Pertos hispania Directorio es el servicio de Law&Trends para buscar abogados

LawAndTrends



Gema Espinosa Conde, nacida en Burgos, ingresó en la Carrera Judicial en el año 1989. Ascendió a magistrado en 1991. Desde 2007 es magistrada de la Audiencia Provincial de Barcelona, y en 2006 fue nombrada directora del Servicio de Selección y Formación de la Escuela Judicial de España. Desde julio de 2013 es la directora de la Escuela Judicial, que cumple 20 años. El 26 de febrero de 1997, las diez mujeres y los quince hombres que integraban la 48 promoción de jueces españoles iniciaron sus clases en la Escuela Judicial del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), inaugurada ocho días antes. Veinte años después, por sus instalaciones –situadas en Barcelona, en plena sierra de Collserola- han pasado un total de 2.922 alumnos, lo que representa casi el 55 de los jueces y juezas hoy en activo

Gema Espinosa ha sido también profesora Asociada del Departamento de Derecho de la Universidad Pompeu i Fabra de Barcelona. Miembro del equipo de investigación I+D sobre Derecho de Familia de la Universidad Pompeu i Fabra, miembro del Consejo Asesor y Profesora del Diploma de Postgrado de Derecho Matrimonial de la Universidad Pompeu i Fabra y, entre otras actividades, profesora del Máster de Derecho Civil Avanzado de la Universidad de Barcelona. Ha ejercido funciones docentes en el Centro de Estudios Jurídicos y formación Especializada de la Generalitat de Cataluña. Cuenta con una dilatada actividad docente en conferencias y cursos, y de coordinación de actividades de formación sobre Derecho de Familia y Metodologías Formativas.

1.- La Escuela Judicial del CGPJ cumple 20 años. ¿Qué balance hacen desde la institución?

El balance es muy positivo. En sus 20 años de vida la Escuela Judicial ha conseguido situarse en la vanguardia de los centros de formación, tanto de nuestro entorno geográfico como también de Iberoamérica. Es un centro activo, en continua investigación de nuevas metodologías formativas y programas docentes, que pretende formar jueces que, además de contar con unos importantes conocimientos técnicos que les permita impartir una justicia de calidad, sean conocedores de la realidad social en la que sus resoluciones van a tener incidencia, y sean respetuosos con ella.

El trabajo realizado hasta ahora ha sido reconocido tanto en Europa, algunas de sus metodologías han sido distinguidas como “mejores prácticas” por la Comisión Europea, como en Iberoamérica. La Red Iberoamericana de Escuelas Judiciales  acreditó a la Escuela Judicial por haber cumplido con los requisitos de calidad contenidos en la norma de calidad de la Red, NCR 1000;2011.

2.- ¿Cómo han evolucionado los programas formativos de la Escuela Judicial?

Las metodologías de la Escuela Judicial están en continua renovación. La incorporación de nuevas metodologías docentes para la formación judicial es uno de los ejes que asegura que la formación responda a las necesidades del juez del siglo XXI. Por ello, año tras año, la Escuela Judicial trata de incorporar en cada uno de sus planes docentes métodos que hagan posible una formación más participativa, dinámica e interactiva. En ese camino, algunas de sus metodologías han sido reconocidas a nivel europeo como mejores prácticas para la formación judicial (Study on best practices in training of judges and prosecutors -2014) y entre ellas, la utilización del caso práctico abierto a través del juzgado virtual, la utilización de micro relatos para la reflexión sobre ética judicial y deontología, y la actividad de medios de comunicación. En el ámbito de la Formación Continua de jueces y magistrados,  competencia de la Escuela Judicial además de la formación inicial, también ha sido reconocida con esta distinción de “mejor práctica” la formación mixta, presencial y on line, en derecho Europeo.

Intentamos también adaptarnos a las nuevas exigencias, fundamentalmente a las nuevas tecnologías, y por ello  la formación inicial impartida por los profesores de la Escuela Judicial se refuerza con la formación que se realiza a través de las plataformas virtuales. Ello permite que el juez en prácticas reciba mucha más información de la que se le transmite en las aulas. La utilización de la plataforma Moodle consigue facilitar a los jueces en prácticas el aprendizaje en un entorno virtual, se racionaliza el uso de la documentación y la gestión de la información, se centraliza la comunicación entre profesor y alumnos a través de la plataforma, y se potencia una formación en que los alumnos adoptan una participación activa mediante la intervención en foros de discusión.

También se ha incrementado considerablemente la formación en Derecho Europeo. El juez español debe ser consciente de su papel como juez europeo y por ello año tras año vamos incrementando la formación en esta área.

3.- En estos veinte años han pasado por la Escuela casi 3.000 alumnos. ¿Qué rasgos destacaría que tienen en común los alumnos que pasan por la Escuela?

Yo destacaría su vocación y la ilusión por incorporarse a la Carrera Judicial. Cuentan además con unos profundos conocimientos teóricos proporcionados por el estudio de la oposición, y tras su paso por la Escuela Judicial puedo decir que también con las competencias  necesarias para ejercer la profesión de juez, esto es, tienen los conocimientos, las habilidades y las actitudes precisas para el ejercicio de sus funciones jurisdiccionales. Son además personas cercanas a la sociedad, conocen perfectamente al destinatario de sus resoluciones y   quieren que su paso por el juzgado pueda servir para mejorar la situación del justiciable.

4.- ¿Qué actos hay previstos para conmemorar el 20 aniversario?

Queremos aprovechar este 20 aniversario para dar a conocer la Escuela Judicial a la sociedad. Se han realizado ya unas jornadas de puertas abiertas con medios de comunicación, donde  dimos a conocer nuestro trabajo y vieron como es un día en la Escuela. Asistieron a las clases, vieron el desarrollo de una simulación de un juicio,  escucharon a los alumnos y participaron  en sus actividades. Queremos acercar también la Escuela a la Universidad y para ello se ha previsto que varios grupos de estudiantes universitarios se sumerjan en la Escuela y participen en las actividades de los alumnos.

También está previsto realizar un acto institucional donde participen antiguos alumnos de la Escuela así como los directores, letrados, profesores y personal de gestión sin cuyo trabajo, esfuerzo e ilusión no hubiera sido posible hacer realidad aquel proyecto que se puso en marcha hace veinte años.

5.- La presencia femenina en las aulas de la Escuela ha superado el 50% desde la segunda promoción, pero siguen siendo minoría en los puestos de mayor responsabilidad ¿Tienen las mismas oportunidades hombres y mujeres en la carrera judicial?

Por supuesto que sí. Las mujeres no tenemos  ningún impedimento legal o administrativo que nos coloque en una situación de desventaja frente a los hombres. En mis más de veinticinco años de carrera en ningún momento he sentido tener menos oportunidades que los compañeros jueces. Otra cosa es que por decisión personal, fundamentalmente razones familiares, o porque tengan otro tipo de ambiciones las mujeres no opten a determinados puestos. Pero en ningún caso existe ningún impedimento para acceder a ellos.

6.- Algunas de las metodologías utilizadas por la Escuela Judicial han sido reconocidas a nivel europeo, una de ellas es la utilización del caso práctico abierto a través del Juzgado virtual. ¿Puede contarnos en qué consiste?

El “Juzgado virtual” es una variante del método del caso cerrado utilizado en la docencia ordinaria. Se desarrolla en colaboración con uno o más juzgados de todo el país con el objetivo de que algunos de los casos que entran en ellos lo hagan también, de forma simultánea, en la Escuela Judicial, valiéndose para ello de las tecnologías de la información. Los casos se seleccionan, por su temática y tipología, en función de los requerimientos del claustro de docentes. Los jueces y juezas en prácticas, a través del espacio virtual, pueden seguir la tramitación e incidentes del procedimiento e incluso debatir sobre ellos mediante un foro. Asimismo, se les facilita la agenda de señalamientos correspondiente a los casos seleccionados. El día previsto la Escuela conecta con el Juzgado para asistir, a distancia, al desarrollo de los actos programados (generalmente juicios verbales y audiencias previas de juicios ordinarios). La asistencia de las juezas y jueces no es, sin embargo, pasiva. Antes de cada acto, uno de ellos hace una breve presentación del caso. Luego, durante una pausa entre juicio y juicio, se restablece la comunicación bidireccional y los participantes pueden volver a intervenir para preguntar o debatir con quien ha dirigido el acto  aquello que han visto y oído (por ejemplo, por qué se rechazó o admitió una determinada prueba).

Al concluir la mañana, los alumnos deben dictar la sentencia de uno de los casos enjuiciados, escogido por los docentes. Deben hacerlo, además, con la misma información que el juez y, aún más importante, cuando éste no lo ha hecho todavía. Posteriormente, el Juzgado remite su sentencia a la Escuela Judicial, cosa que permite cerrar el expediente y volver a discutir el caso con los jueces y juezas en prácticas.

7.- Además de los conocimientos y la preparación pertinente ¿qué cualidades necesita un juez?

Yo destacaría fundamentalmente la empatía. El juez debe empatizar con el justiciable, debe identificarse con su problema, debe ser cercano a esa persona que acude por primera vez a un juzgado y que probablemente no volverá a hacerlo.  En la Escuela Judicial hacemos mucho hincapié en ello. Debe ser también un juez conocedor de la sociedad. No hay que olvidar que nuestra actual realidad social es cada día más compleja y culturalmente heterogénea y el juez debe conocerla y entenderla. Por ello en la Escuela buscamos también  métodos docentes que fomenten al futuro juez a esa apertura a su entorno social.

8.- Como directora de la Escuela, ¿Qué recomendación daría a los abogados que estén pensando en empezar la Carrera Judicial?

Lo primero que les diría es que es un camino muy duro. La media de preparación de la oposición son cuatro años. Más de cuatro mil opositores participan cada año en el proceso selectivo y el número de plazas convocadas en los últimos años no ha superado la centena. Son muchas horas de estudio y aislamiento, que exigen un gran sacrificio.

Les recomiendo también no perder la ilusión, es un gran esfuerzo el que debe hacerse y es muy difícil alcanzar el éxito si no se mantiene esta ilusión. Y por supuesto constancia y  esfuerzo día a día. Es una carrera larga,  y no puede superarse sin un trabajo constante y sin dedicación absoluta a ello.

9.- ¿Cómo pueden contribuir los jueces y magistrados a mejorar la sociedad?

El juez debe asumir su función de garante de los derechos de los ciudadanos, derechos que entran en conflicto con otros comportamientos, a veces prohibidos, pero en otras ocasiones también legítimos y protegibles. Y debe dar una respuesta a los ciudadanos desde la imparcialidad y la independencia. Ello permitirá fomentar la confianza de los ciudadanos en la justicia, lo que a su vez incrementará la seguridad jurídica y el bienestar de la sociedad.

10.- ¿Qué objetivos tiene la Escuela a corto y largo plazo?

Fundamentalmente mantener el nivel de calidad de la formación que se da en la Escuela Judicial, tanto la inicial como la continua que es la dirigida a los jueces y magistrados en activo, así como ir introduciendo innovaciones en ella para poder adaptarla a las nuevas necesidades de sus destinatarios. Son continuos los cambios legislativos que obligan a que los jueces debamos formarnos permanentemente. También debe ampliarse la oferta formativa on line ya que permite que la formación llegue a muchos más destinatarios.

Destacaría también la importancia de la formación en el ámbito internacional. Los jueces españoles debemos ser conscientes de nuestro papel como jueces europeos. Debemos aplicar el derecho europeo, cooperar con los jueces europeos, de ahí la importancia de potenciar esta formación. La Escuela Judicial forma parte de la Red Europea de Formación Judicial y entiendo necesario potenciar la formación que estamos realizando dentro de esta red, tanto con el desarrollo de más cursos en la Escuela Judicial donde participan jueces de todo Europa, como participando en cursos que organizan otros centros de formación y llevando a cabo intercambios de autoridades judiciales para conocer el funcionamiento de la administración de justicia en otros países.

ver noticia completa




No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad