Directorio es el servicio de Law&Trends para buscar abogados y profesionales jurdicos

LawAndTrends



“Hay que incorporar la flexibilidad en todos los sentidos, flexibilidad horaria, flexibilidad de lugar de trabajo y flexibilidad de dedicación. No se trata de trabajar menos, sino de trabajar de manera más eficaz. Nosotros hemos lanzado a nivel global nuestra iniciativa de "agile working" precisamente en ese sentido.”

En este Día Internacional de la Mujer Trabajadora, efeméride que denuncia las aún flagrantes desigualdades entre hombres y mujeres en el terreno laboral, hemos querido conocer con más calma a una mujer jurista que ha roto esquemas y barreras. Nuestra protagonista, Lucía Lorente, dejo la sociatura de un despacho consolidado como Cuatrecasas, Goncalves Pereira tras catorce años donde se especializó en M&A, Fusiones y adquisiciones, para incorporarse al proyecto de Hogan Lovells en 2004 donde llegó a ser Directora Corporativa de su oficina en Madrid. Al mismo tiempo, ha sido profesora colaboradora del Master de Acceso en la Universidad de Navarra y en ICADE-COMILLAS.

Sin embargo, el cambio más importante para esta jurista se produce en junio del 2015 cuando es elegida Directora de Operaciones para Europa de esta firma multinacional, una responsabilidad de la que se siente muy satisfecha, hasta el presente momento: “En un cambio muy positivo, Tengo una visión más general y completa tanto del negocio como de las necesidades particulares de cada oficina, de nuestros socios y equipos de Hogan Lovells.

Me encanta desarrollar proyectos en ámbitos clave para nosotros y muy diferentes -con una perspectiva más multicultural e integradora-, como programas de visibilidad y reputación, de rentabilidad financiera, de formación en negocio sostenible, de flexibilidad en el trabajo o de gestión de talento para profesionales de alto rendimiento.” Para esta letrada todoterreno es importante que la mujer jurista tenga claro lo que quiere y no se ponga barreras de ningún tipo a la hora de lograr esos objetivos profesionales que persiguen.

¿Podría explicarnos la evolución de su trayectoria profesional hasta el puesto que desempeña en la actualidad?

Siempre he desarrollado mi carrera profesional en el sector legal. En mis 15 primeros años de experiencia he ejercido como abogada, socia especializada en fusiones y adquisiciones y desde 2004 desempeño funciones de manager, ocupando distintos puestos de dirección.

He combinado estos puestos con labores docentes, colaboraciones en fundaciones de ayuda al desarrollo y participación en proyectos de apoyo al talento femenino y diverso que me han ayudado a desarrollarme personal y profesionalmente y reportado muchas satisfacciones.

¿Qué balance hace de este casi un año como directora de operaciones para Europa de Hogan Lovells?

¡Positivo! Tengo una visión más general y completa tanto del negocio como de las necesidades particulares de cada oficina, de nuestros socios y equipos de Hogan Lovells. Me encanta desarrollar proyectos en ámbitos clave para nosotros y muy diferentes -con una perspectiva más multicultural e integradora-, como programas de visibilidad y reputación, de rentabilidad financiera, de formación en negocio sostenible, de flexibilidad en el trabajo o de gestión de talento para profesionales de alto rendimiento.

¿Es más fácil llegar a un puesto de esta responsabilidad para una mujer jurista en un despacho anglosajón que en otro español?

¡Quiero pensar que no! Sobre todo conociendo a mis colegas mujeres de otros despachos, grandes profesionales a las que respeto y admiro.

¿Podemos decir que hay una forma de dirigir despachos diferentes por parte de las mujeres juristas que llegan a estos puestos?

Honestamente no lo creo. Es más, creo que es muy importante quitarse el sombrero de abogada y ponerse el de manager para tener esa visión externa e interna de todo el negocio, más completa e integradora. Tengo compañeros y compañeras que también son responsables de operaciones en despachos, cuya formación no es en derecho, y creo que les cuesta menos quitarse ese sombrero.

¿Ha llegado el momento que los despachos cambien de forma de trabajar y sean menos competitivos internamente para que fomenten la conciliación de los profesionales?

Desde luego que hay que cambiar nuestra manera de trabajar. Pero no me parece que se trate tanto de un tema de competitividad interna sino más bien de un cambio de mentalidad en la forma de trabajar.

Hay que incorporar la flexibilidad en todos los sentidos, flexibilidad horaria, flexibilidad de lugar de trabajo y flexibilidad de dedicación. No se trata de trabajar menos, sino de trabajar de manera más eficaz.

Nosotros hemos lanzado a nivel global nuestra iniciativa de "agile working" precisamente en ese sentido. Es un gran paso, pero aún queda mucho por hacer. Pero es un camino sin retorno, lo demandan nuestros equipos y nuestros clientes. Es uno de los pilares para la retención de nuestro mejor talento.

Me imagino que este cambio también debe participar el cliente, y que advierta el jurista no está disponible full time, 24 horas al día.

Ese cambio ya se está produciendo, nuestros clientes no quieren "profesionales juristas" que trabajen 24 horas al día, quieren expertos en derecho que combinen sus conocimientos técnicos, de negocio, creatividad y tecnologías, que trabajen más rápido, más eficiente y de manera más innovadora y socialmente responsable.

¿Qué consejos les daría a otras colegas que lean esta entrevista para que puedan conciliar su vida personal con la profesional?

Querida colegas no nos pongamos barreras, persigamos nuestros sueños y seamos nosotras mismas.

¿Dónde está la clave para que se incrementen el número de socios mujeres en las firmas legales?

Primero en retener nuestro talento femenino y esto será posible integrando en nuestra cultura, en nuestro ADN, las nuevas formas de trabajar que demandan nuestros equipos (tanto mujeres como hombres): flexibilidad, innovación, trabajo en equipo, gestión basada en la confianza, objetivos y plazos y valoración del desempeño por resultados.

Y el talento ¿Cómo se retiene ahora el talento sabiendo que el mercado legal es competitivo?

Siendo auténticos, innovadores y flexibles.

¿Hay mucha diferencia entre los jóvenes de ahora, a nivel de exigencias, que empiezan su carrera profesional, con los de hace veinte años?

Si se  refiere desde el punto de vista de los propios jóvenes, mucha. Nuestros jóvenes buscan firmas auténticas que les ofrezcan retos intelectuales y profesionales, desarrollarse de manera integral.

Sin embargo, si quiere saber el punto de vista de los despachos, yo diría que depende de la visión y valores de cada organización. Nosotros por ejemplo queremos abogadas y abogados abiertos a la innovación y creatividad, responsables y comprometidos con nuestros clientes y equipos,  capaces de hacer de nuestro despacho un gran lugar para crecer profesional y personalmente. No buscamos estudiantes de matrícula sin leitmotiv.




No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad