Ferrer-Bonsoms Directorio es el servicio de Law&Trends para buscar abogados

LawAndTrends



Hay cosas en la vida que no puedes cambiar, esas cosas que te son dadas por la naturaleza, esas cosas que son las que te hacen diferente. Tu propia comprensión del mundo. Desde muy joven he sentido una fuerte pasión por Habermas, gran filósofo y sociólogo alemán, tanto es así que he fundado el Grupo Habermas hace ya más de dos décadas junto a otras personas con inquietudes intelectuales de formación en el campo de la filosofía.
 
Me fascinó este filósofo cuando leí que había nacido con un problema físico en el paladar que le provocaba dificultades en el habla por lo que no podía expresarse como el resto de personas lo que hizo que sus relaciones con los demás se viesen deterioradas, sufriendo en sus propias carnes el rechazo que sienten las personas con discapacidad cuando se enfrentan con un entorno hostil. Esa triste experiencia personal desde la infancia hizo que dedicara parte de su obra al estudio de la comunicación. Su vida, como el siguiente titular: Niño con discapacidad, problemas en el habla y burlas constantes del resto, se adapta al medio y termina transformando el rechazo del otro al diferente en una teoría de la comunicación sobresaliente aceptada en el mundo entero.
 
Escribió por ejemplo:“ Reconstruir, mediante la expresión de los individuos, del lenguaje y la comunicación, un espacio de entendimiento y consenso, de aceptación y cooperación, como basamento de un nuevo pacto social. Una filosofía para la transformación social, por consiguiente de matriz sociológica, que se apoya en la comunicación través de la filosofía del lenguaje. El lenguaje permite el conocimiento y la comprensión y se convierte así en el eje de la consciencia transformadora, de la innovación social. En el horizonte de la acción comunicativa resplandece una sociedad reflexiva y libre, que se une por el conocimiento y no por la imposición o el temor.
 
Es la autonomía de la razón comunicativa. El triunfo del ágora”. Me gusta esa forma en que define qué es esencial en el ser humano, desecha la infravaloración de la persona por sus limitaciones físicas o sensoriales o intelectuales entendiendo que la persona lo es sin condiciones, lo que viene a decir , que somos humanos por ser con otros. Su tesis de la acción comunicativa donde el lenguaje es el mecanismo originario de la integración social siendo indisociable de la convicción de que el lenguaje incorpora en su propia estructura la posibilidad de una forma de acción social que elimina las relaciones de poder. La racionalidad comunicativa sólo puede concretarse en una teoría de la legitimidad democrática que hace depender la legitimidad de las normas jurídicas y de las instancias de poder político del consentimiento racional de quienes deben someterse a ellas.
 
Escribió sobre la obsesión actual de adquirir el mejor término para señalar las dificultades o limitaciones de las personas e incidir en desarrollar la inteligencia, quizá debería adquirir mayor relevancia el desarrollo de la competencia social. Traigo esta frase a colación dado que existen muchos manuales con infinidad de terminología para cada limitación de actividad que puede poseer una persona con discapacidad, incluso existen distintas corrientes enfrentadas por la cantidad de términos científicos, enfermedades, deficiencias, limitaciones,…y , sin embargo, Habermas identifica todo ello como volátil dando verdadera importancia a la competencia social más que a la terminología de las limitaciones. Porque en definitiva, el hombre, sin comunicación no es hombre.
 
También considera que “el acceso y las oportunidades tienen que ser iguales para todas las personas, sin discriminación para todas las personas soberanas y exentas de coerciones externas completando la idea con la fiel convicción de que así se garantizan las mismas oportunidades, evitando coerciones internas”. Algunas asociaciones de personas con discapacidad en España han tomado parte de sus teorías en relación a las personas con discapacidad para definir su misión. Por ejemplo en FEAPS.
 
Sólo quería dejar constancia de que muchas de las personalidades que están ejerciendo una importante influencia en el mundo son personas que tienen una discapacidad y que la misma no ha sido obstáculo para adaptarse a la sociedad, son personas que han querido y podido y sabido adaptarse al entorno hostil que es la propia sociedad. Lo triste es que tenga que enfrentarse uno solo al mundo al modo de David contra Goliat, sin apoyos, sin cumplimiento de las normativas que hoy día sí existen pero que no se llevan a cabo en su ejecución. Habermas acierta cuando afirma que hay que desarrollar la competencia social .
 
Tomenos ejemplo y en esa vía de comunicación posible integremos en nuestras sociedades a las personas con discapacidad como se merecen que es tratándolas como iguales aún siendo desiguales y poniendo a su disposición todos los apoyos y ajustes necesarios para que puedan disfrutar de su vida en igualdad. Valdrá la pena.



No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad