Foro Legal & Empresarial sobre Compliance en Panam - eventos moncada

LawAndTrends



  • En el 27% de las familias españolas, las parejas se conocieron en el marco de un programa Erasmus, y el volumen de niños nacidos de estas relaciones supera ya el millón

Los conflictos matrimoniales con componente extranjero, derivados de la diferente nacionalidad de los cónyuges, están aumentando en España y generan problemas y dudas acerca de la competencia judicial y la ley aplicable, asegura la abogada experta en Derecho de Familia Isabel Winkels Arce, que además preside la Sección de Familia y Sucesiones del ICAM. La experta, que participó en la jornada Familia y Sociedad en la España del siglo XXI, organizada en Madrid por la Fundación Ankaria y el Instituto CEU de la Familia, explicó que en los últimos años se ha desarrollado una importante normativa internacional sobre este campo, si bien aclaró que los procedimientos se complican para las partes cuando el derecho interno se contrapone a los convenios internacionales. 

A esta mayor incidencia de los conflictos matrimoniales con componente extranjero ha contribuido, según explicó Winkels, el crecimiento de la población inmigrante en España, que actualmente representa más del 10% del total; la libre circulación de ciudadanos en el territorio europeo, los desplazamientos de expatriados e, incluso, la movilidad estudiantil. Señaló la experta que, en el 27% de las familias españolas, las parejas se conocieron en el marco de un programa Erasmus, y el volumen de niños nacidos de estas relaciones supera ya el millón.

Wilkens recomendó, para evitar problemas cuando uno de los contrayentes sea extranjero, suscribir convenios prematrimoniales en los que quede reflejado de forma patente cuál será el tribunal competente en caso de conflicto entre la pareja y la ley nacional que será aplicable.

Ascenso de la custodia compartida

La fiscal de Familia de Madrid Carmen  Marticorena, se refirió a la protección por el Ministerio Fiscal de los derechos de los menores en los conflictos matrimoniales, y de cómo ha de protegerse a estos a la hora de adoptar decisiones sobre el ejercicio de la patria potestad o el sistema de custodia. La fiscal explicó que actualmente más del 76% de los procedimientos de divorcio en España son de mutuo acuerdo, y que desde 2005 se está produciendo un cambio en la aplicación de la custodia de los hijos  hacia el modelo de custodia compartida, que en 2014 ya representaba más de un 21%. Señaló la fiscal que la custodia compartida “debe ser un traje a medida de la familia, y no un acuerdo de distribución del tiempo al 50%”. A su juicio, lo que mejor funciona es el “lapso de alternancia semanal”.

Por su parte, la profesora de la Facultad de Medicina de la Universidad San Pablo CEU Cristina Noriega subrayó la importancia de “dar voz a los hijos del divorcio”, con el fin de evitarles sufrimientos que pueden derivar en problemas de autoestima, menor rendimiento escolar o afecciones psicosomáticas.

 

 




No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad