Directorio es el servicio de Law&Trends para buscar abogados y profesionales jurdicos

LawAndTrends



Con motivo de la celebración de las fiestas navideñas de este año, en Indemnización por Accidente quieren aclarar algunos aspectos importantes y dudas frecuentes que surgen acerca de la conducción bajo los efectos del alcohol, y, especialmente, de sus consecuencias en caso de sufrir un accidente. Y es que, quiénes conducen bajo los efectos del alcohol pone en riesgo no sólo su propia seguridad, sino la de otros usuarios de la vía pública con consecuencias que pueden ser muy graves o incluso fatales

“Por nuestra experiencia, desgraciadamente es muy habitual que en un accidente de tráfico alguno de los conductores implicados en el mismo de positivo por consumo de alcohol u otras sustancias estupefacientes, este consumo no es nunca compatible con una conducción segura y responsable como nos recuerdan en cada campaña navideña desde la DGT” indica José Luis Gil ,investigador y reconstructor de accidentes de Indemnización por Accidente SL.

¿Qué ocurre en un accidente en el que un conductor da positivo por alcohol o drogas?

Ante un accidente de este tipo se pueden dar diferentes circunstancias que tendrán una incidencia importante en la determinación de quién debe hacerse responsable de las indemnizaciones a pagar “Nos encontramos con personas que sufren un accidente con un conductor ebrio y prefieren no denunciar ni avisar a la policía pensando que perderían su derecho a la indemnización, pero esto no es así´” comentan desde el bufete.

En caso de que el conductor responsable del accidente de positivo por alcohol (o drogas) tendrá que hacer frente a las indemnizaciones por los daños personales y materiales que haya producido, además, recaerá sobre él la correspondiente sanción administrativa y, en los casos de accidentes más graves, puede tener incluso consecuencias penales con condenas de prisión incluidas. El seguro no cubrirá los daños que hay sufrido el propio conductor, pero si los de los ocupantes del vehículo o los daños ocasionados a la parte contraria.

También puede darse el caso de que uno de los conductores implicados en el accidente pueda dar positivo pero no ser responsable del mismo, por ejemplo, el conductor contrario no ha consumido alcohol pero se salta un stop y embiste al coche del conductor que da positivo, este último tendrá derecho a reclamar la indemnización correspondiente, pero esto, en caso de acudir los cuerpos de seguridad y practicarle la prueba de alcoholemia no le exime de la correspondiente sanción administrativa.

El seguro no responderá por el asegurado en caso de positivo

“La persona responsable de causar un accidente de tráfico circulando bajo los efectos del alcohol no estará cubierta, el seguro del vehículo o en su caso, el consorcio de compensación de seguros harán frente a las indemnizaciones que se deban pagar al contrario en función del baremo que regula las indemnizaciones por accidentes de tráfico, sin embargo, después, repercutirá sobre el conductor que dio positivo las cantidades pagadas, pudiendo en su caso repercutirlas incluso sobre el patrimonio personal de esta” comentan los abogados de Indemnización por accidente, estas cantidades pueden superar incluso el millón de euros, como se puede comprobar al calcular indemnizaciones con la calculadora que este despacho de abogados especializados pone a disposición de todos los usuarios de forma gratuita.

¿Y si un peatón bajo los efectos del alcohol causa un accidente?


Los peatones son usuarios de la vía y, como tales, en ocasiones, provocan accidentes de mayor o menor gravedad, el riesgo se incrementa con determinados factores, como la edad, pero de forma importante cuando estos han consumido alcohol o drogas, ·son frecuentes los atropellos de peatones que cruzan de forma temeraria calles o carreteras tras haber consumido alcohol, este ralentiza los movimientos y reflejos y puede ocasionar gravísimos accidentes, la persona que ha sufrido el atropello puede tener que someterse a la prueba de alcoholemia y, en caso de dar positivo, aunque no tendrán la misma sanción que los conductores de vehículos, si pueden ver cómo les imponen una multa que puede ir de los 500 a los 1.000 €” comenta José Luis que añade “de ser considerados responsables civiles del accidente, tendrán que hacer frente al pago de las indemnizaciones correspondientes al conductor del vehículo, tanto por los daños personales como materiales que se hayan podido ocasionar, tanto al conductor como al mobiliario urbano...”

En conclusión, al volante, y, en la medida de lo posible, también como peatones, se debe evitar el consumo de alcohol o estupefacientes para reducir de forma importante el riesgo de sufrir un accidente y las consecuencias que de ellos se derivan.




No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad