Pertos hispania Directorio es el servicio de Law&Trends para buscar abogados

LawAndTrends


Electronic discovery (también conocido como E-discovery o Ediscovery) referido al uso de técnicas de búsqueda automatizada de información relevante dentro de la ingente documentación usada en los pleitos o en una investigación, tan de moda desde hace 10 años en Estados Unidos, aterriza en el Reino Unido y Alemania.

¿Qué es el E-Discovery?

Discovery, en la legislación estadounidense, es un procedimiento prejudicial en el que cada una de las partes puede obtener evidencias de la otra parte mediante la solicitud, a la otra parte o terceras partes ajenas al pleito, de responder a ciertas preguntas, interrogatorios, entrega o depósito de documentos, etc. El mismo procedimiento se recoge en la legislación inglesa con el nombre de disclosure pero se suele usar solo en pleitos civiles complejos. No como en EEUU donde su uso está mucho más extendido.

E-discovery es el uso de tecnologías para realizar búsquedas automátizadas en dicho procedimiento lo que permite por un lado ahorro de tiempo y dinero para las partes y por otro menor riesgo de pasar por alto información relevante para el caso. Difícil de encontrar cuando la documentación a manejar es ingente cosa que cada vez es más habitual.

La ley procesal civil federal estadounidense (Federal Rules of Civil Procedure Law) establece en su regla 26 la obligatoriedad que tienen todas las partes de identificar a todas las personas o entidades que puedan estar relacionados con el caso, así como de facilitar una copia de toda la documentación y archivos electrónicos relacionados con el mismo sin necesidad de esperar a que la otra parte lo solicite. Muchos estados recogen en la normativa procesal estatal reglas semejantes.

El caso de uso sencillo de estos procesos implica la carga de archivos Word, Excell, e-mails, páginas web, etc en una herramienta de E-discovery la cual mediante una búsqueda inteligente usando, por ejemplo, palabras clave (además de Big Data, Inteligencia artificial, búsquedas por lenguaje natural, reconocimiento de imágenes, voz, etc.…) identificará aquellos más relevantes y los devolverá en formato imagen para que el usuario pueda guardarlos. Separando de esta manera el grano de la paja.

El E-discovery es un negocio que mueve, principalmente en Estados Unidos, 10.000 millones de dólares en el que hay soluciones tecnológicas para cubrir desde las necesidades más básicas (Lexbe, Nextpoint, Logikcull, CasePoint...) a las más complejas que se nos puedan ocurrir.

En los casos sencillos el propio usuario realiza las búsquedas mientras en los casos complejos se cuenta con expertos en el manejo de estas herramientas.

¿Cómo está implantándose en Europa?

El uso de ingentes volúmenes de información en los pleitos no es algo que solo ocurra en Estados Unidos. Cualquier gran pleito entre, por ejemplo, grandes empresas de cualquier lugar del mundo supone, manejar cantidades de información similares. De ahí que no sorprenda que International Data Corporation's (IDC) pronostique que en 2019 un 23% del mercado de E-discovery provenga de Europa. Principalmente del Reino Unido y Alemania.

En el caso del Reino Unido sus tribunales aprobaron en 2015 el uso de la revisión asistida por tecnología (TAR). Mediante el uso de algoritmos la TAR permite revisar millones de documentos para identificar aquellos relacionados con un caso.

En el caso de Alemania se trata de un país netamente exportador con muchas multinacionales que operan por todo el mundo algunas de las cuales se han visto estos últimos años envueltas en casos muy sonados de corrupción como ha sido el caso de Siemens. Hay que tener en cuenta que si una empresa alemana tiene un litigio en o con una empresa estadounidense o inglesa se va a topar con el e-discovery. Por la normativa alemana y de la UE relativa a protección de datos las actividades de e-discovery se tienen que practicar en suelo alemán ya que lo datos no se pueden enviar a Estados Unidos.

En el caso alemán el incremento de estas tecnologías no ha venido solo de la mano de litigios sino también de auditorías internas que grandes y medianas empresas hacen para evitar futuros problemas legales.




No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad