Foro Legal & Empresarial sobre Compliance en Panam - eventos moncada

LawAndTrends



The Law Society imagen : Charles Hoffman - flickr

El 25 de enero The Law Society of England and Wales, colegio profesional de obligada pertenencia para los Solicitors (abogados, unos 135.000 en ejercicio, focalizados en el asesoramiento y no tanto en los procesos judiciales, labor que tradicionalmente queda del lado de los Barrister) publicaba los resultados de un estudio sobre las oportunidades que la tecnología abre dentro del sector legal.

Del mismo se desprende el cada vez mayor interés de las firmas legales por la automatización, la inteligencia artificial y su combinación con las habilidades de los abogados “humanos”. Sin embargo, existen obstáculos a la innovación tecnológica en el sector legal. Si tres cuartas partes de los entrevistados creen que la innovación es crítica para para explorar nuevas oportunidades y diferenciarse más de la mitad de prefieren esperar a que otros den el primer paso en el uso de la tecnología para conseguirlo.

Algunas conclusiones del estudio:

1º Muchas start ups “legales” pero con foco en cuestiones muy específicas

En 2015 había unas 600 star ups creando soluciones para el sector legal. Sin embargo, se trata de un sector muy fragmentado donde la mayoría de ellas intentan solventar problemas muy específicos mediante el uso de Apps.

2º Mayor acceso a mayor información no supone facilitar respuestas y soluciones

Existe cada vez mayor acceso a la información para las personas con problemas legales. Sin embargo, persisten las dudas sobre su calidad, su no contrariedad y la habilidad de saber cómo aplica la información genérica al caso concreto.

3º Importancia de las redes sociales y del uso de dispositivos móviles

Los dispositivos móviles y las redes sociales son fuente principal de acceso a la información para una parte importante de la población. Tener una presencia activa en las redes sociales permite a los proveedores de servicios legales ofrecer a los ciudadanos una alternativa para encontrar información, recursos e, incluso, hacer preguntas.

4º Cada vez mayor número de procesos automatizados

En los próximos diez años veremos cada vez más aplicativos de procesos automáticos que irán más allá de la mera automatización. Asistiendo también los procesos cognitivos humanos.

5º El abogado del futuro combinará habilidades humanas y tecnológicas

En el futuro los abogados deberán combinar habilidades humanas y tecnológicas. Para hacerlo deberán entender los procesos, saber cómo mejorarlos y cuándo añadir tecnología. Eso no significa que deban convertirse en expertos en procesos, gestión de proyectos o tecnólogos. Simplemente que estén familiarizados con las herramientas de trabajo.

6º ¿Qué contratará el cliente?

En este nuevo contexto los consumidores de servicios legales puede que se hagan la siguiente pregunta. ¿Necesito un abogado “humano”, software, conocimiento o una herramienta para encontrar proveedores de servicios legales? 

7º Automatizar no supone pérdida del lado humano

La automatización no supondrá le pérdida del lado humano. Se necesita supervisar en todo momento que el cliente está satisfecho con la solución propuesta y su desarrollo.

8º Colaboración entre talento humano e inteligencia artificial

Las empresas exitosas sabrán reconocer el valor del talento humano y la inteligencia artificial colaborando mano a mano.

9º El uso de tecnología no supone necesariamente innovar

La tecnología por sí misma no traerá innovación a los despachos, pero si liberará a los abogados de tareas rutinarias. Lo que les permitirá dedicarse a lo que mejor saben hacer. Pensar.




No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad