marketingnize Directorio es el servicio de Law&Trends para buscar abogados

LawAndTrends



imagen: CNMV

  • En Estados Unidos y Bélgica está prohibida su comercialización a clientes minoristas; Francia y Dinamarca han prohibido su publicidad y Reino Unido ha anunciado un endurecimiento de su regulación

El despacho Navas & Cusí, especializado en derecho bancario, financiero y comunitario presentó este viernes una petición a la CNMV instando al organismo a que implantara un programa supervisor de los CFDs (contratos por diferencias, derivados) en España así como limitaciones a la comercialización al consumidor minorista como ya se está haciendo en los países de nuestro entorno. “Más que una oferta de servicios se encuentra más cercano al engaño”, señala en su escrito Juan Ignacio Navas, socio-director de Navas & Cusí

Mientras Estados Unidos, Suiza o Japón han prohibido la actividad de las empresas de inversión de CFD a clientes minoristas, Francia, Holanda, Polonia, Singapur, Hong Kong y Dinamarca prohíben su publicidad. Además, el Reino Unido anunció el pasado 6 de diciembre su intención de endurecer la regulación. El regulador británico realiza este anuncio tras un estudio en el que se concluye un creciente número de clientes minoristas sin conocimiento adecuado del riesgo: el 82% de los clientes perdían dinero con una pérdida media de 2.200 libras por inversor.

Un informe del 2015 del regulador francés, AMF, señala que las quejas de los consumidores por los CFDs se habían disparado de las 64 en el 2011 a las 1.656 en 2015. El informe detalla que entre el 2009 y el 2013 fueron 15.000 las personas físicas que operaron con CFDs, de las que el 89% obtuvieron pérdidasLa inversión media se situó en los 1.843€ y la pérdida media en los 10.887€.

Gran Bretaña obligará a las empresas a realizar advertencias de riesgo a los clientes minoristas y publicitar los ratios de pérdidas. Además, planea establecer límites máximos de apalancamiento 25:1 para los clientes con menos de 12 meses de experiencia. En general, el límite de apalancamiento de minoristas se establecerá en 50:1, para evitar situaciones actuales con ratios de apalancamiento de 200:1. También han prohibido los bonos de bienvenida. “Llegaban a ofrecer 5.000 libras por cada 1.000 que aportaran; por supuesto, luego no podían retirar ese dinero”, explica Navas.

El mero anuncio ha supuesto el derrumbe bursátil de las principales operadoras de CFDs en el reino Unido. IG perdió un 41% en una sola jornada comiéndose las ganancias de los últimos 4 años. CMC se derrumbó otro 36% mientras que Plus500 recortó un 30%.

¿Y qué pasa en España? Todas estas empresas están operando en el mercado español, sin grandes advertencias ni límites de apalancamiento. “Es un escándalo que España siempre vaya a la zaga en protección del consumidor; en este caso, hasta la liberal Gran Bretaña, abierta en lo que a operaciones financieras se refiere, está dando una lección a España”, señala Navas.

La CNMV publicó el pasado 28 de julio una advertencia genérica en su página web en la que señala que sólo deben comprar CFDs aquellos inversores que “cuenten con amplia experiencia en operaciones de mercados volátiles, comprendan plenamente cómo funcionan, sus riesgos y sus costes y entiendan que mayor apalancamiento es igual a mayor riesgo”.

Además, mostraba su preocupación por la adecuada comercialización de los productos. “Son productos complejos, y no son adecuados para todos los inversores”, y recomienda que “no utilice un dinero que no se puede permitir perder. Puede perder una cantidad muy superior a su desembolso inicial”. Sin embargo -lamenta Navas- “no hay detalles concretos sobre límites de apalancamiento u obligaciones de advertencias específicas como en Reino Unido u otros países”.

Y eso que el 75% de los clientes españoles pierden dinero según un estudio elaborado por la propia CNMV tras estudiar durante más de dos años a 8.000 clientes de empresas que sumaban más del 85% del mercado. “¿A qué espera la CNMV para actuar con mayor contundencia?”, se pregunta Navas. “Bélgica prohibió este verano las operaciones CFDs de particulares y Francia y Holanda han prohibido su publicidad; ¿a qué espera España para mover ficha?”, se pregunta el experto.

Las entidades tratan de cubrir el expediente con advertencias genéricas. La mayoría reconoce que operar con CFDs “implica ciertos riesgos: si el mercado se mueve en su contra, perderá dinero. Y debido a que los CFDs son productos apalancados puede perder una cantidad mayor que su depósito inicial”. No obstante, inmediatamente añaden que te asesoran cómo “gestionar” tu riesgo. “Curiosamente muchas de estas empresas ofrecen las explicaciones legales en inglés”, denuncia Navas.

“Yo espero que la CNMV intervenga con carácter de urgencia limitando la comercialización al cliente minorista. España no puede convertirse en el patio trasero donde todo está permitido, incluídos productos de inversión que hacen perder dinero al 75% de los clientes; y no basta con advertencias genéricas en la web. Una regulación sencilla pero estricta es indispensable”, concluye el socio-director de navascusi.com

Por último, el experto alerta a la CNMV y a las autoridades comunitarias de ‘chiringuitos financieros’ con domicilio en Chipre que pretenden operar en toda la UE gracias al ‘pasaporte comunitario’. “La UE tiene que dotarse de recursos para que las barreras nacionales no sean puertas al campo”, concluye Navas.




No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad