Foro Legal & Empresarial sobre Compliance en Panam - eventos moncada

LawAndTrends



Resulta habitual en la práctica judicial-civil la adjudicación en la sentencia de divorcio del uso y disfrute del domicilio familiar al progenitor al que se le atribuye la guardia y custodia de los hijos nacidos en el seno del matrimonio, con independencia de la efectiva titularidad del bien inmueble, escenario en el que el desahucio por precario juega un papel fundamental.

Sin embargo, tal y como reconoce la jurisprudencia emanada de nuestro Tribunal Supremo, tal regla quiebra en los supuestos en que dicho inmueble hubiera sido cedido en precario al matrimonio, esto es, sin contraprestación ni fijación de plazo. La cuestión no es baladí ya que resulta frecuente el supuesto de que los propietarios de la vivienda sean los padres de uno de los cónyuges y la cedan al matrimonio para que en ella establezcan su domicilio familiar.



LEER NOTICIA COMPLETA.



No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad