Ferrer-Bonsoms Directorio es el servicio de Law&Trends para buscar abogados

LawAndTrends



La nueva propuesta, dirigida a administraciones públicas y organismos encargados del patrimonio histórico y cultural, consiste en una aplicación que permite recrear el pasado de las ciudades a través de la realidad virtual y aumentada.

Cuando pensábamos que estaba todo inventando en la industria del turismo, una de las locomotoras que impulsa nuestra economía, hemos sabido de un nuevo negocio que surge de este entorno como son los viajes al pasado.

Esta iniciativa está siendo impulsada desde Auren, firma líder en prestación de servicios profesionales, e Imageen, empresa pionera en la aplicación de la realidad aumentada al turismo cultural, que se han aliado para unir la experiencia en consultoría turística y la tecnología en una nueva forma de explotación del turismo: los viajes al pasado histórico de las ciudades a través de la realidad virtual.

La ciudad de Tarragona ha arrancado con este tipo de viajes de la antigua ciudad romana de Tarraco con esta novedosa aplicación. En menos de cinco semanas, la aplicación tuvo más de 30.000 descargas para poder visitar la capital catalana. “España es el segundo país por patrimonio histórico de Europa. Tenemos una oportunidad única de desarrollar aún más el sector turístico”, señalan desde Auren.

Viaje al pasado

Se trata de un novedoso servicio turístico con el que, a través de smartphones, tabletas y gafas de realidad virtual e inmersivas, los visitantes podrán ver cómo eran en la antigüedad los lugares en los que se encuentren, gracias a una recreación histórica del pasado, con interacción y visión de 360 grados.

De esta forma, las dos compañías españolas ponen a disposición de las administraciones públicas y de los diferentes organismos responsables de la explotación del patrimonio histórico y cultural de ciudades o municipios, una solución integral de consultoría, tecnología y contenidos, para la explotación de un servicio turístico único, que ofrecerá al visitante una novedosa experiencia como es la de un auténtico viaje al pasado.

Auren es una firma líder en prestación de servicios profesionales de auditoría, asesoramiento legal, consultoría y corporate. La compañía cuenta con casi 700 empleados en sus 15 oficinas de España, más de 1.500 en todo el mundo y 36 oficinas permanentes en el extranjero.

 Por su parte, Imageen es una empresa española que nace en 2014 con la vocación de transportar al visitante a un pasado histórico real a través de la tecnología y en soportes como los smartphones, tabletas y gafas de realidad virtual. La vocación de la compañía es ser líderes europeos en la explotación del turismo cultural a través de las nuevas tecnologías

Nuevas experiencias a través de la tecnología

El Presidente de Auren, Mario Alonso, aseguró hace uno días en la presentación del nuevo servicio que “el turismo en España es un sector clave y su evolución conlleva la expansión hacia nuevos sectores y formas de negocio.

“El turista está buscando nuevas formas de vivir los viajes y demanda nuevas experiencias a través de la tecnología”, explicó Eduardo Romero, socio de Consultoría de Auren. “España es el segundo país por patrimonio histórico de Europa. Tenemos una oportunidad única de desarrollar aún más el sector turístico”, añadió.

 Por su parte, Andrés Serrano, socio de Imageen, subrayó que este nuevo servicio permite ofrecer “un valor añadido en las ciudades y lugares de interés”. “Estamos creando un nuevo sector: viajar al pasado”.

La ciudad de Tarragona ha sido el proyecto pionero de esta nueva forma de turismo, que permite descubrir la antigua ciudad romana de Tarraco con esta novedosa aplicación. En menos de cinco semanas, la aplicación tuvo más de 30.000 descargas para poder visitar la capital catalana.

Con esta alianza, Auren e Imageen pretenden ser pioneros en el establecimiento de esta nueva forma de explotación turística, a la vez que ofertar el servicio para los enclaves históricos y culturales, que no necesitarán de inversiones en infraestructuras ni instalaciones.

Estos “viajes al pasado” tienen como objetivo generar nuevas fuentes de ingresos para los organismos responsables de la explotación del servicio, multiplicar el número de visitantes de los lugares en los que se establezca y facilitar la difusión y el conocimiento de los descubrimientos arqueológicos o paleontológicos. Además, las ciudades o municipios que adopten esta nueva forma de turismo, son susceptibles de integrarse en las iniciativas Smart City – ciudades que aprovechan las nuevas tecnologías para ofrecer nuevas experiencias turísticas-.




No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad