Foro Legal & Empresarial sobre Compliance en Panam - eventos moncada

LawAndTrends



Me especialicé en Mediación Mercantil tras entender que muchas sentencias judiciales no solucionaban los problemas reales de la empresa o eran tardías, en otros países ya se introdujo como solución la mediación. Soy además Abogado, Administrador Concursal y en la actualidad Director de la Escuela Europea de Negocios lo que me da una amplia visión de los problemas de la empresa hoy en día sus posibles soluciones y la necesidad de cambio

La Mediación Mercantil se va poco a poco abriendo camino, tanto que incluso grandes despachos de abogados hacen de la supresión de dicha cláusula como “casus belli”. Hace poco sufrí dos pequeñas decepciones que me han movido a escribir este artículo.

Una ver como en un periódico de tirada de nacional la Directora de un denominado Centro de Negociación y Mediación de una afamada Escuela de Negocios afirmaba que la mediación era “adecuado para demandas de cuantías inferiores al gasto de un proceso judicial”. Creo que esta afirmación supone una ignorancia importante de lo que significa la institución de Mediación. No hace pocos años Samsung y Apple resolvieron una importante disputa mediante mediación y no creo que la cuantía de la demanda fuera inferior al coste del procedimiento judicial. En mi Estudio de Mediación hemos resuelto numerosos casos de mediación entre empresas o asuntos patrimoniales en el que la cuantía superaba con creces el coste del litigio, en algunos casos tras fracasar la negociación realizada por los cauces tradicionales que suelen llevar a cabo los abogados. Esto me hace pensar mucho sobre qué tipo de mediación se está enseñando en estas grandes escuelas de negocio o que expresamente se desincentiva. O tal vez algo peor, están al servicio de intereses superiores en vez de servir para que avance la sociedad, no es raro oír que poderosos lobbies pretenden reducir la mediación para asuntos de familia o de escasa cuantía, lo cual implica un flaco servicio a la sociedad y no velar por los intereses reales de sus clientes que normalmente no son embarcarles en costosos pleitos o arbitrajes.

La segunda decepción va enlazada con la afirmación anterior, hace poco llegó a mis oídos que en un despacho se pidió que se revisara conforme a la legislación española un contrato entre una gran empresa española y otra de un país de la comunidad económica europea. Este despacho que aplica técnicas avanzadas de asesoramiento a sus clientes sugirió a sus clientes europeos que se incluyera la cláusula de intento de mediación previa a un litigio sometido a los Tribunales Españoles. Si bien la empresa europea lo acepto con agrado y lo vió como positivo la empresa española asesorada por uno de los grandes despachos españoles hizo de la supresión de dicha cláusula una cuestión importante, tanto que llevo una hora la negociación de la misma de forma que al final se suprimió.

 Esta noticia me llevo a una gran decepción y a reflexionar de porque era tan importante eliminar dicha cláusula del contrato que en principio no debería haber llevado grandes problemas. ¿Realmente conocen lo que es la mediación? ¿Se sentirían los abogados españoles, minusvalorados por fracasar en una negociación cuando se presentará un conflicto y que un mediador lo consiguiera? ¿O realmente tenían instrucciones de no aceptar bajo ningún concepto dicha cláusula porque le saldría más rentable al despacho que el tema terminara con sentencia en vez de una negociación?

Realmente tras pensarlo no logro a comprender los motivos. Pero la segunda constatación no es solo mas que una afirmación de que hay intereses en que la mediación no prospere y dejarla para pequeños asuntos pequeños y familia y sustraer de la mediación asuntos más complejos dejando los grandes para impresionantes minutas de árbitros y arbitrajes o de pleitos.

A su vez lo que con tristeza constaté, me llevo a otras reflexiones ¿es que los abogados europeos, americanos o países sudamericanos no defienden bien los intereses de sus clientes recomendándoles la inclusión de cláusulas de mediación en sus contratos? Es que solo los abogados españoles hemos descubierto que la mediación no es apta para contratos mercantiles grandes y que el resto de los abogados del mundo son los equivocados. ¿A que tienen miedo, cuando en Estados Unidos donde lo normal es intentar una mediación con un mediador neutral no la de un abogado que defienda solo a su cliente el número de asuntos que se debaten en los tribunales es superior a los de mediación? ¿Se han creído eso de que Spain es different? o siguen anquilosados en el siglo pasado. La verdad es que la introducción de la mediación en España es lenta, pero va creciendo y se acabará imponiendo incluso en el ámbito mercantil, pues serán los clientes los que acaben diciéndole al abogado que dejen de embarcarles en costosos pleitos que en algunos casos no solucionan el problema y vayan a mediación. Los abogados deben evolucionar en España y aprender a defender los intereses de sus clientes tanto en mediación como en juicio, aprender cómo deben actuar en mediación y como deben cobrar a sus clientes cuando les recomiendan ir a mediación.

Pero toda cruz tiene su cara y el hecho de que un despacho de abogados grande pierda una hora en intentar una cláusula de mediación es que empieza a ser importante y la mediación va calando.




No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad