Pertos hispania Directorio es el servicio de Law&Trends para buscar abogados

LawAndTrends



Nacemos en un mundo del que no hemos sido preguntados si queríamos o no, un mundo cambiante y dinámico, en el que necesariamente cada uno,  con nuestras peculiaridades y virtudes debe de adaptarse para vivir en sociedad y al mismo tiempo aportar su granito de arena al legado que otros han dejado atrás.

Efectivamente, la gran mayoría de estudiosos del derecho vamos a adentrarnos en un mundo ya labrado y trabajado por antecesores nuestros que lo han ido construyendo y determinando. Aprender, asumir y poner en práctica lo que otros han establecido  es fácil, de hecho la complicación radica en atreverse a innovar:

Para empezar cabe remitirse a la definición del verbo innovar: tal y como aparece definido en la RAE , innovar es “alterar las cosas introduciendo novedades”, por lo tanto un individuo es un innovador cuando es capaz de producir un pensamiento o aportar una idea que sea totalmente nueva o plantear una manera de hacer las cosas de manera novedosa. También se aplica a toda aquella persona que es creativa, ya que en la creación está implícita la innovación.

Y remitiéndonos a lo dicho anteriormente, es aquí donde hayamos el problema, ya que alterar las cosas introduciendo novedades implica variar lo ya preestablecido y ello conlleva salir de la zona de confort que otros han marcado por nosotros y donde todo era conocido , por lo que se sabía que si se aplicaba esto o lo otro el resultado era predecible, sin sorpresas y estable

Estamos ante una nueva era

Sin embargo, cabe aportar una dosis de realidad a la situación y es nada más y nada menos que el gran camino que tiene el sector legal por delante en temas de innovación

Para empezar, cabe DEFINIR EL RESULTADO DE LAS INNOVACIONES EN EL SIGLO EN EL QUE HOY VIVIMOS : EL SIGLO XXI, y a las que cabe adaptarse o verse desplazado por ellas:

1.-Lo más esencial a destacar es la HIPERCONECTIVIDAD del mundo de hoy en día, obligándonos a una comunicación constante  con nuestro entorno y a un cambio en las RELACIONES CLIENTE-DESPACHO:

-Los clientes buscan proveedores desde dispositivos móviles, e interactúan con ellos a través de este tipo de terminales.

-El cliente demanda más y mejor comunicación, desde cualquier lugar y en cualquier momento. Bajo estas condiciones, es el momento de dar pasos hacia un modelo diferente de gestión del despacho en el que éste se integre plenamente con las nuevas tecnologías y las convierta en una más que provechosa fuente de eficiencia y generación de negocio

2.-INCREMENTO DE LA COMPETENCIA , y por tanto nuevas exigencias de los clientes en cuanto a precios: quieren más por menos

3.-Debido a la rapidez de todos los procesos de información actuales, el mundo va a otro ritmo y tenemos una concepción del tiempo. Es por ello que el tiempo es oro y los desplazamientos consumen tiempo y dinero por lo tanto preferencia por la comunicación a distancia.

Perfil del jurista del Siglo XXI

-La información incluso la legal está al alcance de todos, existe poca diferenciación de la oferta técnica y una comoditización del servicio. Todo esto conforma un mercado extremadamente competitivo , que lucha por la diferenciación. Esta diferenciación se encuentra en el perfil de los abogados y por este motivo el proceso de captación es clave.

• Los abogados necesitan operaren un entorno de pluralidad cultural, política ymultijurisdiccional. Como consecuencia está surgiendo un nuevo profesional que debe sentirse cómodo en entornos internacionales capaz de trabajar con diferentes fuentes de derecho.

• Además, está creciendo un mercado internacional que requiere de abogados que sepan adaptarse a diferentes entornos y comprender los aspectos sociales y políticos no sólo de un país si no de regiones geográficas. Este entorno requiere abogados diferentes a los tradicionales, requiere los denominados abogados internacionales.

¿Qué ofrecer con la abogacía virtual y a quén ofrecerlo?

Si una de ellas es impulsar la actividad online de tu práctica profesional para adoptar la tan de moda “abogacía virtual” es mejor conocer lo que esto implica:

  1. Podemos sencillamente limitarnos a poner a disposición de nuestros clientes un formulario de contacto con la posibilidad de explicar brevemente su caso y la promesa que será atendido en breve por un profesional (por teléfono o mail).
  2. Si vamos un poco más allá, ofreceremos también un acceso seguro online mediante extranet para que los clientes puedan acceder a sus expedientes, subir, visualizar y descargar documentos y facturas.
  3. proporcionar con este entorno seguro algún medio de comunicación para que esos clientes tengan el 100% de sus comunicaciones con el abogado recogidas en un único espacio y clasificadas por temas.
  4. Ofrecimiento de plataformas con tecnología para automatizar documentos que permite a los clientes crear documentos personalizados, revisables o no por un abogado, según decida.
  5. Incluso podemos ofrecer la opción de pagar online a través de la plataforma de gestión.

El problema es que muy probablemente, una gran parte de nuestros clientes se sienta cómodo con los servicios presenciales que le hemos venido ofreciendo y este cambio puede parecerle todo lo contrario a una mejora o innovación en el servicio. Esto no significa que nuestro proyecto de abogacía virtual vaya a fracasar, simplemente estamos ofreciendo nuestro producto al público equivocado .Las personas acostumbradas a trabajar, comprar, estudiar y relacionarse online son aquellas a las que puede interesar nuestro modelo de negocio, y después de hacer los correspondientes estudios de mercado y segmentaciones, deberemos ir a buscarlos en su medio natural: internet.

Para ello, utilizaremos todos los recursos a nuestro alcance para hacernos visibles en Internet y ser encontrados cuando estos potenciales clientes busquen soluciones jurídicas

Las plataformas para ejercer la abogacía virtual son principalmente la americana Clio y la española nubbius

Conclusión

El futuro es diferente, si no somos diferentes no destacamos, la sociedad nos hundirá. Tal y como dijo el destacado filósofo y escritor contemporáneo Charles Deloye: “ Hoy es mañana, el trabajo es la luz y la luz es desarrollo. De qué sirve un horizonte sin un paisaje claro. Está en cada uno de nosotros destacar en la selva. La misión es transformar la selva en bosque y el desierto en sabana. Vivimos en el mundo del cambio, en el del viento del cambio.”  Si el denominador común nos envuelve y no damos un paso comercial al frente, permaneceremos en un mar muerto lleno de zozobra, en el que no tendrá cabida la innovación y lo cotidiano será el factor común preponderante.

Beatriz Otero-Novas Gómez, actualmente cursando el primer año del grado de Derecho y Business Law ,por la Universidad Pontificia de Comillas (ICADE)

 

 

 

 

 

 

BIBLIOGRAFIA

http://morethanlaw.es/de-abogacia-virtual-a-los-asistentes-juridicos-virtuales/

http://www.tuchoconsultoria.com/blog-estrategia/tecnologia/hiperconectividad-las-relaciones-cliente-despacho-cambian

http://itemsweb.esade.edu/wi/Prensa/Estudio%20sector%20legal%20de%20los%20negocios%202014.pdf

http://morethanlaw.es/el-abogado-virtual/




No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad