Foro Legal & Empresarial sobre Compliance en Panam - eventos moncada

LawAndTrends



En todos los ámbitos hay malos y buenos profesionales, pero los malos reclutadores de abogados en EE.UU. se comparan con vendedores de autos, cazatalentos o vendedores de bienes raíces, por lo que identificarlos es esencial. Por otra parte, el tamaño del mercado hace que la realidad chilena sea diferente.

Pierina Cavalli

La industria legal es una difícil. No hay suficientes ofertas de trabajo para la cantidad de abogados que egresan de las universidades. Y ése no es un problema solamente chileno o sudamericano: en Estados Unidos también pasa. Esto significa que los más prestigiosos estudios de abogados pueden ser quisquillosos y muy selectivos con quienes quedan en sus procesos de selección, contratando solo lo mejor de lo mejor.

El artículo “There are bad legal recruiters out there so beware” de Amanda Griffin, publicado en JD Journal afirma que en Estados Unidos, menos del 3% de los abogados van a estar alguna vez calificados para que un reclutador los pueda posicionar en un puesto permanente en una prestigiosa firma. Y menos del 1% de los abogados va a obtener el empleo gracias a un reclutador. “Lo que hacen los malos reclutadores legales es convencer a los abogados de que están en el porcentaje más alto de su categoría, para hacerles creer que tienen una oportunidad de obtener ciertos cargos, solo para poder cobrar su comisión”, dice la nota.

Por eso, no se puede confiar en todos los reclutadores legales. El artículo de JD Journal hace referencia a que a menudo pueden colocarse en la misma categoría de un vendedor de autos, agentes de bienes raíces y agentes de talentos. “Los reclutadores solo trabajan para conseguir un puesto para su cliente y poder recoger su comisión, por lo que se puede esperar que el abogado tenga un trabajo rápido, pero que éste no sea bueno”.

Por otro lado, un buen reclutador recoge tanta información como le es posible. Ellos necesitan saber sobre las empresas, las tendencias, los puestos de trabajo con el fin de encontrar la mejor firma para su cliente trabaje allí. “Si el reclutador no se comunica con su cliente por lo menos una vez a la semana, entonces hay un problema, el abogado que contrata los servicios de un reclutador, debe estar seguro de que él está trabajando minuciosamente para encontrarle la mejor oportunidad laboral”, cuenta el artículo.

Reclutadores en Latinoamérica

Felipe Lavín es director de Idealis Legal Recruitment, consultora dedicada exclusivamente al hunting de abogados, que nació en Chile y ya está operando en México. En su opinión, “Estado Unidos es un mercado enorme, por eso pueden darse el lujo de existir malos reclutadores legales que te convencen de cambiarte de pega para cobrar un honorario. Por otro lado, el mercado legal chileno es más pequeño; no se nos ocurriría pensar a corto plazo y hacer un proceso sólo para ganarnos la comisión”.

Para asegurar que el trabajo esté bien hecho, el equipo de Idealis entrega una garantía sobre la contratación, haciendo un seguimiento al candidato y al empleador. “Así vemos si ese ‘perfect match’ que procuramos lograr, se mantiene al menos durante todo el primer año de trabajo del abogado”, cuenta Lavín.

Reproducción autorizada por Idealix Lex ReportsVer artículo original




No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad