Lexperta Directorio es el servicio de Law&Trends para buscar abogados

LawAndTrends



  • En el Día Internacional de la Trabajadora del Hogar, la Unión General de Trabajadores recuerda que este sector de actividad que emplea a más de 600.000 personas -de las que cerca de un 90% son mujeres- se caracteriza por la precariedad, la falta de derechos, la escasa protección social y la ausencia de reconocimiento en la sociedad. UGT exige al Gobierno que retome la senda iniciada para la equiparación de derechos con el acuerdo de Diálogo Social, que dio lugar a la regulación vigente desde 2012 –que él mismo truncó- e insiste en que España ratifique el Convenio 189 de la OIT sobre trabajo decente para las trabajadoras y trabajadores domésticos. El sindicato demanda, entre otras cuestiones, la necesaria profesionalización del sector y medidas por parte de la Administración para que la parte empleadora tenga la obligación de dar de alta en la Seguridad Social a estos trabajadores.

El 30 de marzo, se celebra el Día Internacional de la Trabajadora del Hogar, UGT recuerda que el camino hacia la equiparación de derechos se inició con un acuerdo de Diálogo Social en torno a la Seguridad Social y la relación laboral, que dio lugar a la regulación vigente desde 2012. Ése debía ser el inicio de una serie de modificaciones, pero se truncó con el Gobierno del Partido Popular que no ha convocado el grupo de expertos tripartito que debía abordar cuestiones como la posibilidad de establecer un sistema de protección por desempleo o acabar con el desistimiento sin causa como forma de dar por terminada la relación laboral y revertió parte de la reforma de Seguridad Social, al permitir a partir de abril de 2013, por acuerdo de las partes, pudiera ser, de nuevo, la trabajadora la responsable del alta y el ingreso de la cotización en los supuestos de trabajo para varios empleadores.

El sindicato recuerda la desprotección a la que se ve sometida esta relación laboral, que  incluye tareas domésticas pero también cuidados personales, y todas estas actividades se valoran y se retribuyen de igual forma; es una actividad excluida de la ley de prevención de riesgos laborales y que, por el hecho de que el trabajo se desarrolla en un hogar particular, la actuación de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social se ve dificultada, cuando no imposibilitada. Característica, esta última, que comparten todas las trabajadoras y trabajadores que por cuenta de empresas o administraciones, se dedican igualmente a los cuidados personales o tareas domésticas en condiciones igualmente precarias.

En este contexto, la Unión General de Trabajadores reivindica:

- La ratificación por parte de España del Convenio 189 de la OIT sobre trabajo decente para las trabajadoras y trabajadores domésticos

- El cumplimiento de la obligación establecida en el Real Decreto 1620/2011 que regula la relación laboral especial de constituir un grupo tripartito para abordar la prestación por desempleo, la desaparición del desistimiento y cuestiones como la prevención de riesgos laborales y medidas alternativas para facilitar la actuación de la Inspección de trabajo.

- La necesaria profesionalización del sector, separando tareas y estableciendo salarios adecuados para cada una de ellas.

- Que sea siempre obligación de la parte empleadora el alta e ingreso de la cotización, adoptando  la Administración las medidas necesarias para facilitar el cumplimiento de estas obligaciones.

Algunos datos relevantes

Según datos de 2016, hay cerca de 624.000 personas asalariadas en hogares que utilizan personal doméstico, de las que un 88% eran mujeres.

Del total de personas asalariadas, 330.300 (52´9%) trabajan a tiempo parcial, porcentaje que sube al 56´9% en el caso de las mujeres asalariadas en esta actividad.

En diciembre de 2016, el 44´2% de las personas afiliadas al sistema especial de empleados de hogar, tenían nacionalidad extranjera. El 95% de las 427.845 personas afiliadas al sistema especial eran mujeres y de ellas el 43´3% de las tenían nacionalidad extranjera.

Además, la pensión de jubilación en el sistema especial de empleados de hogar es la más baja de todo el sistema de la Seguridad Social, con la excepción del régimen residual del S.O.V.I. El 64´3% de las pensiones de jubilación del sistema especial de empleados de hogar, necesitan complementos a mínimos. Por conceptos, es también el sistema donde la pensión de jubilación inicial representa el menor porcentaje: solo el 45´2% del importe total, corresponde a la pensión inicial, el 23´4% corresponde a revalorizaciones y mejoras y el 31´3% del importe total de la pensión son complementos a mínimos

 

AÑO 2015 Importe medio pensión de jubilación
TOTAL 1.021´19
Regimen general total 1.165´50
S.E.Agrario 606´26
S.E. Empleados de hogar 520´01
R.General 1.249´56
R.E. Trabajadores Autónomos total 689´12
S.E. Agrario 585´07
Trabajadores Autónomos 735´74
R.E.Trabajadores del Mar 1.176´56
R.E. Minería del Carbón 2.039´81
Acc.de Trabajo y Enfer.Profesionales 1.163´90
S.O.V.I 382´84

Fuente: Anuario de Estadísticas 2015. Ministerio de Empleo y Seguridad Social

También en la precariedad de la protección social hay diferencias por sexo. Mientras la pensión media de jubilación en 2015 de una mujer en el sistema especial de empleados de hogar fue de 519´54 euros, en el caso de los hombres el importe era de 544´39 euros. Ambos sexos comparten que su pensión de jubilación es la más baja en mujeres y hombres, de todo el sistema de la Seguridad Social.

La precariedad en la protección social, en este caso de la pensión de jubilación, está directamente relacionada con las condiciones de empleo, y con los derechos de esta actividad laboral. La ausencia de protección por desempleo que llevan a retrasar la jubilación, la crisis económica y social y el desmantelamiento de nuestro, ya de por si precario sistema de bienestar, arrojan datos como que en el año 2015, el 22% de las personas afiliadas al sistema especial, tenían más de 55 años, frente al 13´3% que representaba este intervalo de edad en las personas afiliadas al Régimen General. Un porcentaje que solo es superado por el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos con un 23´5% de afiliados mayores de 55 años.

También en la comparativa con otros estados miembros, en el año 2015 España se sitúa en el segundo lugar, tras Italia, en  número de ocupados en el empleo doméstico mayores de 50 años. Según datos de Eurostat, de las 618.600 personas ocupadas en el trabajo doméstico en España en 2015, 213.800 (el 34´5%) tenían más de 50 años.

El nivel de la protección social está directamente relacionado, no solo con las cotizaciones en este sistema sino con los salarios percibidos. Mientras que el salario medio bruto mensual total del conjunto de ramas de actividad ha crecido desde el año 2008 en 119 euros (de 1.774 euros a 1.893 en 2015), en la rama de los hogares como empleadores de personal doméstico, ha descendido en 111 euros (un 12% menos), de 857 euros en 2008 a 746 euros en 2015, una pérdida que afecta especialmente al trabajo doméstico a tiempo parcial, cuyo salario medio ha pasado de 523 euros en 2008 a 346 en 2015, un 33% menos.




No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad