Lexperta Directorio es el servicio de Law&Trends para buscar abogados

LawAndTrends



Mudar o alterar algo, introduciendo novedades”, así es como define la RAE el concepto de innovación… sin embargo, ¿podríamos decir que el sector  legal es realmente novedoso?

El sector legal es comúnmente conocido como un sector poco propicio a innovar, muy anclado en modelos y pautas tradicionales. Aunque éste no haya favorecido históricamente la innovación, tanto estudiantes jóvenes del área del Derecho como profesionales bien establecidos han intentado hacer más accesible el lenguaje jurídico y las distintas ramas del Derecho a la sociedad.

Las tecnologías juegan un gran papel en la innovación en todos los ámbitos de la sociedad: el fácil acceso a la información y el  nacimiento de las redes sociales y otros medios de comunicación online han permitido a la sociedad un mayor conocimiento del mundo que les rodea y, por tanto, ser más críticos ante los distintos sectores y ámbitos de la sociedad.

Como sabemos, con un “click” podemos acceder a todo tipo de información: desde aprender cómo se juega al mus, hasta hacer una compra online… Esto puede ser tanto perjudicial como favorable para cualquier empresa: ésta puede adquirir buena o mala reputación.

Aplicando estos conceptos a la innovación en el sector legal, podemos hacer referencia a que, gracias a estos avances tecnológicos, muchos despachos de abogados se han dado a conocer a través de las redes sociales, páginas webs, blogs… Lo cual puede considerarse un gran avance, dado que el sector legal ha preferido siempre los métodos tradicionales y le ha costado incorporarse a las nuevas tecnologías.

Por el contrario, me gustaría destacar algunas recientes innovaciones que se han dado en este sector.

Uno de los ejemplos que me gustaría destacar está relacionado con el Derecho Procesal, es decir, a la parte del Derecho que regula los procesos judiciales.

Hasta ahora, la presentación de escritos procesales y las notificaciones judiciales han sido siempre comunicadas en papel a la Administración de Justicia por parte de los operadores jurídicos, lo cual hacía que el proceso se desarrollara con más lentitud, se perdiera tiempo en los desplazamientos, los plazos fueran más largos…

El 1 de Enero de 2016 entró en vigor un nuevo sistema de comunicaciones electrónicas con la Administración de Justicia, este sistema se llama LexNet. Este sistema permite recoger y gestionar las notificaciones, así como remitir escritos o demandas a los órganos judiciales, lo cual hace más rápido el proceso y permite una mayor efectividad de los operadores judiciales.

Por otro lado, actualmente también se han puesto en marcha distintas plataformas digitales que permiten formalizar contratos online al estilo web 2.0. Se trata de aplicaciones web que te permiten crear, negociar, corregir, firmar y remitir electrónicamente, a través de internet, contratos con plena validez legal en muchísimos países, empleando para ello los certificados oficiales de firma digital de forma que los contenidos de tales contratos quedan correctamente validados y aceptados con plenitud de efectos.

Como estos ejemplos existen innumerables en el sector legal, y cada vez son más frecuentes a lo largo de los años.

Así, podemos volver al concepto de innovación de la RAE: “Mudar o alterar algo introduciendo novedades” y afirmar que, al contrario de la creencia común de que el sector legal es poco innovador, éste sector sí que es innovador, tanto en sus instituciones como en sus profesionales, lo que le hace estar cada vez más accesible para la sociedad actual.

Leticia Herrero- Tejedor Jiménez de Andrade, alumna de primero de Derecho y Business Law en la Universidad Pontificia de Comillas. 

 




No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad