Foro Legal & Empresarial sobre Compliance en PanamŠ - eventos moncada

LawAndTrends



  • El número de procedimientos de insolvencia comunicados y concluidos en el mismo auto han experimentado un incremento del 35% en Barcelona, y del 19% en Madrid, en la primera mitad del año.
  • El activo concursado ha descendido notablemente en ambos territorios, concretamente en un 52% en el caso de Madrid, y un 51% en Barcelona.

Insolnet Soluciones Concursales, sociedad profesional especializada en la prestación de servicios en el ámbito de la insolvencia, ha publicado los resultados de su Informe Semestral “La Administración Concursal. Evolución de las designaciones en 2016”, donde analiza el desarrollo de los procedimientos de insolvencia para la primera mitad del año en Madrid y Barcelona, los territorios que concentran el mayor volumen de procesos concursales a nivel nacional.

La principal conclusión que se extrae del estudio es que, si bien el número de concursos de acreedores que no se refieren a personas físicas y a los declarados y archivados en el mismo edicto han experimentado una importante caída del 39% en Madrid y 33% en Barcelona, no ha ocurrido lo mismo en el caso de aquellos procedimientos de insolvencia comunicados y concluidos en el mismo auto. Éstos han alcanzado la cifra de 126 en Barcelona y 55 en Madrid, manteniendo prácticamente la misma cantidad que en 2015, aunque representando un aumento del 35% y 19% en ambos territorios, respectivamente, debido a la disminución del total de número de concursos en el primer semestre de este año en comparación con el pasado ejercicio.

Por su parte, el número de personas físicas deudoras declaradas insolventes durante la primera mitad de 2016 han sido de 49 en Barcelona y 23 en Madrid, representando un porcentaje muy bajo en comparación con el total de casos registrados. “A todas luces, estas cifras constatan el fracaso de la reforma implementada, denominada de segunda oportunidad”, apunta Jordi Castells, Socio de Insolnet.

Baja el activo concursado

En cuanto al activo de las empresas concursadas, se ha experimentado un descenso del 52% en Madrid y 51% en Barcelona del activo concursado en la comparativa del primer semestre para el periodo 2015-2016.

Las tres empresas de Madrid con mayor activo en el primer semestre de 2016, según datos de las últimas cuentas depositadas en el Registro Mercantil, han sumado 213.188.281€, encabezando el ranking la Compañía para los Desarrollos Inmobiliarios de la Ciudad de Híspalis (105.401.711€), seguida de Antigua Rehabitalia (58.574.533€) y Grupo Inmobiliaria Alvi Corp (49.212.037€).

En el caso de Barcelona, las tres compañías con mayor activo concursado, según datos de las últimas cuentas depositadas en el Registro Mercantil, han sumado 144.174.405€, con Stocks Arganda & Polish Holdings S.L. en primer lugar (55.834.149€), seguida de Argenta S.L. (54.441.456€) y Grafos S.A. (33.898.800€).

Descienden las designaciones de la Administración Concursal

Debido a que el número de casos de concursos declarados y concluidos en el mismo edicto cada vez cobra más protagonismo, procedimientos en los que no se nombra a un administrador, se concluye que el número de designaciones de administración concursal ha disminuido de manera significativa en estos últimos meses. “Estas cifras entran en contradicción con la voluntad del legislador de lograr que las funciones de la administración concursal se realizaran por parte de un órgano especializado. En efecto, es económicamente inviable la asunción de las funciones (más de 50 según el artículo 33 de la Ley Concursal) y la formación continua de los administradores si no se les dota de trabajo, y parece que las cifras de este año apuntan a que el número de concursos ni siquiera alcanzará para que los gestores concursales que se postulan ante los juzgados tengan ocasión de gestionar algún procedimiento”, explica Raimon Casanellas, socio-director de Insolnet.

“De los datos se concluye que se gestionaron los procedimientos de la crisis con escasez de recursos, tanto de la administración de justicia como de posibilidades del procedimiento. El reto ahora es adaptar el conocimiento adquirido durante la crisis para evitar errores del pasado: Discernir entre empresas viables e inviables, y facilitar que aquellas con proyectos viables puedan desarrollarlos sirviéndose, si fuera el caso, de las posibilidades de refinanciación y reestructuración que la legislación ofrece. El administrador concursal puede coadyuvar al éxito de dichos procesos que permitan hacer más competitiva la economía española”, añade Jordi Castells, socio de Insolnet.

 




No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad