Lexperta Directorio es el servicio de Law&Trends para buscar abogados

LawAndTrends



La innovación es el motor del desarrollo de cualquier sector y es por ello necesaria e imprescindible. Igualmente lo es en el ámbito jurídico, donde recientemente se están incorporando nuevos métodos y ampliando las posibilidades de trabajo, para lo que se requiere una nueva especialización de los profesionales, que incluye un elevado conocimiento de las llamadas “nuevas tecnologías”. Estas son, sin duda, la clave de toda innovación y la base del futuro de cualquier sector.

La sociedad y todos los sectores que la conforman no podrían evolucionar de no ser por la innovación que se ven obligados a llevar a cabo todos ellos, con el fin de perfeccionar al máximo sus servicios. Si bien, en el sector legal, esta innovación siempre se ha visto retardada y ha sido poco eficaz por la creencia errónea de que es uno de los sectores que no necesitan innovar, alegando que las leyes son inamovibles. Sin embargo, el sector legal no solo se limita a las leyes, sino que es increíblemente amplio e involucra numerosos ámbitos que sí necesitan de su evolución y cambio acorde con la evolución social. La innovación es clave para el desarrollo de un negocio y su futuro, pues cualquier sector o empresa debe ir adaptándose a los nuevos tiempos y a las nuevas demandas y hábitos de la población, que con el paso de los años van cambiando y volviéndose más complejas.

Centrándonos en la Administración de Justicia española, esta también se ha abierto al campo de las nuevas tecnologías y la Ley 18/2011, de 5 de julio, regula el uso de las tecnologías de la información y la comunicación en la Administración de Justicia. Los principales objetivos de esta norma son actualizar el contenido del Derecho fundamental a un proceso público, gracias a la agilización que permite el uso de las tecnologías en las comunicaciones y definir en una ley los requisitos con el fin de garantizar la seguridad en la transmisión de los datos.

Por ejemplo, LexNet es una plataforma de intercambio seguro de información entre los órganos judiciales y una gran diversidad de operadores jurídicos que necesitan intercambiar documentos judiciales (notificaciones, escritos y demandas). Este sistema, desde su implantación en 2004, se ha convertido en un instrumento seguro y habitual en las comunicaciones judiciales. Pretende extender gran parte de los servicios que ofrece la Administración de Justicia a través de Internet, haciendo que sean accesibles en cualquier momento.

Otro ejemplo de modernización en la Administración de Justicia es la creación del Expediente Judicial Electrónico, que pasará del formato en papel a ser un conjunto de información en formato electrónico, accesible para todos los intervinientes y que reducirá los tiempos de espera, simplificará las gestiones de tramitación y ahorrará recursos. El Ministerio de Justicia está trabajando en su implementación.

Con el Plan 2015 para la aceleración de la Justicia en entornos digitales se quiere conseguir una Justicia de calidad, ágil y al alcance de todos. El objetivo es que los ciudadanos dispongan de los medios que les permitan acceder a la Justicia a cualquier hora para informarse y realizar determinados trámites. Se han tomado diversas medidas para facilitar los trámites que debe realizar un ciudadano en relación con la justicia, y se creará una nueva sede judicial electrónica. Con todo ello se pretende llevar la innovación y la tecnología al servicio público, tal y como demandan los ciudadanos.

Todos estos ejemplos muestran cómo la necesidad de innovación es inminente y poco a poco se va extendiendo por todos los ámbitos, a pesar de su extrema dificultad en algunos casos por diversos motivos como la seguridad o la necesidad de elevada inversión. Sin embargo, es una inversión necesaria y una especialización que, por su utilidad, cada vez será menos compleja y más fácil de implantar, que garantice la seguridad y privacidad siempre además de cumplir con todos los requisitos legales que las leyes marcan y regulan. Por eso se debe apostar por ellas y contribuir a su expansión. Y, por supuesto, el sector jurídico debe incluirse en esta innovación.

Elena Pérez Rodríguez. Estudiante del Doble Grado de Derecho y Relaciones Internacionales en la Universidad Pontificia de Comillas ICADE, Madrid.

Referencias

  • González-Espejo, M. (2014). Innovanza - La nube no es el futuro, sino el presente de la abogacía – Blogs Expansion.com. Obtenido de: http://www.expansion.com/blogs/espejo/2014/07/02/la-nube-no-es-el-futuro-sino-el-presente.html
  • España. Ley 18/2011, de 5 de diciembre, reguladora del uso de las tecnologías de la información y la comunicación en la Administración de Justicia. BOE, 6 de julio de 2011, núm. 160, p. 71320-71348
  • Ministerio de Justicia, (n.d.). Expediente Judicial ElectrónicoPortal de la Administración de Justicia. Obtenido de: http://cort.as/eYaz
  • Ministerio de Justicia, (n.d.). ¿Qué es LexNET? – Portal de la Administración de Justicia. Obtenido de: http://cort.as/eYaw

 

 

 




No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad