Directorio es el servicio de Law&Trends para buscar abogados y profesionales jurdicos

LawAndTrends


  • El 75% de los encuestados por Legálitas admite no conocer todos los pasos que hay que dar cuando se es víctima de un accidente de tráfico
  • Solicitar datos a testigos, hacer fotos, grabaciones o anotar las matrículas de otros vehículos, son fundamentales para demostrar cómo han ocurrido los hechos.​

Según los datos obtenidos por el Observatorio Jurídico de Legálitas, el 75% de los conductores no saben cómo actuar o qué pasos básicos legales hay que dar, cuando han sufrido lesiones en un accidente de tráfico, en función de las consultas formuladas por los clientes, analizadas por los abogados, y de la encuesta elaborada en las redes sociales.

Con motivo del Día Mundial en Recuerdo de las Víctimas de Accidentes de Tráfico, desde Legálitas ofrecemos algunas pautas legales, pensando en los próximos desplazamientos en los que las carreteras españolas se llenarán de coches, para saber cómo actuar en caso de sufrir un accidente de tráfico:

1.-  Consigue las pruebas antes de que sea tarde.

En el momento y lugar del accidente solicita datos a los testigos, haz fotos y grabaciones y anota las matrículas de otros vehículos, especialmente del que consideremos causante del accidente. Nos ayudará en caso de que el causante o su compañía aseguradora no asuman su responsabilidad.

2.- Reúne todos los datos que puedas del vehículo contrario si se ha dado a la fuga.

Será muy necesario contar con los máximos datos posibles para poderle identificar. Intenta que los testigos recuerden al menos la marca, el color o modelo del vehículo si no ha sido posible anotar la matrícula. Será mejor si avisas a la policía o guardia civil para que ellos mismos pregunten a los testigos.

3.- Rellena un parte amistoso o llama a la policía.

Si la otra parte está de acuerdo contigo en cómo han ocurrido los hechos, rellenad un parte amistoso. Si no es posible, avisa a la policía para que levante un atestado.

4.- Acude al hospital o centro de salud.

Aunque en ese momento no tengas síntomas, conductor y ocupantes deben acudir al centro de salud o al hospital más próximo. La lesión puede surgir más adelante.

5.- Los ocupantes del vehículo siempre son perjudicados.

Incluso aunque el causante del accidente sea el conductor del vehículo en el que viajan. En ese caso pueden reclamar a su aseguradora. Por eso es importante que sigan el procedimiento de reclamación de lesiones sea quien sea el causante del accidente.

6.- Solicita y guarda toda la documental médica.

Para reclamar la indemnización que te corresponde por las lesiones es conveniente disponer de toda la documentación que te hayan facilitado, pruebas médicas realizadas, días de baja, hospitalización, tratamiento… etc.

7.- Conserva las facturas.

También es importante conservar todas las facturas de los gastos que hayas sufrido con motivo del accidente (farmacia, transporte, rehabilitación privada, daños del vehículo…) ya que también podrán ser objeto de reclamación al causante del accidente.

8.- Contacta con la aseguradora del vehículo causante del accidente.

Será raro que la aseguradora del causante no se haya puesto en contacto contigo para hacer un seguimiento de la evolución de la lesión, pero si no lo ha hecho, es conveniente contactar con ella y enviarle la documentación de la que dispones. Este trámite es obligatorio, igual que dejarte visitar por sus servicios médicos si te lo piden y no podrás reclamar en vía judicial si no lo has hecho.

En caso de que el contrario no tenga seguro, me indemnizará el Consorcio de Compensación de Seguros. Posteriormente el Consorcio reclamará al titular del vehículo que además se enfrenta a sanciones administrativas por carecer de seguro.

9.- Si no estás de acuerdo con lo que te ofrecen solicita un informe pericial al Instituto de Medicina Legal

Antes de que transcurran 3 meses desde que enviaste la documentación a la aseguradora, ésta deberá hacerte una oferta en la que explique todos los conceptos en los que se basa. Si no estás conforme deberemos notificar nuestra disconformidad a la compañía y después solicitar informe pericial (con cargo a la compañía aseguradora)  al Instituto de Medicina Legal, que es un organismo imparcial, en las Comunidades Autónomas en los que esté en funcionamiento.

10.- Demanda.

Si el informe del IML concediera más importancia a tus lesiones y aun así la compañía de seguros siguiera sin ofrecerte la indemnización que crees que te corresponde puedes interponer una demanda judicial. Será necesario aportar una pericial médica privada, si bien puede basarse y mencionar el otro del Instituto Médico Legal.  

 




No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad