Foro Legal & Empresarial sobre Compliance en Panam - eventos moncada

LawAndTrends



Cuando entre a participar en este mundo del twitter, no sabía nada, ni las implicaciones que iban a tener. Solo sabía por mi sobrina, que te pueden aupar o hundir. Y yo a priori necesitaba seguidores para que pudieran ver mi curriculum, dado que estoy en paro y  lo curioso de esto, es la tremenda vergüenza  y responsabilidad actualmente  supone que lo retuiteen, y ya me adelantado un poco.

En ese devenir del mundo de la red, hubo alguien que sin saber, me daba los buenos días con frases hermosas y porque no citarlo, es de justicia mencionarlo Despacho Web, el me ofreció sus palabras, en un primer momento solo lo retuiteaba, y sin querer sus palabras se fueron uniendo a  las mías, como si fuera un despertar. Y así fui configurando con el tema que él tocaba, unos buenos días para él y todos aquellos que etiquetaba.

De esta forma empecé a fluir con mi frase y mis imágenes y como no, a trabarse una pequeña red, en un principio solitaria y aún así cuanta vida daba.

Al principio costaba que mis palabras llegaran, porque ¿Como los abogados con su porte distinguido y formal, con sus buenas maneras iban a retuitear un” Buenos días” seguidos de alguna frase motivadora? Que seriedad daba mi frase, en lugar de las últimas sentencias, normas o   doctrinas totalmente aceptables o quejas justificadas.

Al principio molestaba  algunos que fueran etiquetados, y se quejaban e incluso me llegaron a bloquear. De tal forma que cuando etiquetaba a la gente sentía un cierto vértigo.

Y desde ese momento hasta ahora, se ha creado un macrocosmos de personas extraordinarias donde se ha luchado por todo y por todas las causas desde temas jurídicos hasta  de derechos humanos, reivindicando cada uno a su forma y a su buen sentir aquel que más se ajustaban a su sensibilidad.

Y ahora mis buenos días busca que cada una de las personas que reciben mis palabras les puedan inspirar ante todo a tener un buen día o como digo yo, un feliz día al fin de cuentas yo no hablo con abogados, procuradores, mediadores jueces o fiscales sino hablo con la persona que late detrás de esos trajes, con la persona que sufre la lexnet o con aquellos abogados que trabajan en el turno de oficio y que se desviven dando lo mejor de sí mismos porque creen en ello y son vilipendiados o las espectaculares reformas normativas que parchean el mundo judicial.

 Quiero llegar a ellos a través de su corazón, de esa parte que ocultan por miedo a ser heridos o ser tachados de débiles, busco detrás de la incomprensión y con ello dejo mi alma.

Yo hablo al ser humano que hasta algunos les he puesto algún sobrenombre, a lo mejor ingenuamente creo en ellos más que ellos mismos, son mi melodía de cada mañana. Porque sus avatares y sus malos momentos son míos y sus triunfos son mis mejores regalos, a través de los buenos días transciendo  su silencio, miro sus palabras para saber cómo están y de qué manera les puedo contestar.

Como la vida misma recibo regalos a través de mensajes públicos o privados  de personas, que en algún momento les he ayudado y cómo no también noto las inclemencias de las divergencias que existen dentro de ellos, notando sus ausencias acompasadas en una danza que me causan una gran herida, para bien o para mal yo he querido mantenerme al margen.

Me ha dado la oportunidad con un Buenos Días conocer, a seres brillantes, comprometidos porque es lo que son y así se lo repito de distintas maneras. Susurrando que son el Sol al unísono porque lo que marca la diferencia en su profesión es el alma que ponga en todo aquello que emprendan y hagan.

Y lo mejor de todo, ahora son muchos los que dan los buenos días, y yo recibo mis buenos días especiales de mi espadachina y de mi princesa como así las llamo, haciéndome sentir que yo también importo.

Y para terminar quiero finalizar con algo que he compartido con ellos muchas veces de un poeta

NO TE DETENGAS
No dejes que termine el día sin haber crecido un poco,
sin haber sido feliz, sin haber aumentado tus sueños.
No te dejes vencer por el desaliento.
No permitas que nadie te quite el derecho a expresarte,
que es casi un deber.
No abandones las ansias de hacer de tu vida algo extraordinario.
No dejes de creer que las palabras y las poesías
sí pueden cambiar el mundo.
Pase lo que pase nuestra esencia está intacta.
Somos seres llenos de pasión.
La vida es desierto y oasis.
Nos derriba, nos lastima,
nos enseña,
nos convierte en protagonistas
de nuestra propia historia.
Aunque el viento sople en contra,
la poderosa obra continúa:
Tú puedes aportar una estrofa.
No dejes nunca de soñar,
porque en sueños es libre el hombre.
No caigas en el peor de los errores:
el silencio.
La mayoría vive en un silencio espantoso.
No te resignes.
Huye.
"Emito mis alaridos por los techos de este mundo",
dice el poeta.
Valora la belleza de las cosas simples.
Se puede hacer bella poesía sobre pequeñas cosas,
pero no podemos remar en contra de nosotros mismos.
Eso transforma la vida en un infierno.
Disfruta del pánico que te provoca
tener la vida por delante.
Vívela intensamente,
sin mediocridad.
Piensa que en ti está el futuro
y encara la tarea con orgullo y sin miedo.
Aprende de quienes puedan enseñarte.
Las experiencias de quienes nos precedieron
de nuestros "poetas muertos",
te ayudan a caminar por la vida
La sociedad de hoy somos nosotros:
Los "poetas vivos".
No permitas que la vida te pase a ti sin que la vivas...

Walt Whitman 




Comentarios

  1. Salvatore

    Maravilla !!!

  2. Javier Navidad Cañeque

    Buen post, el día a día también se hace con el corazón :-)

Ver comentarios anteriores

Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad