Foro Legal & Empresarial sobre Compliance en Panam - eventos moncada

LawAndTrends



Una de las situaciones más desagradables que pueden vivir los propietarios/inquilinos de una vivienda es sufrir la visita de los cacos. El verano y las épocas de vacaciones es cuando más denuncias se producen, aunque los asaltos también ocurren con los habitantes del inmueble en su interior. 

Contar con los sistemas de protección adecuados y conocer los derechos legales establecidos por la normativa española para este tipo de situaciones, puede evitar un serio disgusto, además de un descalabro para el bolsillo.

Proteger la vivienda de forma eficaz

En España, tan solo es obligatorio contratar un seguro de hogar en el caso de las viviendas hipotecadas. Sin embargo, lo ideal sería que todas ellas, ya sean de renta o en propiedad, contasen con una póliza que permita reclamar daños y perjuicios en caso de asaltos o robos. Se calcula que en nuestro país, una de cada tres casas no cuenta con ningún tipo de seguro, a pesar de que en los últimos años los robos a viviendas han aumentado.

En los seguros del hogar se pueden incluir dos partes fundamentales:

  1. Continente: el inmueble en sí: estructuras, techos paredes, suelos…
  2. Contenido: mobiliario y bienes que se encuentran en el interior de la vivienda

Lógicamente, cuantas menos coberturas estén incluidas en el seguro, más económico resultará y viceversa. En el seguro se pueden incluir cláusulas específicas (robos en terrazas y exterior de la vivienda, joyas, antigüedades, etc.), que amplíen el ámbito de cobertura. Antes de firmar, conviene tener claro cuáles son los supuestos que quedan incluidos en la póliza y cuáles no. Podría ocurrir que, llegado el caso, la aseguradora no se hiciera cargo de ciertos siniestros al no estar incluidos en el contrato.

A la hora de establecer el precio del seguro se tienen en cuenta diferentes factores que pudieran afectar a la integridad del inmueble como, por ejemplo, la fecha de construcción o su ubicación. También se tienen en cuenta los elementos de seguridad con que está dotada la vivienda:

  • Puertas reforzadas o blindadas
  • Ventanas con rejas
  • Bloqueo de accesos
  • Sistema de alarma
  • Etc.

Instalar un buen sistema de seguridad, además de garantizar una protección eficaz supone una ventaja adicional a la hora de pagar menos en la póliza del hogar, tal y como atestiguan los usuarios en Securitas Direct opiniones. Los modernos sistemas de videovigilancia y conexión directa con la Central de Alarmas garantizan la seguridad y protección, tanto de la vivienda como de sus moradores.

Conviene recordar que, en caso de robo o asalto, el propietario tiene una serie de derechos legales que no siempre conoce. En caso de duda o discrepancia con la aseguradora, debe recurrir a los servicios de un abogado para hacer valer sus derechos. También debe saber que la aseguradora se encargará de indagar si en el momento del hecho, la vivienda cumplía con todos los requisitos de seguridad que pudieran restar efectividad a la póliza: Puertas y accesos cerrados, sistema de alarma conectado, etc.

Vivir en una vivienda digna y segura, es un deber, pero también un derecho. Garantizar la seguridad de los nuestros no tiene precio.




No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad