Lexperta Directorio es el servicio de Law&Trends para buscar abogados

LawAndTrends



El próximo 25 de mayo de 2018 entrará en vigor de forma oficial el Nuevo Reglamento Europeo de Protección de Datos Personales, y con él este nuevo derecho a la PORTABILIDAD

Pasará a formar parte de los cuatro Derechos Fundamentales de la LOPD, ya conocidos por todos: Acceso, Rectificación, Oposición y Cancelación. La Portabilidad de los Datos garantiza el derecho a recibirlos y a tratarlos según los deseos del interesado.

Este nuevo derecho GRATUITO tiene una finalidad clara: otorgar a los ciudadanos la herramienta idónea para llevar a cabo un control sobre su información en el entorno digital empresarial, ampliando el actual Derecho de Acceso. Se aplicará únicamente a los datos automatizados, la documentación en papel queda excluida de este Derecho de Portabilidad.

¿Qué es el Derecho a la Portabilidad?

Las personas que ejerzan a partir de mediados del nuevo año 2.018 este Derecho, podrán obtener de vuelta los datos que han proporcionado a una compañía, negocio, entidad (Responsable del Tratamiento), sobre ellos mismos o que les incumban directamente, en un formato claro, sencillo, de uso común, estructurado y de lectura mecánica, según el Art. 20.I RGPD.

Queda excluido de la aplicación de este derecho:

  • Datos anónimos.
  • Que no concierna al interesado.

Aunque sí podrían solicitarse datos seudónimos que estén claramente vinculados con el interesado.

Como se acaba de especificar, los datos para ser objeto de la Portabilidad deben ser proporcionados directamente por el interesado. Esto incluye los datos personales que guardan relación con la actividad del interesado o derivados del comportamiento de una persona, pero NO SE INLUYEN EN EL EJERCICIO DE LA PORTABILIDAD los datos que resultan del análisis posterior de dicho comportamiento.

Otra posibilidad que otorga al ciudadano a parte de la devolución de los datos, es la de la transferencia de estos a otra empresa que él mismo indique, ya sea del mismo sector empresarial o de otro totalmente distinto; con el mismo formato: estructurado, sencillo, uso común, claro y mecánico. Esto se podrá llevar a cabo sin la necesidad de enviarle previamente al interesado dichos datos (si técnicamente es posible), según el Art. 20.II RGPD.

La portabilidad de los datos al ciudadano, no solo le da opción a conseguirlos, sino que también podrá almacenarlos para su uso personal. El almacenamiento de los datos deberá llevarse a cabo a través de un dispositivo privado o en una nube privada, sin tener que transmitir necesariamente los datos a otro responsable del tratamiento.

Ejercicio del Derecho a la Portabilidad

En primer lugar, hay que recordar que el RGPD requiere que los responsables del tratamiento tengan una base jurídica clara para el tratamiento de los datos personales. Por lo que el ejercicio del derecho de Portabilidad deberá basarse en:

  • El consentimiento del interesado.
  • Por el contrato del que el interesado es parte.
  • El usuario lo solicita con respecto a los datos que él mismo ha proporcionado a quien los está tratando y que le conciernan, incluidos los datos derivados de su propia actividad. Por lo tanto, NO SE PODRÁ EJERCER sobre los datos que el usuario haya facilitado sobre terceras personas; o cuando el usuario solicite la portabilidad de datos que le incumban, pero fueron enviados al responsable por terceros.
  • El tratamiento de datos se efectúe por medios automatizado.

Destacar que la Portabilidad de los datos no cubre los datos de contactos profesionales tratados en una relación empresarial.

Desde el momento en que la empresa ha recibido la solicitud de Portabilidad de uno de sus clientes, tendrá un plazo de un mes para responder a la petición (posibilidad de ampliación hasta 3 meses para casos complicados).

¿Si ejerzo el Derecho a la Portabilidad el Responsable de Tratamiento podrá seguir tratando mis datos?

Que el interesado ejerza el Derecho de Portabilidad no implica que el Responsable deba suprimir dichos datos de sus ficheros o sus sistemas, podrá seguir tratando sus datos pero deberá tratar únicamente los datos necesarios para los nuevos fines que haya creado el ejercicio del derecho; y los que no cumplan con esa necesidad, deberán borrarse.

¿Cuántas veces se pueden transmitir los mismos datos personales?

Tras recibir los datos personales, por primera vez una empresa, después que se ejecutara el Derecho de Portabilidad, estos datos pueden considerarse como datos «facilitados por» el interesado y pueden volver a transmitirse conforme al derecho a la portabilidad de los datos, siempre que se cumplan con la base jurídica del tratamiento.

Si el ciudadano desea ejercer su derecho al olvido el responsable del tratamiento no podrá utilizar la portabilidad de los datos como medio para retrasar o negarse a dicha supresión.

Ventajas del Derecho a la Portabilidad

  • Facilita el cambio de proveedores.
  • Reutilización de los datos personales por el propio interesado directamente.
  • Los Responsables del Tratamiento no podrán poner obstáculos a la transmisión de datos.
  • Intercambio controlado y limitado de datos personales entre organizaciones mejorando las experiencias de los consumidores.



No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad