Centro de Estudios garrigues formacion Abogados juridico legal

LawAndTrends



“Las firmas que realmente quieren contar con ellos han de estar dispuestas a entregarles autonomía, flexibilidad y darles feedback continuo, hacerlos participar en trabajos desafiantes…”


Marisa Méndez / Carolina Sumar
  
Marisa Méndez / Carolina Sumar

“Los millennials son nuestros jóvenes. Nosotros los adultos necesitamos salir al paso, darnos verdadero tiempo para entender quiénes son y por qué se comportan como se comportan. Dejar la crítica y poner nuestra ‘adultez’ al servicio”. Esta es la actitud que reclama Simon Sinek, autor del libro “Start with Why“, en su charla “Los millennials en el lugar de trabajo” y que es totalmente aplicable a la incorporación de los jóvenes a las firmas de abogados.

Son muchas las voces críticas con los jóvenes, generalmente, por falta de conocimiento y empatía. Sin duda es una generación distinta a las anteriores, a quien le toca vivir un momento de cambio de paradigma social y laboral y que se han criado en una realidad diferente a la de sus antecesores y jefes. El objetivo de este artículo es conocerlos un poco mejor.

¿Quiénes son los millennials?

Es una generación nacida entre principios de los 80 y mediados de los 90, y que, en Chile, representará el 75% de la población laboral activa en 2025. Se les llama también la generación Y, nacieron en una época de prosperidad económica y no conciben la realidad sin tecnología.

¿Qué los motiva?

• Autonomía
• Flexibilidad horaria y espacial
• Ser parte de una empresa que promueva valores sociales
• Trabajos desafiantes
• Que sus voces sean escuchadas
• Ser parte de equipos con miembros creativos y brillantes
• Empoderamiento
• Posibilidades de formación formal e informal

¿Cómo pueden las empresas y, en especial, las firmas de abogados tener éxito en atraerlos y retenerlos?

Los despachos que realmente quieren contar con ellos han de estar dispuestos a entregarles autonomía, flexibilidad y predictibilidad, darles feedback continuo, hacerlos participar en trabajos desafiantes, darles la oportunidad de trabajar directamente con los expertos y vincularles a los proyectos o asuntos con los clientes. Todo ello, necesita de un sistema transparente y eficaz de mentoring que atienda también a las diferencias individuales, que sigue ahí.

Las anteriores son estrategias que las firmas de abogados deben adoptar si quieren que sus millennials sean parte de sus firmas en el largo plazo. Es cierto que son más propensos a cambiar de trabajo que las generaciones X y los Baby Boomers, pero ello se debe a que siguen un modelo distinto de lealtades. Son leales a un proyecto con sentido, inclusivo y motivador y a las personas que lo representan con honestidad. No son leales a una marca sin más valor que la imagen.

En su libro “Smart Collaboration“, la profesora de Harvard Heidi Gardner asegura que el desafío no sólo está en contratar exitosamente a estos millennials, sino que en lograr retenerlos. ¿Y cómo? Su apuesta es a través de la colaboración. Los millennials esperan que socios y asociados seniors los involucren en todos los aspectos de su trabajo, que los desafíen continuamente y que los expongan a trabajos y materias importantes. ¡Ellos quieren trabajar con líderes que los empoderen! Para Gardner, este empoderamiento consiste en que los socios con quienes trabajan los dejen tomar decisiones y escoger su propio camino dentro de la firma.

Los líderes de los estudios de abogados tienen un gran desafío en lograr motivar y retener a sus millennials, pero a la vez una tremenda suerte al poder contar con esta generación de abogados jóvenes que cree firmemente que a través del feedback y el análisis constante se puede optimizar el servicio que se le entrega al cliente, y quienes minimizarán los riesgos al estar constantemente adaptándose a las cambiantes condiciones del mundo de los negocios y a los feedback de los clientes.

La invitación es a no quedarnos con conceptos negativos sobre ellos, como los de la reciente columna de opinión de Antonio Navalón, en el diario El País, donde señala que gran parte de esta generación que está tomando el relevo no tiene responsabilidades, ni obligaciones y tampoco un proyecto definido. Son distintos a cualquier generación anterior porque los países desarrollados están inmersos en la cuarta revolución industrial y con una situación de empowerment de los ciudadanos y los trabajadores, en las que todos tenemos voz y voto. Hay que contar con la nueva generación, no intentar moldearla a nuestro gusto.

En Estados Unidos, al crack del 29 le siguió una crisis que realmente no tocó su fin hasta los años 50. Un estudio publicado hace unos años examinó las firmas de abogados pre y post crisis y encontró que aquellas que no sólo sobrevivieron, sino que se fortalecieron, tenían una cosa en común: cuando empezó la crisis contaban con una masa crítica de socios jóvenes. Supieron ver más allá del corto plazo.

Confiemos en los millennials porque el futuro es de ellos y tienen mucho que aportar.

 
Marisa Méndez (mmendez@marisamendez.com) es abogada española y junto a Carolina Sumar (carolina@csas.cl), ingeniero comercial chilena, se especializan en consultorías internacionales de gestión de firmas de abogados.

Reproducción autorizada por Idealex.press  Ver artículo original

Negocios de fotografía creado por Javi_indy - Freepik.com




No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad