Directorio es el servicio de Law&Trends para buscar abogados y profesionales jur韉icos

LawAndTrends



  • Los trabajadores menores de 25 años son los que menos desconectan durante este periodo (lo hace el 61,4%), seguidos de los profesionales con edades entre 25 y 45 (66,8%) y de los mayores de 45 (70,5%)

Randstad, la empresa líder en soluciones de recursos humanos en España, ha elaborado un análisis para conocer si los profesionales desconectan en vacaciones. Para ello, ha tenido en cuenta la edad del profesional y el cargo que desempeña en su empresa. Randstad también ha analizado las razones por las que el trabajador no consigue desconectar y el tiempo que tarda en hacerlo.

El análisis de Randstad revela que el 32,5% de los profesionales españoles no logra desconectar durante las vacaciones. Es decir, uno de cada tres trabajadores no es capaz de desconectar durante el periodo vacacional, frente al 67,5% de los ocupados que sí lo hace. Según la edad del profesional, Randstad detecta que a menor edad mayor es la dificultad para desconectar. De esta forma, los menores de 25 años son los profesionales que menos desconectan en sus vacaciones. En concreto, el 38,6% de los ocupados de estas edades no consigue olvidarse del trabajo. Le siguen los trabajadores con edades comprendidas entre los 25 y los 45, de los cuales no desconecta el 33,2%, y los mayores de 45 años, de los cuales el 29,5% no consigue esta desconexión.

Randstad también analiza las razones por las cuales los trabajadores tienen dificultades para desconectar durante el periodo vacacional. La razón principal es la dificultad para desvincularse de los temas laborales. En concreto, el 48,1% de los ocupados que no desconectan declaran que es por este motivo. Otra razón importante es el contacto desde la empresa, es decir, el 27,5% de los trabajadores que no desconectan declara que es porque es contactado por su empresa. Entre el resto de motivos que dificultan la desconexión están la imposibilidad de delegar tareas al ser la única persona en gestionar determinadas tareas (16%), la dificultad en delegar en otro compañero (5,9%) y el contacto con la empresa por parte del trabajador (2,4%).

“Desconectar en vacaciones es un hecho más importante de lo que nos puede parecer a priori. Tras un largo periodo de trabajo, si el profesional no logra descansar un mínimo de tiempo, su productividad descenderá, siendo perjudicial tanto para la empresa como para el propio trabajador. Es importante que no sólo el profesional sea consciente de este hecho, sino que la propia empresa evite contactarle para lograr así una desconexión completa y conseguir que el trabajador regrese con un rendimiento pleno a su vuelta del periodo estival”, afirma Luis Pérez, director de Relaciones Institucionales de Randstad.

Si se analizan los trabajadores que mantienen el contacto en algún momento de las vacaciones con su empresa, se observa que el 37,4% mantiene la comunicación con alguna persona del trabajo. En el lado contrario se sitúa el 62,6% de los ocupados que asegura no mantener ningún contacto con su empresa durante las vacaciones. Los medios más habituales para mantener ese contacto entre trabajador y empresa son el teléfono móvil, a través de llamadas (34,7%) y mensajería instantánea (32,6%), y el correo electrónico (26,1%).

A menor edad, mayor es el tiempo que los profesionales tardan en desconectar

Del total de ocupados que afirma que sí desconecta en vacaciones, a uno de cada tres profesionales (27,2%) le basta con un día o menos para no pensar en su trabajo, siendo el grupo que mayor tasa registra. Le siguen los que tardan entre uno y dos días (26,4%) y los que necesitan entre una y dos semanas (21,8%).

Randstad también ha analizado cuánto tardan los profesionales en desconectar por tramos de edad. Los menores de 25 años son los empleados que tardan más en lograrlo. Un 28,2% de estos ocupados tarda entre una y dos semanas. En los empleados de entre 25 y 45 años esta cifra desciende hasta el 22,7% y en los mayores de 45 años al 18,6%.

Los profesionales que más rápido desconectan son los mayores de 45 años, ya que al 32,6% le basta con un día. A continuación, se sitúan los de entre 25 y 45 años (23,8%) y los menores de 25 años (14,3%). En todos los tramos de edad, los profesionales que tardan más de dos semanas son el grupo que menos tasa registra.

Los directivos son los profesionales a los que más les cuesta desconectar

Randstad también ha tenido en cuenta el cargo que despeña el profesional en la compañía a la hora de analizar si estos consiguen desconectar en su periodo vacacional. Los directivos son los trabajadores que menos desconectan, en concreto, el 53,8% de este tipo de perfiles no lo consiguen.

Tras ellos, los ocupados con un cargo de manager son los que más dificultades tienen para desconectar ya que un 52,7% de este tipo de perfil no lo logra. Los altos directivos se sitúan en tercer puesto, con un 44,4% de profesionales con este cargo que no desconectan. En el lado contrario se sitúan los trabajadores técnicos. El 33,5% de estos perfiles no logan desconectar en vacaciones, siendo los que menos dificultades tienen para hacerlo de todo el mercado laboral.

Randstad destaca que tanto altos directivos como directivos son los dos perfiles a los que más les cuesta delegar sus tareas en otros trabajadores. En concreto el 25% y el 28,6% respectivamente, no consiguen que otro compañero se ocupe de su trabajo durante las vacaciones.




No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los t茅rminos legales y la pol铆tica de privacidad