Directorio es el servicio de Law&Trends para buscar abogados

LawAndTrends



Según la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en el mundo existen, a día de hoy, un total de 194 países reconocidos. Sin embargo, a pesar de este amplio abanico geográfico, uno no puede elegir en cuál de ellos nacer. Eso sí, escoger a cuál de todos se quiere pertenecer, sí es posible. ¿Cómo? A través de la nacionalidad.

La nacionalidad es el vínculo jurídico que tiene una persona con un Estado, y que le atribuye la condición de ciudadano de esa misma región, haya nacido en ella o no. De la misma manera, esta pertenencia conlleva una serie de derechos y deberes políticos y sociales.

Pero, ¿cómo se solicita la nacionalidad de un país cuando no se ha nacido en él? ¿Qué requisitos son necesarios para poder pedirla? En reclamador.es sabemos que son muchas las dudas que surgen en torno a este tema. Por ello, vamos a explicarte, en distintas publicaciones, cómo se puede obtener la nacionalidad española y cuáles son las diferentes maneras de hacerlo. En esta primera entrega, vamos a hablarte sobre la nacionalidad española por residencia. ¡Toma nota!

 

¿Qué es la nacionalidad española?

La nacionalidad española es el vínculo jurídico que liga a una persona física con el Reino de España, y le atribuye la condición de ciudadano del país. Se trata tanto un derecho fundamental, como de un estatuto jurídico. Es por este motivo por lo que aquellos individuos españoles podrán disfrutar de unos derechos (que pueden exigir al Estado) y, del mismo modo, tendrán una serie de obligaciones y deberes que cumplir.

Estos derechos, deberes y obligaciones quedan recogidos en la Constitución Española de 1978, y deben ser los mismos para cada uno de los ciudadanos.

Entre los derechos individuales reconocidos en la Constitución, destacan: el de la igualdad ante la ley, el de la libertad religiosa o ideológica, el de la vida y la integridad física y el derecho a la enseñanza y al trabajo.

Por su parte, entre los deberes principales, se encuentran: el de trabajar, contribuir a los gastos públicos, defender a España y el deber de ayudar a los demás en caso de riesgo grave o catástrofe natural.

Antes de comenzar: contar con la ayuda de un profesional

En primer lugar, tienes que saber que para obtener la nacionalidad española, es necesario realizar una serie de trámites. Se trata de un proceso que, en ocasiones, puede resultar pesado y complicado. Por ello, desde reclamador.es, te aconsejamos que, antes de iniciar con la gestión de tu nacionalización, recibas asesoramiento por parte de un profesional. Esto, además de darte tranquilidad, agilizará el procedimiento. La ayuda de un abogado o de un experto en la materia, te permitirá saber qué probabilidades existen de que te concedan o no la nacionalidad. Y, del mismo modo, de si cumples con los requisitos exigidos o no. De igual manera, podrá guiarte a la hora de preparar la documentación necesaria y con cualquier inconveniente que pueda surgirte a lo largo de la gestión.

Maneras de conseguir la nacionalidad española: la residencia

Existen distintas maneras de obtener la nacionalidad española, que vienen determinadas en el Artículo 17 (y siguientes) del Código Civil de nuestro país. De esta manera, se podrá conseguir la nacionalidad española por origen, opción, adopción, filiación, carta de naturaleza y, la forma más habitual, por residencia. Este último tipo de permiso, es decir, la nacionalidad por residencia, tendrá relación con el tiempo que, el ciudadano que lo solicita, lleve en España.

 

Requisitos para solicitar y obtener la nacionalidad por residencia

Al ser la residencia la manera más común de obtener la nacionalidad en nuestro país, vamos a explicarte qué requisitos son necesarios para poder solicitarla.

Cumplir los plazos de residencia legal exigidos

Como norma general, para poder solicitar la nacionalidad española por residencia, es necesario poder acreditar 10 años de residencia legal y continuada en el país. Además, este tiempo de residencia debe ser inmediatamente anterior a la solicitud. No obstante, tienes que saber que existen algunos casos en los que el periodo de residencia exigido se reduce. Estos supuestos son:

  • Cinco años de residencia para la concesión de la nacionalidad española para aquellos que hayan obtenido la condición de refugiado.
  • Dos años de residencia para la concesión de la nacionalidad española para aquellos nacionales de países Iberoamericanos, de Andorra, Filipinas, Guinea Ecuatorial, Portugal, o personas de origen sefardí.
  • Un año de residencia para la concesión de la nacionalidad española para quienes hayan nacido en territorio español, se hayan casado con un español o española, viudos o viudas de españoles, nacidos fuera de España con antecedentes de parentesco español, y para aquellos que no ejercieron debidamente su derecho a adquirir la nacionalidad española por opción.

En cualquiera de los casos, para poder optar a la nacionalidad por residencia, el interesado deberá acreditar que ha tenido una buena conducta cívica, y que cuenta con un suficiente grado de integración en la sociedad española.

La residencia debe ser continuada e inmediatamente anterior a la presentación de la solicitud.

¡Ojo! El tiempo como estudiante (con visado de estudios) no computa a efectos de nacionalidad. 

Realizar los exámenes de Nacionalidad Española

Otro de los requisitos básicos para poder optar a la nacionalidad española es, como te hemos dicho, demostrar que se tiene un suficiente grado de integración en la sociedad. Pero, ¿cómo se hace? Realizando y superando una serie de exámenes a través de los que se valora el conocimiento de la Constitución española y de la realidad social y cultural españolas. Estos exámenes son el CCSE (Conocimientos Constitucionales y Socioculturales de España) y el DELE (Nivel de español). Los menores de edad y las personas con algún tipo de incapacidad quedarán exentos de ellos.

Estas pruebas se realizarán en toda la red de los centros del Instituto Cervantes. Las fechas y los plazos de inscripción podrán consultarse en su web.

Carecer de antecedentes

Otro requisito es el de acreditar que se ha tenido una buena conducta cívica. Esto es, no haber tenido problemas policiales o penales. Esto significa que, aquellas personas que hayan tenido problemas con la justicia o tengan antecedentes penales en España o en sus países de origen, vean, probablemente, denegada su nacionalidad.

Por este motivo, es muy importante que, en caso de tener antecedentes de este tipo, procedas a su cancelación antes de presentar tu solicitud de nacionalidad española por residencia

Documentación en vigor

¡La documentación siempre en vigor! Prácticamente todos los documentos que se exigen para solicitar la nacionalidad española tienen un plazo de vigencia. Por esto, es muy importante que lo conozcas y tengas todos ellos en regla. Incluídos los de tu país de origen en caso de no haber nacido en territorio español. Presentar documentos caducados supondrá la denegación de la nacionalidad.

¡Recuerda! Todo documento extranjero deberá mostrarse debidamente legalizado y, si fuera el caso, traducido, para que se considere válido en España. 

No pasar mucho tiempo fuera de España durante el trámite la nacionalidad

Para que la nacionalidad por residencia sea aprobada, es imprescindible que la residencia legal sea estable y continuada. Antes y durante el proceso de nacionalización. Cualquier salida prolongada del país podría considerarse como motivo para denegar la nacionalidad.

 

¿Quiénes pueden solicitar la nacionalidad española por residencia?

Podrán solicitar la nacionalidad española por residencia:

  • El interesado por sí mismo, siempre y cuando sea mayor de 18 años o se encuentre emancipado.
  • Los mayores de 14 años asistidos por su representante legal.
  • Los representantes legales de los menores de 14 años.
  • Personas incapacitadas (por sí mismas) o a través de sus representantes legales en función de lo que se señale en la sentencia de incapacitación.

¿Qué documentos necesito para solicitar la nacionalidad española por residencia?

Antes de nada, tienes que saber que toda la documentación necesaria para tramitar la solicitud de la nacionalidad por residencia, deberá ser entregada en el Registro Civil del domicilio del interesado o de su representante, según el caso.

Los documentos exigidos son los siguientes:

  • Partida de nacimiento. La partida de nacimiento se debe solicitar en la ciudad en la que se haya nacido (o en la que hayas sido inscrito). Como norma general, se necesitará que ésta aparezca legalizada por el Ministerio de Exteriores del país de nacimiento.
  • Certificados de antecedentes penales. Serán necesarios dos documentos. El certificado de antecedentes penales del país de origen (cuando el interesado no haya nacido en España) y el de las autoridades españolas. El primero debe ser expedido en el país de origen del documento y legalizado por vía diplomática. El segundo, se debe pedir en el Registro Central de Penados y Rebeldes de España.
  • Certificado de empadronamiento. Se solicita en el ayuntamiento de la localidad en la que residas.
  • Certificado de residencia legal en España. Debe solicitarse en la subdelegación del gobierno correspondiente.
  • Documento que acredite que se cuenta con medios de vida para residir en España. Por ejemplo, un contrato de trabajo o un aval bancario.
  • Fotocopia del número de identificación de extranjero o de la tarjeta de residencia.
  • Fotocopia del pasaporte en todas sus páginas.

Ten en cuenta que, puede haber casos en los que sea necesario aportar documentación extra que acredite otro tipo de situaciones. Por ejemplo, si solicitas la nacionalidad por residencia porque estás casado con alguien español, será necesario el certificado del matrimonio. Por ello, te recordamos la importancia de contar con un experto en la materia. Podrá ayudarte a preparar la documentación que necesites dependiendo de cuál sea tu caso.

¿Qué pasa si me deniegan la nacionalidad española?

Una de las posibilidades con la que puedes encontrarte a lo largo del proceso de tu nacionalización, es que te la denieguen. Si esto ocurre, ¡tranquilo! Hay opciones y tu caso no tiene por qué terminarse ahí.

Lo primero que tienes que hacer es conocer el motivo por el que te han denegado la nacionalidad española. Las causas pueden ser variadas.

Por ejemplo, pueden denegarte la nacionalidad española porque alguno de los documentos que has entregado no está en vigor. La solución sería expedir un nuevo documento para que no esté caducado y puedas seguir adelante con tu nacionalización.

Sea cual sea el caso de la denegación, de nuevo, te aconsejamos consultarlo con un experto para ver cuáles son las opciones que cree más adecuadas para poder resolver el trámite correctamente.

 




No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad