Directorio es el servicio de Law&Trends para buscar abogados y profesionales jurdicos

LawAndTrends



Seguramente te sonarán los nombres de estas tecnologías. Puede que hayas tenido en tus manos artículos o incluso invitaciones a charlas o eventos que trataban de algunas de ellas. Pero seguramente no has leído dichos artículos ni has ido a esas charlas o si lo has hecho ha sido más por hacer relaciones públicas. Probablemente piensas que no te afectarán o que si lo hacen ya se ocuparán otros por ti.                      

No estar al día con las tecnologías emergentes relacionadas con el mundo legal es una mala estrategia que puede terminar afectando a tu competitividad y por tanto a tus ingresos. Estamos hablando de tecnologías que muchos departamentos legales de empresas están empezando a incorporar a sus procesos de trabajo y los grandes despachos incluyen en sus ofertas para llevar casos. Por eso no deberías ignorarlos ni tenerles miedo. 

Veamos algunas de las tecnologías legales emergentes más importantes explicadas de forma sencilla.

1. Inteligencia artificial (IA)

Es, sin lugar a dudas, la palabra más de moda en lo relativo a tecnologías que afectan al mundo legal. Significa máquinas replicando la función cognitiva (pensar). El derecho, como profesión de personas que piensan, está lleno de oportunidades para esta tecnología que puede ayudarte a mejorar lo que haces y el servicio que prestas.  

Algunos elementos de la IA han estado presentes en la profesión legal desde hace años, pero es ahora cuando se está empezando a extender. Por ejemplo, cuando se buscan documentos en los sistemas centrales las aplicaciones en lugar de devolver solo documentos que incluyen exactamente, y solo, el término que has buscado, la IA puede leer todos los documentos de forma instantánea para ganar conocimiento sobre de qué tratan más allá de su título para ofrecerte aquellos que sean más relevantes aunque no contengan el término de búsqueda que has utilizado.

En relación a por ejemplo el uso de esta tecnología en la búsqueda de información legal existen algunas propuestas comerciales muy interesantes de empresas europeas y españolas como Jurimetría de Wolters Kluwer, vLex Analytics de VLex y Tirant Analytics de Tirant.

2. Big data

La materia prima que subyace cuando hablamos de esta tecnología son los datos. Y para que los datos puedan ser útiles deben ser abundantes y estar digitalizados y ordenados. Desafortunadamente la mayoría de operadores del sector legal siguen trabajando con papel o imágenes escaneadas del papel lo que supone que cualquier tipo de dato que contengan esos documentos no será buscable ni cruzable con otros.  Una tecnología que los despachos necesitan utilizar mejor es la encaminada a disponer de grandes cantidades de datos pero que sean usables y explotables. Eso supone el uso de herramientas que permitan que los datos sean digitales y que estén estructurados de tal forma que se contextualicen en función de las necesidades del usuario final.

3. Analítica predictiva

La inteligencia artificial es un término paraguas que incluye muchas tecnologías diferentes y la analítica predictiva es una de las más potentes. Los programadores dirigen su poder de procesamiento a un conjunto de datos y le enseñan a saber qué es lo que hay que buscar. Después esperan hasta que el programa obtenga las conclusiones correctas con una sorprendente velocidad y eficiencia.

El legal es un sector que genera cantidades inmensas de información y datos. Muchos de ellos de origen público. Toda esa información está preparada para ser explotada en beneficio de nuestros clientes. En países anglosajones se usa la IA para analizar sentencias y otros documentos ligados a los juicios para predecir los ratios de casos ganados por abogados cuando los abogados de la parte contraria son otros determinados abogados y ante un determinado juez. La analítica predictiva puede parecer un concepto lejano hasta que un cliente lo use para encontrar un abogado que de forma recurrente te venza a ti o a los abogados de tu despacho.

4. Aprendizaje automático (machine learning)

El aprendizaje automático es un tipo de uso de la inteligencia artificial. Sistemas basados por inteligencia artificial pueden aprender de sus errores. Por ejemplo si estás haciendo una búsqueda y no te gustan los resultados que te devuelve el sistema lo recordará y mejorará su exactitud la próxima vez. Si hay miles de usuarios buscando esa mejora será mucho mayor. El sistema no olvidará lo que le has enseñado a menos que le ordenes que lo olvide.

El aprendizaje automático puede ayudar a mejorar la eficiencia en varias áreas. Por ejemplo, herramientas de corrección de pruebas pueden revisar un borrador de contrato en búsqueda de errores y conseguir niveles de eficacia mucho mayores que los que conseguiría un abogado y en mucho menos tiempo

5. Blockchain

Blockchain genera una gran cantidad de noticias (por ejemplo todo lo relacionado con Bitcoin) pero a un nivel básico no es más que una base de datos digital que contiene una gran cantidad de datos sobre transacciones (eslabones de una cadena).

Cada eslabón tiene una fecha como las que tenían las antiguas fotos digitales y cada eslabón está vinculado digitalmente con el eslabón previo. Lo que hace diferente a esta base de datos es que no está ni almacenada ni gestionada desde un sitio centralizado. Al contrario, tiene muchas copias que residen en numerosos sistemas diferentes. El motivo por el que funciona y es seguro es que no puedes alterar un eslabón sin alterar los eslabones posteriores ya que todos están encadenados. Tiene un diseño muy seguro.

Para los abogados los Blockchains son muy interesantes. Blockchains no necesita intermediarios de tal manera que puede permitir que personas que no tengan los conocimientos ni la autoridad de notarios o abogados puedan intercambiar bienes prescindiendo de este tipo de profesionales. Ofrecen también registros digitales inalterables. Por ejemplo, una empresa puede probar el origen legal de unos diamantes registrando el origen y propietario de dichos diamantes. Así aunque un diamante sea fraccionado, robado o vendido en internet, una vez que sea recuperado podrá ser identificado gracias a blockchain. Uno de los usos en el mundo legal más comentado de Blockchains es el de los contratos inteligentes. Los “Smart Contracts” recogen todas las cláusulas e información de cualquier contrato físico en forma de código y  las almacena en su cadena de bloques , de tal forma que no se necesita la figura de un “árbitro” y además  es imposible modificar cualquier detalle debido a cómo trabaja la tecnología Blockchain. Pero no se trata sólo de almacenaje.  Ese código es interpretado y sin intermediar un tercero, ejecuta de forma automática lo que recogen esas cláusulas.

Es como una máquina expendedora de tabaco, no hace falta que haya un vendedor entregando el producto para garantizar que cuando se introduce el dinero, nos entregue el paquete de tabaco. Confiamos en la tecnología que hay detrás y sabemos que  al alcanzar  el importe estipulado nos va a entregar el producto y el cambio exacto si la cantidad entregada era mayor.

6. Automatización de documentos

Es tentador decir que la automatización de documentos ya ha despuntado pero no es así. Los despachos todavía no son conscientes del tiempo que se ahorra con ellos. Un abogado puede responder cuestionarios de lenguaje natural en Word y en unos minutos tener un documento que pueda ser usado por toda la firma. El potencial de la automatización de documentos en el ámbito del derecho público es muy grande. Allí los departamentos legales han tenido mucha presión por reducir costes en la década pasada. Automatizando pueden compartir documentos clave entre distintos departamentos, sectores y localizaciones geográficas para liberar abogados muy ocupados para dedicarlos a tareas de mayor valor añadido.

7. Chatbots

Probablemente has utilizado un chatbot para actualizar tu teléfono o solucionar un problema tecnológico. Es esa persona amable que te atiende desde las ventanas chat de ayuda de muchas páginas web. Puede que no supieras que no se trata de personas sino de programas de ordenador que usan inteligencia artificial. No es una novedad el que los ordenadores puedan expresarse en lenguaje natural. Lo han venido haciendo de una u otra forma desde que Steve Jobs hizo que su primer Macintosh dijera hola en 1984. Lo novedoso de ahora es que los programas pueden aprender de forma extremadamente rápida de sus interacciones con nosotros y adaptar sus técnicas de solución de problemas para proveer la solución correcta a problemas complejos.

Por ejemplo en las empresas, las típicas preguntas fáciles de tipo compliance que los empleados podrían resolver si las consultasen en las Intranet corporativas en lugar de sepultar con consultas a los abogados de la asesoría jurídica interna podrían gestionarse de forma más amigable mediante conversaciones con chatbots.

8. Programas de gestión de casos en la nube

Muchos despachos tienen programas de gestión de despachos o de expedientes pero, especialmente los despachos medianos y los pequeños, tienden a tenerlos en local y no en la nube. Muchos temen por la confidencialidad de los documentos que guardan y por eso no se atreven a dar el paso de alojar esos documentos fuera de los sistemas del propio despacho. Las plataformas que alojan información en la nube son seguras. Una vez que te quites ese miedo podrás aprovechar todas las ventajas que ofrecen. Imagina toda la información de tus clientes, los expedientes de tus casos y los documentos que dan soporte a los procesos de tu despacho en un único sitio accesibles estés donde estés y desde todo tipo de tecnologías (ordenadores tablets, smartphones,…). En el mercado existen numerosas herramientas de este tipo de calidad y seguridad sobradamente contrastadas como el poderoso y robusto Kleos de Wolters Kluwer certificado por la ISO 27001, Suite Gestión de Despachos de Lefebvre-El Derecho, Nubbius de la granadina The Cloud Gate reconocida por Google en 2013 como caso de éxito al ser la única app española recomendada por Google App Engine, Quolaw de vLex (me encanta el lema del app de vLex “Built with love in Barcelona”), MelkorLex de la también granadina Melkor Software o MN Program.

9. Crowdfunding

Ya sabes lo que es el crowdfunding. Lo que quizás no sepas es que empodera también a los usuarios de servicios legales. Muchos grupos de personas y organizaciones utilizan este medio para obtener online fondos mediante pequeñas donaciones para embarcarse en litigios de interés público o con gran trascendencia social. Esto puede convertir lo que antes era un caso “fácil” frente un demandante afectado por nuestro cliente en un mega caso donde muchos afectados individuales se unan, o alguien favorezca que se unan para representarles, y consigan una gran cantidad de fondos para demandar a nuestro cliente. En estos casos lo que al principio podía parecer un caso fácil de ganar se termina convirtiendo en un caso difícil. Merece la pena familiarizarse con las plataformas de crowfunding y sus principales áreas de interés.

10. Gestión del conocimiento inteligente

La gestión del conocimiento (conocida por las siglas KM en inglés) ha estado protegiendo y organizando el conocimiento y saber hacer de los despachos desde hace décadas. Sin embargo la introducción a la inteligencia artificial en los sistemas de gestión del conocimiento puede revolucionar la forma en la que trabajas. La gestión del conocimiento guiada por la IA permite que cuando un nuevo formulario (como un nuevo modelo de contrato) se cargue en el sistema el sistema leerá el documento, detectará todas las áreas del derecho a las que afecta, podrá sugerir relaciones con otros documentos y lo comunicará a todos los equipos e individuos que potencialmente vayan a utilizarlo o a quienes pueda afectar. Lo cual es de suma utilidad sobre todo cuando se tienen equipos distribuidos en diferentes localizaciones.

.

Conclusión

No tienes nada que temer de estas nuevas tecnologías emergentes relacionadas con el ámbito legal, pero si mucho que ganar. La percepción de que la inteligencia artificial y el Big Data es algo solo para las grandes firmas tiene que cambiar. No hay ninguna razón por la que los despachos pequeños y sus clientes, que son la mayoría de usuarios de servicios legales, no puedan beneficiarse de la innovación. Adoptándolas poco a poco e incluyéndolas en los procesos donde te puedan ayudar a ser más eficiente ayudará a proteger e incrementar tus ingresos en el futuro




No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad