en el buscador Google puedan conocer todo de ti”, apunta Ordoñez.  “El uso personal de las redes sociales es cuestión de cada uno, pero los jueces ya sabemos qué podemos decir y qué no”; resalta Viguer, quien no es usuario de estas redes aunque respete que cada uno haga lo que quiera dentro de unos límites. Es precisamente, la privacidad, el eje de este Dia Mundial de Internet, una privacidad que parece un bien escaso y que como derecho fundamental en nuestro país hay que proteger frente a otros elementos.

Ordoñez, especialista en Derecho de la Unión Europea, confiesa que, gracias a las ventajas de Internet, muchos de sus libros han sido posibles a lo largo de estos últimos años.  “El trabajo mío como el de los otras nueve jueces que trabajan en este tema es el de poder interiorizar el derecho comunitario para que en nuestro país se entienda mejor. Esta iniciativa, también tiene un soporte telemático que permite el intercambio de información entre esta Red y sus colegas europeos y entre los propios jueces españoles.  “Ahora se leen muchos documentos en pantalla como el BOE, lo que ayuda mucho a nuestro trabajo, indica Viguer, quien advierte que la llegada del expediente electrónico será clave para modernizar definitivamente nuestra justicia “Se han dado pasos importantes pero la llegada del expediente electrónico es fundamental para que la justicia funcione mejor y los jueces no estemos tan sobrecargados de trabajo”, apunta.

Sobre los riesgos de Internet, ambos magistrados apelan a la prudencia en el uso sobre todo si uno decide introducirse en redes sociales. “Puedes recibir una petición de amistad de un abogado con el que has tenido trato hace días en el juzgado, por redes sociales, lo lógico es que desestimes ese contacto”, indica David Ordoñez. Otra cuestión es la privacidad, materia sobre la que el propio magistrado ha escrito un libro y donde todos reconocemos que quizás estemos pagando un precio alto por este posicionamiento en el mundo digital “nunca sabemos qué repercusión puede tener dentro de diez años unas fotos que subamos a una red social por mero divertimento”, señala. Para Viguer, hay ya suficientes elementos punitivos para perseguir los delitos en la red “no hay que incrementar ni crear tipos penales nuevos sino reforzar la actividad policial y su persecución y que las propias redes sociales trabajen de verdad en la autoregulación”, subraya.

Fiscales, entrando en la innovación

Susana Gisbert, es fiscal de la fiscalía provincial de Valencia. Es usuaria de la Red prácticamente desde sus inicios. Siempre le ha gustado explorar cosas nuevas, de ahí su entrada en este mundo digital que ahora conoce tan bien: ”En cuanto a lo que ha cambiado Internet en nuestra profesión, ha constituido  un cambio radical. Desde el modo de buscar jurisprudencia o leer el BOE hasta el modo de comunicarnos tanto a nivel interno como externo. Atrás quedó consultar libros enormes y además los motores de búsqueda facilitan mucho el trabajo. Por el contrario, quizás hemos perdido algo en cuanto a conocer la jurisprudencia en general y no solo en cada caso concreto y a veces, en la creación intelectual de las resoluciones por uso –y a vece abuso- del corta y pega. Algo de otra parte inevitable habida cuenta la carga de trabajo.

Para esta profesional fiscal hay también otras ventajas: “resulta enormemente útil a la hora de mantenerse informado, y ello nos acerca al ciudadano y puede ser una herramienta apta para dar una visión nueva y moderna de la institución. Como contrapeso, aparece la desventaja de estar continuamente en una especie de escaparate, a la vista de cualquiera que pueda leer parte de nuestro trabajo, y también de cualquiera que quiera malinterpretarlo.”

-Otra de las ventajas de su uso se refiere a la parte de la reivindicación. ”Nuestros problemas de medios materiales y personales no se reducen al ámbito del café o la charla entre compañeros. Se puede y se debe usar para hacer llegar a quien corresponda nuestras carencias. Los comunicados unilaterales de las asociaciones, único medio que se usaba hasta hace no mucho, han sido incorporados a las redes, multiplicando su efecto difusor.”

-En cuanto a los consejos para su uso, Susana habla de ser prudente: ”el fundamental es el sentido común y la prudencia. Y, por supuesto, estar atentos a las limitaciones que establece la ley tanto con carácter general –en esencia, en lo relativo a la intimidad y al honor, así como a la reserva de determinadas cuestiones-, como con carácter particular por razón de nuestra función”.

Procuradores y tecnologías, unidos

Roberto Granizo, dirige uno de los despachos de procuradores de más solera de Madrid. Una voz autorizada para hablar de la relación de la procura con Internet: “En los últimos 25 años Los Procuradores hemos visto una evolución tecnológica sin precedentes para esta profesión. Hace 28 años los despachos de Procuradores eran auténticas escribanías donde se copiaban con papel de calco las resoluciones judiciales, para quedarte con una copia, y mandar otra al abogado. Los Recursos de amparo y Casación de fuera de Madrid, te los mandaba el abogado en el autobús de línea y había que ir a recogerlos a la estación y luego llevarlos a presentar.”

Desde su punto de vista “Todo ha cambiado a mejor, primero la fotocopiadora, fue una auténtica revolución para nuestros despachos, luego el fax, veíamos como por ese aparato salían los escritos de los abogados y aquello parecía de ciencia y ficción. Posteriormente, el correo electrónico, internet, las redes sociales, las web 3.0 y Lexnet. Todos estos recursos tecnológicos tienen relación directa con internet y han supuesto un salto cuantitativo importante para nuestra profesión. En la actualidad, gracias a internet, todos los operadores jurídicos estamos interconectados y tenemos una accesibilidad que antes no teníamos.”

Granizo recuerda que “ los Procuradores tenemos acceso al  registro público concursal, al Boletin Oficial del Estado, al Boletín Oficial de la Comunidad Autónoma, a los Registros de la Propiedad, al Registro Mercantil. Al Ministerio de Justicia, al Consejo General del Poder Judicial. La Información digital judicial que hay ahora mismo en internet es enorme. El acceso a Hacienda para las ejecuciones judiciales, para la averiguación patrimonial del deudor, a través del Juzgado.”

 Otro avance importante es el  portal de subastas electrónicas donde las subasta han pasado de presenciales a electrónicas y a nivel nacional, “donde no solo podemos acceder los Procuradores sino también el resto de ciudadanos, ver que bienes se subastan, poder participar en las pujas, evitando desplazamientos, reduciendo costes, con un único punto de información, con acceso a la publicidad de mayor nivel. Donde interviene la Agencia Tributaria, los Organos Judiciales, Los registradores, Los Procuradores, El Boletín Oficial del Estado, el Banco de España y las entidades financieras. Todo esto ha sido posible gracias a internet, que ha sido la pieza clave”, comenta.

Nuestro interlocutor señala que “Las notificaciones judiciales por correo electrónico o SMS al destinatario certificadas, están facilitando y agilizando todas las comunicaciones que se deben llevar a cabo entre los órganos judiciales y las partes. Aunque estamos todavía en una fase experimental, muy pronto serán la forma oficial de comunicación. Lexnet es otro ejemplo de agilización en las comunicaciones entre los abogados y procuradores con los órganos judiciales, y aunque estamos en este momento en una fase inicial, con el tiempo, se limaran los defectos y se afianzará.

A su juicio, “Internet se ha convertido en una herramienta imprescindible para el mundo judicial y en particular para los Procuradores, donde además muchos despachos hacen campañas de marketing jurídico para captar clientes en redes sociales, de forma más económica y directa.“

 



No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad